Brigitte Bardot, denunciada por insultos racistas hacia habitantes de la isla francesa La Reunión

Hasta el presidente Macron habló del tema. La actriz de 84 años escribió una carta quejándose del maltrato que sufren los animales en el departamento francés. “Es una población degenerada”, afirmó.

By-WaLTNG_1256x620__1

La legendaria actriz Brigitte Bardot, que hace décadas lucha en defensa de los animales, ha sido denunciada por el prefecto (delegado del Gobierno) de la isla francesa La Reunión por proferir insultos racistas hacia sus habitantes.

En un comunicado, la Prefectura explicó que ha puesto en conocimiento de la Fiscalía una carta que recibió de la Fundación Brigitte Bardot, firmada por la estrella del cine francés, porque “comparte términos injuriosos y racistas hacia los habitantes de La Reunión”.

El máximo representante del Estado francés, el presidente Macron, onsideró que las palabras de la actriz de 84 años fueron “inaceptables” y “condenables” y que las considera susceptibles de constituir un delito.

En la controvertida misiva, Brigitte denuncia el trato que reciben los animales en la isla y señala que en algunas prácticas rituales de sacrificios, como las practicadas por la minoría tamil, hay “reminiscencias de canibalismo de los siglos pasados y deberían prohibirse”.

“Me avergüenzo de esta isla, del salvajismo que sigue reinando, de los riesgos que asumen los seres humanos que con peligro para sus vidas tratan de salvar a perros y gatos atacados por una población degenerada, todavía impregnada por costumbres ancestrales, tradiciones bárbaras que son sus raíces “, acusa Brigitte.

En su carta, Bardot le habló al prefecto encargado del departamento francés y le pidió que  “demuestre valor y le devuelva a esta isla demoníaca un poco de la humanidad que ha perdido”, después de haber subrayado que “los autóctonos han conservado sus genes de salvajes pero las leyes francesas están para ser respetadas y su función es aplicarlas”.

Brigitte además relató que está “desbordada” por las cartas que recibe en las que se alerta de “la barbarie” con la se trata a los animales, y sostiene que es el único departamento y territorio francés de ultramar que “sigue comportándose tan salvajemente” con ellos.

Fuente: Clarín