Cannes 2018: Wim Wenders presentó su documental sobre el Papa

MIRÁ EL TRÁILER. ¿Un documental sobre el papa Francisco dirigido por Wim Wenders en Cannes ? ¿Por qué no?.

2685251w1033

Al fin de cuentas, en el marco del festival y del mercado que se desarrollan en la Costa Azul francesa hay lugar para (casi) todo: mientras el mítico cineasta alemán presentaba Pope Francis: A Man of His Word, a pocos metros Keylor Navas, arquero costarricense del Real Madrid, daba entrevistas sobre Hombre de fe, película sobre su vida deportiva y sus fuertes creencias religiosas.

En el mejor y el peor sentido de la analogía, Cannes es como un supermercado con la mayor diversidad de los productos posibles. Solo hay que saber elegir.

Pope Francis, a man of his word, de Wim Wenders – Fuente: YouTube

Pope Francis: A Man of His Word le demandó al realizador de Alicia en las ciudades, El amigo americano, París, Texas, El estado de las cosas y Las alas del deseo más de dos años de trabajo. Fueron tres largas sesiones de entrevistas en interiores y jardines del Vaticano, y un minucioso trabajo de archivo que recopila los mejores conceptos de sus discursos por el mundo (ante presos, inmigrantes ilegales, representantes de pueblos originarios, líderes de otras religiones y políticos en lugares tan disímiles como las favelas de Río de Janeiro, centros de refugiados en Nápoles, Africa, Bolivia o la Filipinas azotada por un tifón) durante los ya más de cinco años de papado. También hay en el inicio imágenes de una intervención pública del por entonces arzobispo de Buenos Aires en Plaza de Mayo, en 1999.

Wim Wenders junto a su esposa Donata, en la proyección de gala del documental "Pope Francis, a man of his word", sobre el Papa Francisco
Wim Wenders junto a su esposa Donata, en la proyección de gala del documental “Pope Francis, a man of his word”, sobre el Papa Francisco Crédito: DPA.

Wenders, como indica el título del film, se concentra en la palabra de Francisco, quien con su habitual claridad, simpatía y carisma va fijando posición sobre los temas que han dominado su gestión: la crítica a la acumulación desmedida de riquezas, al consumismo exacerbado, al estilo de vida demasiado veloz, a la corrupción, a la contaminación de la Tierra, a la falta de trabajo y el hambre, a la discriminación de las minorías, a las políticas represivas en materia inmigratoria, a la pedofilia en la Iglesia y aconseja hablar menos y escuchar más, abrazar todos los días a los hijos, reír todo lo que se pueda y desarrollar el sentido del humor.

Wenders, subyugado por la figura del Sumo Pontífice, se limita a apelar a su voz en off para trazar un paralelismo entre las ideas de san Francisco de Asís y las del Papa. En ese sentido, no solo le pide a Bergoglio que explique la doctrina que abrazó como jesuita, sino que además filma en Asís y -en las únicas incursiones en la ficción- presenta en blanco y negro y con estética de cine mudo (aires de Carl Dreyer) recreaciones de la vida de San Francisco.

Prolijo y didáctico, Pope Francis: A Man of His Word -que tendrá un inminente recorrido por las salas comerciales de todo el mundo- es una aproximación única por la proximidad e intimidad que tuvo y registró Wenders. Una película que, por supuesto, fascinará a sus seguidores con una síntesis de sus logros y de los profundos cambios (de estilo, de formas y de contenido) que imprimió en el ámbito de la Iglesia Católica.