Comenzó el rodaje del documental sobre la tanguería que apadrinó Julio Cortázar

El filme "Un sueño en París", un nuevo documental de Sergio Cucho Costantino, en el que trabaja Jean Pierre Noher y que narra la historia de la tanguería parisina "Trottoirs de Buenos Aires", finalizó su primera etapa de rodaje en Buenos Aires.

trottoirs

Noher, que acaba de editar su primer disco como cantante, se representa a sí mismo en la búsqueda de la identidad que une a Francia con Argentina y para ello se conecta con aquel café concert que revivió al tango en el mundo, por medio de entrevistas a los protagonistas del hecho.

En esta primera semana de filmación, pasaron ante la cámara Susana Rinaldi (socia fundadora de la tanguería), Rodolfo Mederos (que filmó allí “Las veredas de Saturno”, de Hugo Santiago), Jairo (asiduo concurrente), Guillermo Galvé y Amelita Baltar (quienes cantaron) y los escritores Tomás Barna (fundador y curador) y Horacio Salas (presentó su libro “El tango”).

El “Trottoirs de Buenos Aires” estuvo abierto entre 1981 y 1992 en el barrio de Le Halle y funcionó como un antecesor al suceso Tango Argentino, con presentaciones como las del Sexteto Mayor, el Sexteto Tango, Salgán-De Lío, Ástor Piazzolla y Josefina, entre otros.

La segunda etapa de rodaje está programada para septiembre en París, ciudad a la que Noher se dirigirá en busca de la parte francesa que complete la historia.

Esta tanguería tuvo 23 socios reunidos por el músico Edgardo Cantón, quien en 1979 musicalizó los tangos de Cortázar, cantados por Juan Cedrón y grabados en el disco “Veredas de Buenos Aires”.

Así, dos años más tarde y con asociados como Antonio Seguí y Horacio Ferrer, Cantón dio vida a un lugar por el que pasaron como público el propio Cortázar, José Pons, Uña Ramos, el ex presidente portugués Antonio Soarez y Carolina de Mónaco, entre otros.

Se trata del sexto largometraje de Costantino, quien debutó con el documental sobre Miguel Abuelo (“Buen día, día”) y siguió con el de Federico Moura (“Imágenes Paganas”).

Este jueves, el realizador estrena “El Club de los 50”, una cinta que muestran cómo viven músicos alejados de las cámaras, pero reconocidos por el público, como el Vasco Basterrica, Claudia Puyó o Willy Crook.