Cómo Judy Garland fue manoseada y acosada por poderosos hombres de Hollywood

Hace casi dos décadas, el biógrafo Gerald Clarke, mientras investigaba un libro sobre Judy Garland, tropezó con una vieja columna de chismes que señalaba que la actriz estaba trabajando en unas memorias para Random House.

judy-garland-color_subherojpg

Esto despertó la curiosidad de Clarke, y luego se lo contó a Entertainment Weekly. Jamás se publicó ninguna memoria. Clarke envió a su asistente de investigación a la biblioteca de la Universidad de Columbia, donde la empresa editora almacena sus archivos, para ver si había alguna carta sobre el proyecto. Hubo 30.

Ah, por cierto. También hay una autobiografía“, dijo el investigador.

Estaba incompleta, solo habían 68 páginas. Pero Clarke se sorprendió por lo que descubrió en ese documento: que Garland, una de las actrices más famosas del mundo, fue manoseada y hostigada repetidamente por Louis B. Mayer, el famoso productor y cofundador de los estudios Metro-Goldwyn-Mayer.

Con el mundo obsesionado y asqueado por las acusaciones de acoso sexual contra actrices y actores en contra de algunos de los nombres más importantes de Hollywood (Harvey Weinstein, Kevin Spacey, Louis CK, Dustin Hoffman…), vale la pena recordar que este intolerable comportamiento ha sido tolerado en el mundo del espectáculo, siempre y cuando ha brillado la luz.

Kevin Spacey (Archivo)

Kevin Spacey (Archivo)

Las víctimas históricas incluyen a Marilyn Monroe, Beverly Aadland, Joan Collins e incluso Shirley Tempe, quienes confesaron haber sido abusadas en sus propias memorias.

Todo el mundo sabe lo que pasa en los sofás de las audiciones, pero nadie pensó que Judy había sido sometida a presiones sexuales por parte de los altos mandos de MGM“, explicó Clarke durante una entrevista con ABC News.

Comenzó en la época en la que Garland interpretaba a Dorothy en El Mago de Oz. Ella tenía 16 años.

Tener sexo fue considerado como una ventaja de poder y pocas mujeres escaparon a las demandas de Mayer y sus subordinados“, escribió Clarke en Get Happy: The Life of Judy Garland hablando sobre los casos de abuso.

“Entre los 16 y los 20 años, Judy recibió varias proposiciones sexuales. Estoy segura de que todos lo intentaron”, explica. El primero que ocupaba la lista era el propio Mayer que, siempre elogiaba su voz. Para “comprobar” que ella cantaba desde el corazón, el productor colocaba su mano sobre su pecho izquierdo para mostrar donde estaba el corazón. “A menudo pensé que tenía suerte de no cantar con otra parte de mi anatomía”, relató. Ese escenario se repitió muchas veces hasta que, al fin, crecida, Judy lo detuvo. “Señor Mayer, nunca más vuelva a hacer eso. Simplemente no lo toleraré”, tuvo la valentía de decir.

¿Cómo reaccionó Mayer?

Gritó.

“¿Cómo puedes decirme eso a mí que te amo?”, le preguntó a Garland, que describió su desprecio por él décadas después en sus memorias inéditas, escribiendo que “es sorprendente cómo estos grandes hombres, que habían estado con tantas mujeres sofisticadas durante toda su vida, podían actuar como idiotas”.

Si Mayer fue el más persistente, no fue el más vil, tal y como escribió Clarke.

Otro ejecutivo, al que Judy no identificó, la convocó en su oficina, al igual que a tantas otras estrella de Metro. Evitando cualquier pretensión de hablar, él exigió tener relaciones sexuales. Ese era su estilo“, recordó Judy. Cuando ella se negó… comenzó a gritar. “Escúchame, antes de irte, quiero decirte algo. Te arruinaré y puedo hacerlo. Acabaré contigo si eso es lo último que haga”, dijo en un tono amenazante.

Además de ser amenazada y hostigada, Garland fue humillada para que perdiera peso. Abusó de las drogas y el alcohol y murió en 1969 de una aparente sobredosis accidental de barbitúricos. Ella tenía 47 años.

Hay algo irónico e inquietante al descubrimiento de Clarke del abuso que soportó Garland.

Harvey Weinstein

Harvey Weinstein

En 2009, aproximadamente una década después de que se publicara la biografía, las revistas especializadas de Hollywood se llenaron de alicientes después de que el libro fuera elegido para una película, donde Garland reviviría en la gran pantalla gracias a la interpretación de Anne Hathaway.

“Es un proyecto muy delicado, y se han contado tantas historias sobre su vida que realmente estamos tratando de hacerlo bien”, contó la actriz en 2010 a la BBC.

La película aún no ha llegado a la fase de producción, y parece aún más improbable que lo haga ahora.

El productor es Harvey Weinstein.

Fuente: Infobae