Disney compró los activos de entretenimiento de la 21st Century Fox por U$S 52.4 mil millones

Fox, Fox Searchlight Pictures, Fox 2000, 20th Century Fox Television, FX Productions y los derechos al canal de televisión, Fox21, FX Networks, National Geographic íntegro, Fox Sports Regional Networks, Fox Networks Group International, y Star India pasaron a manos de la que se acaba de convertir en la mayor compañía de entretenimiento del mundo.

Disney-Fox-990x556

Finalmente ocurrió. Después de muchas idas, venidas e histeria colectiva, se cumplió la autoprofecía. La Twentieth Century Fox estampó la firma y Disney acaba de comprar su división de cine y televisión por U$S 52.400 millones.

Si bien creíamos que no, finalmente sucedió. “La Walt Disney Company y la Twenty-First Century Fox anunciaron que han entrado a un trato definitivo para adquirir a la 21st Century Fox Film incluyendo a la división de Cine y Televisión por aproximadamente U$S 52.4 mil millones“, explicó el anuncio oficial de los multimedios, que firmaron su acuerdo hoy mismo en Londres. Los rumores de la efectivización de las negociaciones (cuyas especulaciones comenzaron el mes pasado) habían arrancado a principios de semana con la salida de Comcast de los postores de la compra y varios sitios especializados garantizaban que el cierre de la negociaciones se daría hoy mismo. La profecía se cumplió y la compra de la división de entretenimiento de la Fox se eleva a U$S 66 mil millones: Disney también asumirá alrededor de 13.700 millones de dólares en deuda neta la Fox.

Si bien Fox no vendió su división de noticias o de emisión de deportes en vivo, el eje está evidentemente puesto sobre los contenidos que Disney se hizo con la compra de la Twentieth Century. Desde hoy, siete de las diez franquicias más redituables del mundo quedaron bajo el mando Disney. A los contenidos de Lucasfilm, Pixar y los Marvel, se acaban de sumar Avatar, el Planeta de los Simios, los X-Men, los Cuatro Fantásticos, Deadpool, Terminator, Alien, la franquicia de Kingsman, Los Simpson, y los derechos de distribución de las primeras tres películas de Star Wars.

La compra los deja con el control accionario total de Hulu -la principal competencia de Netflix– a través de la participación del 30% que tenía el estudio, quedando con el 60% de las acciones de la compañía de trasmisión de videos. Lo que evidentemente se convirtió en un plan de expansión hacia el streaming que arrancó con el sonadísimo Neflix el pasado agosto con planes de retirar sus contenidos de la plataforma en pos de armar la suya propia.

El merge se hará, fiel al estilo Disney, mediante un intercambio de acciones, como la que vimos en la compra de los estudios Pixar, Marvel y Lucasfilm. De acuerdo al trato que se publicó con la declaración de prensa, los accionistas de Fox controlarán el 25% del capital de Disney. La familia Murdoch, el clan dueño del 39% en Twenty-first Century Fox que formó la primera NewsCorp, se quedará con el 5% en la nueva Disney. En la movida, las estaciones de Fox Broadcasting, Fox News Channel, Fox Business Network, FS1, FS2 y Big Ten Network se convertirán en una nueva NewsCorp que acaba de salir a la bolsa.

Por su parte, la declaración de prensa marca claramente las intenciones de Disney. “La compra permitirá acelerar el uso de tecnologías innovadoras, incluyendo la plataforma BamTech [que Disney compró en agosto para armar su propio servicio de streaming] para crear más formas para entretener y conectar directamente con las audiencias mientras proveemos más posibilidad para la forma de consumir contenido (…). La transacción permitirá a Disney profundizar sus esfuerzos de brindar una experiencia de entretenimiento más atractiva por su oferta directa al consumidor (DTC, en sus siglas en inglés)”, se explayaba el comunicado.

Pese a que este es el final de un imperio que arrancó el mismísimo abuelo de Rupert Murdoch hace 80 años atrás, el presidente de la 21st Century Fox está feliz. “Estamos extremadamente orgullosos de todo lo que construimos en 21st Century Fox y creo firmemente que esta combinación con Disney desbloqueará aún más el valor de los accionistas mientras que la nueva Disney continúa estableciendo el paso de lo que es emocionante y dinámico. Además, estoy convencido que esta combinación, bajo el liderazgo de Bob Iger, será una de las más grandes compañías en el mundo. Estoy agradecido y alentado que Bob haya aceptado quedarse y se compromete a tener éxito con un equipo combinado que es insuperable”, dijo del CEO de The Walt Disney Company, cuya permanencia como director se aseguró hasta 2021 en el mismo comunicado.

El acuerdo aún necesita pasar por el Departamento de Justicia y reguladores antimonopolio y no luciría bien para Disney. El acuerdo entre AT&T y Time Warner fue cesado por esos motivos… En esas circunstancias, la agresiva campaña de distribución que Disney proyecta para The Last Jedi y la verdadera presión que ejerce en las salas de cine y el porcentaje de venta de entradas con la que quiere quedarse, no lo harán ver demasiado bien ante los entes reguladores del libre comercio.

De más decir que si el acuerdo continúa, estamos frente a un cambio de paradigma que afectará lo más profundo de la industria del entretenimiento.

Fuente: Fandango