Entre el policial y el glamour, se presentó la serie “Monzón”

MIRÁ EL TRÁILER. Contará la vida del ex boxeador, con foco en el asesinato de su mujer, Alicia Muñiz. Carla Quevedo la encarnará.

mon

El noveno piso del Centro Cultural Kirchner fue el elegido para la presentación de la serie Monzón, que debutará el lunes 17 de junio a las 22 por Space, un canal habitué de destacadas veladas boxísticas.

Tanto Jorge Román como Mauricio Paniagua ya no están caracterizados como Carlos Monzón, pero el parecido de ambos con el ex campeón es muy llamativo. El formoseño Román -quien estuvo a cargo del Monzón “maduro”- ahora luce sus canas, dejando atrás la tintura negra furiosa que utilizó en el rodaje, pero Paniagua aún conserva el look del “Monzón joven”, también con un aire al delantero uruguayo Edinson Cavani.

Ambos contaron que el parecido físico con Monzón es algo que siempre familiares y amigos les remarcaron y que resultó la clave para que acepten ir al casting de la serie. Atravesaron un largo camino para obtener el papel, pero el premio resultó grande: ambos están ante su primer protagónico en televisión (Román destacó en El bonaerense, el filme Pablo Trapero). Y más en una producción que busca proyección internacional.

También pasó Martín Coggi, el hijo del Látigo, quien tiene un pequeño papel en la ficción y colaboró en el entrenamiento de boxeo de Román. “Preparamos muy bien una importante escena de pelea en la cárcel”, adelantó Coggi. Otro boxeador como Diego La Joya Chaves preparó a Paniagua. “Me mató, pero logré un físico tremendo. No solo tuve que aprender a boxear, sino a tirar los golpes como Monzón”, dijo el joven actor.

“Carlos Monzón tiene muchos fans y mucha gente que lo odia. Eso es un combo perfecto para el costado comercial”, comentó un representante de Disney Media Distribution Latin America, productora del proyecto junto a Turner y Pampa Films.

El acto de presentación oficial estuvo liderado por Mariano Chiesa, que en la ficción interpretó a Tito Lectoure, el promotor de boxeo y propietario del Luna Park. “Se trata de un caso representativo de la violencia de género, quizás el que hizo tomar más conciencia”, dijo Mariano César, de Turner.

Clarín tuvo acceso al primer capítulo de la ficción y desde el inicio queda claro que el femicidio de la entonces pareja de Monzón -en 1988- es un punto clave de la biopic, que -a lo largo de 13 capítulos- combinará la etapa posterior a la muerte de Muñiz, con la investigación y juicio del hecho, bien al estilo thriller judicial, con el ascenso y llegada a la cima del Monzón boxeador. Siempre con una gran factura técnica y de producción para recrear las distintas épocas.

“Fue quizás el primer femicidio mediático. Expuso la violencia de género, aunque en ese momento se llamaba violencia doméstica o crímenes pasionales”, dice Carla Quevedo, quien interpreta a Muñiz. Y cuenta que, antes de aceptar, se aseguró de que la historia fuera en línea “con mi pensamiento como actriz feminista”.

Lo mismo valoró Soledad Silveyra, la única del elenco que tuvo contacto directo con el -según especialistasmejor peso mediano de la historia. “Me vino a ver una vez al teatro con Susana Giménez. Un hombre muy tímido”, recordó Solita, que encarna a Elba, la madre de Muñiz.

Además de los nombrados, los actores Diego Cremonesi (el fiscal Gustavo Parisi), Gustavo Garzón (el doctor Roberto De Luca), Florencia Raggi (la doctora Patricia Rosello), Cumelén Sanz (Silvia), Belén Chavanne (Leticia Bianchi) y Paloma Ker, entre otros, también formaron parte de la presentación. Los ausentes fueron Celeste Cid (de viaje laboral), quien en la ficción interpreta a Susana, y el director Jesús Braseras.

Fuente: Clarín