Michelle Pfeiffer: superheroína, después de “Batman vuelve”

A los 60 años, y a 26 de ser Gatúbela, la actriz compara su participación en “Ant-Man y la Avispa”.

ByOTDOpGX_930x525__1
michellepfeiffer01

Aunque en su carrera no han faltado los hitos memorables, pocos papeles suyos han dejado su marca con tanta intensidad en la cultura popular como el de Gatúbela en Batman vuelve, de Tim Burton. Eso es seguramente lo que motivó a Marvel a intentar aprovechar su reciente regreso a los sets, tras años de poca presencia, para tentarla con otro personaje icónico.

Resultado de imagen para Michelle Pfeiffer: superheroína, después de "Batman vuelve"

 Siempre divina. La actriz en la premiere del filme, que aquí se estrenó el jueves 5.

Aunque en Ant-Man y la Avispa aparezca sólo en unas pocas escenas, a los 60 años Michelle Pfeiffer debuta en el mundo más disfrutado por los adolescentes como Janet Van Dyne, la primera Avispa, un papel en que la volveremos a ver cuando el año que viene llegue Avengers: Infinity War II, que promete cerrar un ciclo.

Como muestra de que en esta nueva etapa de su carrera ya no está para proyectos pequeños, ahora filma en Londres la segunda parte de Maléfica junto a Angelina Jolie.

-¿Cómo compara su participación en “Ant-Man y la Avispa” con la de “Batman vuelve”, de 1992?

-Cuando hice Batman no se rodaban tantas películas de superhéroes. Aquel fue un proyecto especial. Pero creo que tenemos que tener tantas mujeres superheroínas como sea posible. En el caso de la Avispa, la oportunidad de interpretarla me pareció muy estimulante porque es la segunda mujer superheroína en la historia de los cómics. Y es un personaje trascendental en el mundo de Marvel. Es más, en los cómics fue uno de los integrantes originales de los Vengadores. Es algo que tuve que aprender, porque no sabía nada, así que a lo mejor estoy diciendo un disparate…

-¿De qué modo contribuyó a crear este personaje?

-Cuando me propusieron participar, no sé por qué me imaginé a la Avispa de esta manera. Obviamente es una mujer fuerte y poderosa. Es una guerrera, definición que me encanta para un personaje femenino.

(Reuters).

-En este filme hay tres personajes femeninos muy poderosos…

-Es cierto y creo que lo que la gente aprende gracias a este tipo de películas es que las mujeres también pueden triunfar en una pelea. A su vez, lo que los ejecutivos de los estudios y los directores están aprendiendo es que al público le gusta ver a las mujeres en este tipo de papeles. Le mostré a mi hija una foto mía con el traje de la Avispa y me dijo que yo estaba viviendo su sueño. Nunca imaginé que iba a volver al mundo de los superhéroes, pero estoy feliz de que me haya ocurrido a esta edad. Esta película tiene un mensaje muy positivo para las mujeres y para las niñas: somos poderosas a cualquier edad, y en eso concuerdo completamente.

-Años atrás tuvo una compañía productora, pero la cerró. ¿Se desilusionó de la industria?

-Un poco. Me gusta la parte creativa del negocio. Disfrutaba desarrollar guiones y trabajar con los guionistas. No me gustaba la parte financiera. Creaba un conflicto entre mi faceta artística y la empresaria. El artista que llevás dentro no debería preocuparse por los números. Al final terminó agotándome y ya no lo disfrutaba. Fue curioso: en cuanto cerré la empresa me di cuenta lo que había pasado y volví a disfrutar mi trabajo.

-Ha dicho que actúa gratis y le pagan por promocionar una película. ¿Es porque le agobia lo de ser una celebridad?

-No necesariamente. Eso que dije es una simplificación. Trataba de explicar el tema de la fama. De verdad, ser una celebridad no es nada sencillo. No es natural para la psique humana. Uno vive en un mundo de fantasía. Eso de que la gente escriba sobre vos, te analice, tergiversen lo que decís, te sigan por la calle, sigan a tus hijos… Nada de eso es normal y es algo que puede confundirte mucho.

"Ser una celebridad no es nada sencillo", dice.

“Ser una celebridad no es nada sencillo”, dice.

-¿Cree que sería una actriz diferente si hubiese estudiado teatro en vez de formarse en los sets de rodaje?

-Quién sabe. Si hubiese estudiado es posible que habría adquirido algunos buenos hábitos y otros no tan buenos. Pero no estoy segura. Sería diferente, porque uno es la suma de sus experiencias y el entrenamiento que te da el conservatorio hubiese tenido un impacto en mí. Tal vez me habría dado más seguridad en mí misma en mis inicios, porque la actuación es algo efímero e intangible; difícil de comprender. Uno puede tener herramientas, y el entrenamiento te puede ayudar. Pero es algo mágico.

Fuente: Clarín.