Crisol: El mejor regalo de Navidad

Por Patricia Giuffré. Especial para Diariodecultura.com.ar

perdon-liberacion
4448-568c6df5d08b3

Si a usted le preguntaran cuál es el mejor regalo que le podrían hacer para esta Navidad, seguramente, que las respuestas serían muy variadas, pero si le preguntáramos a las siguientes personas, nos daríamos cuenta de que la paz, el compartir con los demás, la reconciliación, y el perdón siguen ocupando los primeros lugares de la lista.

El primer ejemplo que voy a citar ocurrió en la primera guerra mundial.

El 24 de diciembre de 1914, durante una noche invernal, los soldados alemanes estaban en su trinchera, mientras que los ingleses estaban del otro lado esperando el ataque inminente bajo una fuerte nevada.

De pronto, los alemanes comenzaron a entonar la hermosa melodía de : “Noche de paz”; a medida que el canto se iba intensificando, los soldados ingleses se fueron uniendo al coro para terminar todos cantando, en inglés, los compases de esta dulce canción.Resultado de imagen para El 24 de diciembre de 1914

El niñito Jesús logró lo imposible, que los enemigos dejaran de matarse, y lastimarse durante esa noche y también, al otro día, porque un soldado inglés se animó a cruzar la trinchera desarmado para estrecharle la mano a su par alemán. Fue así, como estalló el milagro.
Ambos bandos se dieron una tregua, y en ese día de Navidad, se unieron en un solo bando, para jugar al fútbol y compartir los víveres que tenían.

Por eso, si le preguntáramos a esos soldados cuál fue el mejor regalo navideño de sus vidas, seguramente que todos nos responderían: “La tregua de Paz” durante las fiestas de Navidad.

Resultado de imagen para El 24 de diciembre de 1914

Segundo ejemplo: El famoso escritor inglés, Charles Dickens ( 1812- 1870), autor de inolvidables novelas como: David Copperfield, Tiempos Difíciles, Oliver Twist, y tantas otras, nos advierte, en ese aleccionador relato intitulado: “Un cuento de Navidad”, sobre los castigos que les esperan a los avaros, a los que ignoran el sufrimiento de los demás, a los que sólo les interesa ganar dinero a costa de la miseria del prójimo.

Lo refleja en la historia del señor Scrooge ( “avariento “, en inglés), el cual es un hombre, como su nombre lo indica tacaño, y solitario que no festeja la Navidad, porque, para él, es una pérdida de tiempo, ya que sólo vive para ganar dinero. Explota a su pobre empleado, a quien le paga un sueldo miserable y obliga a trabajar inclusive el día de Navidad.

Pero un día, se le presenta el fantasma de su antiguo socio, quien por haber sido tan avaro como el sr. Scrooge, ha sido castigado a cargar unas cadenas pesadas durante toda la eternidad; su socio le advierte que si no cambia, el castigo que le espera será todavía peor. El sr. Scrooge se horroriza y ruega por una nueva oportunidad para poder cambiar; y es entonces, cuando estalla el milagro y se vuelve generoso.

Resultado de imagen para señor Scrooge
En primer lugar, ayuda a su empleado, que tiene a su hijo muy enfermo por falta de medicinas y cuidados.

A partir de este momento, Scrooge se hace cargo del tratamiento del niño, quien logra recuperarse, y no sólo eso, sino que abre las puertas de su casa e invita a los pobres a compartir con él y así, se convierte en un nuevo hombre amable y generoso, pero por sobre todas las cosas, deja de ser solitario.

Resultado de imagen para señor Scrooge

Si le pudiéramos preguntar al sr. Scrooge, cuál es el mejor regalo de Navidad que le hicieron, seguramente, que nos contestaría :

“ Darme cuenta de que la generosidad, y el poder compartir con los demás , me convirtieron en un mejor ser humano”.

El tercer ejemplo que voy a citar es mi propia respuesta: yo agregaría la unión familiar, el perdón y la reconciliación.

Una vez, le preguntaron a la madre Teresa cuál era el mejor regalo y ella, sin dudarlo, contestó: El perdón.

Resultado de imagen para madre teresa de calcuta el perdon

Y yo adhiero, porque el perdón enaltece a la persona que lo otorga y restaña las heridas del que lo recibe.

Entonces, querido amigo, aproveche esta Navidad para acercarse a su prójimo, sea cual fuere, para ayudarlo, perdonarlo, reconciliarse, visitarlo o simplemente, tenderle una mano si lo necesita.

Como dice, la señora Janice Maeditere:

Imagen relacionada

“La Navidad no se trata de abrir regalos, se trata de abrir nuestro corazón”.

¡Feliz Navidad y próspero año Nuevo para todos!

__________________________________________________________________

Patricia Giuffré es Profesora y Licenciada en Letras. Ya editó varios libros, y conduce un programa en el canal Santa María llamado “Protagonistas por Siempre” que destaca los valores de distintas personalidades de la literatura, la historia, la religión y otras disciplinas.

El programa hace 9 años que se emite por la señal 424 de la televisión abierta, y se retransmite por telecentro, telered y el Canal de Ciudad.
El objetivo de esta nueva columna “Crisol” es volver a la fuente de los valores éticos, eternos y universales que nos mejoran como seres humanos y como sociedad.
patriciagiuffre@yahoo.com.ar
www.patriciagiuffre.com.ar