Crucigrama: La Generación Dorada

d1
d2
d3
d4
d5
d6
d7
d8
d9
d10

Fue hace 17 años. Décima edición del Campeonato FIBA Américas, en la Ciudad de Neuquén, en 2001.

En el estadio cubierto multipropósito “Ruca che” (Del mapuche Ruka -casa- Che -gente-: “La casa de la gente”) se disputa el torneo que será clasificatorio para el Mundial de Indianápolis, en Estados Unidos, al año siguiente. En la Primera Fase compiten diez países divididos en dos grupos.

El seleccionado argentino, dirigido por el cordobés Rubén Pablo Magnano, integra el Grupo “A” junto a Brasil, Estados Unidos, Uruguay y Venezuela. Debuta el 16 de agosto venciendo a los celestes orientales 103-63.  El 17 el derrotado es Estados Unidos, que concurrió con un equipo alternativo ya que su condición de local habilitaba su participación en 2002, por 108-69. Día de descanso y el 19 le gana a Venezuela 90-73. En la última fecha, el 20, el triunfo es ante Brasil 108-98. Resulta ganador de la zona, seguido por los verde-amarelhos.

La Segunda Fase también la obtiene anotando solo triunfos y escoltado, de igual manera, por Brasil, quien con Puerto Rico y Canadá se suman a los cuatro participantes de la Fase Final.

El 26 de agosto, en semifinales, se impone sobre los canadienses, que se quedarán con el tercer puesto, por 97-76.

La noche del 27 es la gran Final. Un clásico, con todas las letras, en cualquier deporte para ambos. Arbitran el puertorriqueño Juan Figueroa y el canadiense Mike Homsey. Los albicelestes se imponen a los brasileños 78-59, completan la “planilla” en forma invicta y se transforman en los ganadores del Torneo. Es el primer título de campeón continental para esta selección.

La Argentina, Brasil, Canadá, Puerto Rico y Venezuela se “hacen” con el pasaje al Mundial. El bahiense Emanuel Ginóbili es elegido el Mejor Jugador del Campeonato.

Algunos ya estaban jugando en ligas europeas, ellos más algún otro, llegarán luego a la NBA y los que no alcanzan esa fortuna seguirán siendo estrellas de la Liga Nacional.

Pero, de allí en más todos, con los que en las nuevas competencias se agregaron a cada plantel, serán la generación que puso al basquetbol nacional en la máxima consideración internacional.

Puede parecer, tal vez lo sea, una simple crónica.

Sin embargo, es el homenaje a “La Gran Generacion Dorada”: Juan Ignacio “Pepe” Sánchez, Emanuel David Ginóbili, Hugo Ariel Sconochini, Fabricio Carlos Oberto, Rubén Oscar Wolkowyski, Luis Fabián Scola, Daniel Edgardo Farabello, Leonardo Martín Gutiérrez, Andrés Marcelo “Chapu” Nocioni, Gabriel Diego Fernández, Leandro Fabián Palladino y Lucas Javier Victoriano.

Norberto Tallón

@betotallon