El valor de la palabra: La dulzura

Una golosina por un beso. Por Sandra Auteri. Especial para Diariodecultura.com.ar

IMG_1302

La semana de la dulzura, como toda celebración, tiene su historia, y se llevó a cabo del 1ro. al 7 de julio. Durante estos días, las personas regalan y canjean golosinas por un beso. Solo se realiza en la Argentina y fue creada, hábilmente, por una empresa de golosinas.

La cantidad de golosinas que se entreguen darán cuenta de la cantidad de besos que se reciban.

Este evento surge en 1989 por iniciativa de la empresa Arcor, que se asocia con la Asociación de Distribuidores de Golosinas para implementar una estrategia de marketing, y así poder incrementar las ventas. El slogan inicial de la campaña: “una golosina por un beso“, sigue manteniéndose hasta la actualidad y logró ser todo un éxito ya que, durante esa semana del año, las ventas aumentan en un 20%.

Resultado de imagen para La dulzura

Dentro de los dulces que más se comercializaron estaban los “pico dulce”, el “Bon o bon” (golosina más vendida de ese año), los chocolates “Milka”, los bocaditos “Cabsha” y los alfajores de todo tipo.

La semana de la dulzura ya forma parte de la cultura de los “argentines” y se ha vuelto tan importante como el día del Amigo, de la Madre, del Niño o del Padre.

La belleza complace a los ojos, pero es la dulzura de las acciones la que encanta al alma. Necesitamos recibir besos y, precisamente, esta celebración nos permite cumplir esos deseos.

Resultado de imagen para La dulzura

La dulzura, la suavidad y la ternura son las herramientas que trajimos para darle calor a este mundo, todas ellas, en su conjunto, lo tornan dulce. Y solemos escuchar muchas veces esta palabra: “la dulzura de su voz”… o a alguien que nos describe a una persona “que sonrie con dulzura”…

Estas cualidades le dan temple al carácter y contribuyen a mejorar la convivencia social. Es una cualidad positiva, con la que se revela una personalidad bondadosa, agradable, amable, cariñosa y sobre todo… humana.
La dulzura refleja la calidad de una persona. Incluso, quienes nos parecen ser un poco más frías a nivel emocional tienden a mostrar una mayor dulzura con algunas personas, como por ejemplo, con los niños. Los niños inspiran una actitud dulce en los adultos, tal como lo muestra la relación tan importante que se establece entre abuelos y niños.

Los niños rejuvenecen a los mayores aportando nuevas ilusiones y motivos para vivir, mientras que los mayores aportan a los niños paciencia, protección, sabiduría. Durante los primeros años y los postreros nuestros  modos de comunicación se ralentizan, y quizás sea por este motivo que los abuelos  y los niños tienen una conexión única.

Resultado de imagen para La dulzura

La dulzura es tanto una cualidad femenina como masculina ya que la sensibilidad no es propia de una identidad de género en especial. Esta cualidad del carácter es un síntoma de generosidad emocional de quien sabe ponerse en el lugar del otro. Existen situaciones en la vida en las que, ciertamente, la dulzura es un regalo muy importante para quien la recibe: personas mayores que se sienten solas, enfermos que luchan con fuerza contra una enfermedad, personas que están sufriendo por la pérdida de un ser querido, enfermos que están ingresados en un hospital, gente que siente soledad la mayor parte de su tiempo…

La dulzura nutre la autoestima, eleva el ánimo, aporta esperanza y ayuda a recuperar la confianza en el ser humano a través del ejemplo positivo que produce la bondad y la práctica del bien.

Elijamos nuestros mejores besos esta semana y despleguemos nuestra dulzura. Esta semana… empalaguémosnos!!!

______________________________________________________________________

Sandra Auteri – Locutora Nacional MN 10.523
Difundir valores a través de palabras cotidianas es un desafío que les propongo transitar.
La consigna es que en cada encuentro, teniendo como guía la palabra elegida, podamos celebrar nuestras fortalezas y superar nuestras limitaciones.