Un Argentino en Brasil: La Bossa Nova

Cumple 60 años de plena vigencia - Por Alberto Curia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

c8da7e9a30e2182b4be2b58de6560fc2
manuel-bandeira-chico-buarque-...

Existen ritmos musicales que perduran y que cada vez cobran más vigencia, al menos en los nostálgicos de épocas pasadas. Decimos esto, porque en Brasil el año 1958 da la impresión de que nunca finalizó en el ámbito social, político y en su comportamiento en general.

1958 fue el inicio de un género musical, la Bossa Nova, la revolución sonora más importante desde que el samba paso a ser samba. La Bossa, completa seis décadas de vida en el corriente 2018, sin dejar nunca de ser escuchada.

Resultado de imagen para la bossa nova brasileña 1960

Bossa Nova es el nombre que designa, no solo a un estilo rítmico musical sino, también, a un movimiento nacido en las entrañas mismas de las playas de Rio de Janeiro, en la segunda mitad de la década de 1950, y que se entiendió por innovadora y, sobre todo, por la manera en que la interpretaba en la guitarra Joao Gilberto Prado Pereira de Oliveira, el bahiano de la Bossa Nova, nacido en la ciudad de Juazeiro en la Bahía o simplemente Joao Gilberto como se lo conoce a través de las presentaciones de su amigo, Antonio Carlos Jobím, en la contratapa del LP lanzado por el sello Odeón en 1959.

Resultado de imagen para la bossa nova brasileña 1960

Cuando el disco llegó al mercado, la revolución artística, ya estaba impregnada en el gusto musical de los cariocas desde el mismo momento en que Joao Gilberto la perfeccionó allá por 1955, pero fue en agosto de 1958 que se presentó en Rio de Janeiro a través del disco de 78 revoluciones por minuto, con las grabaciones del samba “Chega de Saudades”, de Antonio Carlos Jobím, y así fue creciendo sin prisa ni pausa, y se fueron uniendo la cantante Elizeth Cardoso con música de Tom Jobím y letras de su nuevo socio, del poeta Vinicius de Moraes, se puede decir que esta nueva manera de batir en los tamboriles e instrumentos de percusión , como el distinguido toque de guitarra, Joao dio un paso al frente en la música brasileña, sin dejar de reverenciar el modelo tradicional del samba.

A partir de allí, Joao y una nueva generación de compositores entraron en escena con este ritmo de música más acompasada, bien al estilo de los “cariocas”, esta insipiente “Bossa Nova”, que nunca fue un masivo éxito popular, pero sí que se instaló en el camino sonoro de un Brasil más moderno que estaba en plena expansión.

Los historiadores dicen, que Joao Gilberto es la “Bossa Nova”, pero que también lo es el cancionero de Roberto Batalha Menescal –importante músico y co-fundador de la Bossa quien participaba en las reuniones del departamento de la cantora Nara Leao, en Copacabana, donde el movimiento comenzó.

Imagen relacionada

“Bossa Nova” es, también, las letras increíbles de Vinicius de Moraes, con su reconocido tema “Garota de Ipanema”, y a causa de esta canción es que el mundo entero conoce la obra de Jobím y Moraes mediante el álbum lanzado en los estados Unidos en 1963 y que hasta el mismo Frank Sinatra grabó la mística obra inspirada en la joven Helô Pinheiro.

También sumó lo suyo Manuel Bandeira, desde Pernambuco. Fue poeta, crítico literario y traductor, perteneciente a la llamada “Generación de 1922”, o primera generación del “Modernismo Brasileño”.

En fin, la “Bossa”, nunca dejó de ser nueva, nunca envejeció, dicen los expertos: que es atemporal, que conserva siempre la frescura del momento en que fue creada y que uno la puede disfrutar en los distintos escenarios de Rio de Janeiro tales como: el “Bar Garota de Ipanema”, “Bar Vinicius”, “Boate del Hotel Plaza”, “Beco das Garrafas”, o en los distintos establecimientos en el barrio de La Lapa y tantos otros reductos de la noche carioca.

“La Bossa Nova”, es parte de la historia grande de la música brasileña, es fracción de un sentimiento nacido e innovador que está cumpliendo 60 jóvenes años y que sigue encantando a propios y extraños, que su ritmo posee el atrevimiento de desafiar el tiempo.

Resultado de imagen para 60 años bossa nova brasileña 1960

Por eso 2018 no es un año más, es el que marca las seis décadas de la música más contagiosa del Brasil.

albertoantoniocuria@hotmail.com