Un argentino en París

LA EXTRAORDINARIA HISTORIA DE LOS CADAVERES DE SAINT GERMAIN DES PRES - Por Jorge Forbes *, especial para Diariodecultura.com.ar.

Los turistas que pasan delante de la Escuela de Medicina, en el ángulo del Bvd. Saint Germain y la rue des Ecoles, muy cerca de la rue des Cordeliers (la órden religiosa de las franciscanos) para poder admirar la arquitectura clásica no pueden dudar de lo que ocurría en el siglo XVIII. Detrás de esos prestigiosos muros, se desarrolló uno de los casos más sórdidos que, posteriormente, alimentaron las crónicas de la época.

Es la esta historia extraordinaria de los cadaveres transformados… en aceite para ensaladas!!.

Eran los gloriosos tiempos en que en el Quartier Latin (Barrio Latino, por la enseñanza del latín) soplaba un nuevo espíritu. En el café Procope (rue de la Ancienne Comedie) se discutía sobre las ideas de Voltaire, Rousseau y en las diferentes imprentas del barrio (la de Marat enfrente del Procope) se editaban, en muchos casos clandestinamente, las obras de los filósofos de las Luces. Para los estudiantes de medicina la pasión de la ciencia en pleno desarrollo era: la anatomía.

Cada día los “maestros” procedían a la apertura de los cuerpos; medían los órganos, palpaban los músculos, mientras que los “carabins” (sobrenombre de los médicos) con los lápices de la época (plomo) realizaban magníficos dibujos de los cuerpos desollados.

Sin embargo, una de las corporaciones que permanecían en las sombras eran los “bedeles” (encargados de preparar los cursos de anatomía) de la facultad. Unas sombras muy útiles, ya que proveían de cadaveres a profesores y alumnos.

Era entonces que cada noche un grupo de iniciados iba a la rue Saint Severin (muy cerca de la rue Saint Jacques, donde esta la Sorbonne) y negociaban con billetes contantes y sonantes con los sepultureros, de qué alimentar los cursos del día siguiente. Una organización perfectamente rodada y aceitada y, secretamente, muy lucrativa.

En efecto, los bedeles rapidamente se acostumbraron a recuperar, de manera clandestina, la grasa de los muertos y hacer mucho dinero. Ese comercio sacrílego se contentó, inicialmente, en proveer lubricantes para los ejes de los carruajes y carrozas. Muy rápido, todos los cocheros del barrio iban a abastecerse en la rue des Cordeliers a precios imbatibles.

Estimulados y alentados por esos primeros éxitos, los “bedeles-comerciantes” decidieron rápidamente lanzarse a la producción de…jabón. Y allí nuevamente el éxito fue fulgurante. En todo París se hablaba de ese jabón de una untuosidad inimitable, sobre todo, para la piel de las bellas de la época.

A pesar de ese triunfo, los bedeles no estaban plenamente satisfechos ya que producían mucha más grasa de la que vendían. En consecuencia, tenían que encontrar una nueva salida comercial.

Fue entonces que le propusieron a ciertos dueños de bodegones del barrio, un aceite de excelente calidad para condimentar las… ensaladas!. Y nuevamente fue un éxito comercial. Pero “quien mucho abarca poco aprieta”. Uno de los bodegueros “vendió” el secreto.

Los bedeles fueron arrestados de manera inmediata y confesaron sus mórbidas actividades. Todo el “quartier” llegó a sentir pánico al saber que durante meses habían degustado ensaladas con aceite de cadaveres.

Finalmente, esta época actual -la de los siglos XX y XXI- de escándalos alimenticios, no inventó nada nuevo…

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

* Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 es corresponsal en Paris para diferentes medios, tanto en la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandí).
Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas en la capital francesa (privadas o en grupo, no mas de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, así como sitios poco conocidos para turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por mail a jcforbes_2000@yahoo.fr o al teléfono celular en Francia: 0033606837915.
Igualmente, puede visitarse su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar