Buscan prohibir los juegos de cirugía estética para niños

Más de 15 mil firmantes locales piden a Apple, Amazon y Google que saquen de sus tiendas este tipo de aplicaciones.

big_7f4e1b9a6fc692810c0e4d4709b06037

Con una campaña global y lanzada en nuestro país a través de la plataforma Change.org, cerca de 15 mil personas ya firmaron la petición para que se eliminen de las tiendas virtuales de Apple, Amazon y Google los juegos de cirugías estéticas para chicos, muchos de los cuales, de acuerdo a la denuncia de la entidad, difunden falsos ideales de belleza y generan un “potencial daño en la autoestima” de los más pequeños.

La impulsora de esta iniciativa es la organización AnyBody Argentina, sede local de Cuerpos en Riesgo de Extinción (“Endangered Bodies”) y cuya campaña global viene recorriendo el mundo bajo el lema la #CirugíaNoEsUnJuego.

“Nos manifestamos en contra de esas aplicaciones porque les están enviando un mensaje a los niños, especialmente a las nenas, sobre un único ideal de belleza: flaca, bonita, alta y blanca. Y que si una persona no reúne esas características, entonces debe cambiar su cuerpo con la cirugía estética”, explicó Sharon Haywood, fundadora y directora de AnyBody Argentina.

Diseñadas de forma “engañosa como juegos para niños”, las aplicaciones alientan a los usuarios a cortar a los pacientes virtuales usando bisturíes.

La directiva aclaró que no se está juzgando a los adultos que se hacen cirugías estéticas, sino que se trata de proteger a los nenes y nenas de recibir un mensaje que desde muy temprana edad les puede generar trastornos alimenticios o baja autoestima, hasta llegar a afectarles la salud mental. Lo que plantean desde esta ONG no parece muy descabellado si se analiza el contenido de estos juegos “ Estás muy gorda y la única manera de corregir eso y de tener un buen cuerpo es una cirugía estética” , es, de hecho, uno de los curiosos mensajes que se pueden escuchar al ingresar en una de estas aplicaciones destinadas al entretenimiento de los más chicos.

Uno de los juegos más populares entre los chicos es “Plastic Surgery Simulator”, actualmente disponible en forma gratuita en las tiendas virtuales y cuyo principal objetivo es modificar “de forma quirúrgica” la apariencia física de un personaje animado y “embellecerlo”, mediante la utilización de jeringas, bisturí, vendas y todos los elementos que habitualmente se utilizan en un quirófano. En esta aplicación, además, se señalan los diferentes “defectos” que el personaje posee y cuál sería la cirugía que necesita para verse “más atractivo y hermoso”, incitando al participante a usar medios drásticos para encontrar la “perfección”.

La petición fue lanzada el 30 de enero en Change.org de forma simultánea en las ocho sedes de Cuerpos en Riesgo de Extinción: Argentina, Alemania, Australia, Brasil, Irlanda, Nueva Zelanda, el Reino Unido y los Estados Unidos.

En su historia, esta ONG tuvo en nuestro país, y como trabajo principal, promover el cumplimiento de la Ley de Talles, para que la mayoría de las adolescentes argentinas y las mujeres en general puedan comprar ropa de moda con facilidad y sin prejuicios sobre su cuerpo. Respecto de la campaña actual, también creó una iniciativa en redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram), que incluye los hashtags #CirugiaNoEsUnJuego y #SurgeryIsNotAGame, sobre la “indignación pública” que generan estas aplicaciones sobre cirugía estética para chicos.

Como antecedente, Haywood contó que el 14 de enero de 2014 “Cuerpos en Riesgo de Extinción/Endangered Bodies” apoyó a la cuenta de Twitter inglesa, “Everyday Sexism” (Sexismo cotidiano) en su reclamo para quitar las aplicaciones de cirugía estética dirigidas a chicos que aparecían en las tiendas virtuales de iTunes y Google Play. En este sentido, en menos de 24 horas ambas plataformas removieron las aplicaciones. Sin embargo, ninguna publicó una posición oficial al respecto.

“Es decir, no se trata de que las saquen nada más, sino de que también desarrollen políticas sobre que este tipo de aplicaciones dirigidas a niños deben estar prohibidas, porque son muy fáciles de encontrar y descargar”, aclaró.