Cambio histórico el papa Francisco modificó el Padre Nuestro

También incluyó modificaciones en la oración del Gloria. Los cambios ya fueron aprobados por la Conferencia Episcopal Italiana. Qué pasa en la Argentina.

el-papa-francisco-durante-una___p6voopv43_1256x620__1

El Papa Francisco aprobó modificaciones en la oración del Padre Nuestro que ya fueron adoptadas por la Conferencia Episcopal Italiana (CEI). También hay cambios en la oración del Gloria. Las modificaciones no tendrán impacto en la Argentina.

El Padre Nuestro en italiano incluía la frase “non ci indurre in tentazione”, que en español se traduciría como “no nos induzcas a la tentación”, y ahora ha sido cambiada por “non abbandonarci alla tentazione”, es decir “no nos abandones a la tentación” en español.

En 2017 el Papa Francisco defendió que esa frase en la versión en italiano no era correcta, porque dijo que Dios no puede inducir a los hombres a la tentación y que por ello era más adecuado utilizar una frase similar a “no nos dejes caer en la tentación”.

“En la oración del Padre Nuestro, que Dios nos induzca en tentación no es una buena traducción. También los franceses han cambiado el texto con una traducción que dice: ‘no nos dejes caer en la tentación’. Soy yo quien cae, no Dios quien me arroja”, sostuvo.

La nueva fórmula adoptada por la Iglesia italiana es por lo tanto similar a la empleada desde hace muchos años en España, “no nos dejes caer en la tentación”.

¿Qué pasa en la Argentina? “No habrá cambios, porque no se trata de una modificación teológica, sino que es un ajuste gramatical, por temas de traducción”, explicaron desde la Conferencia Episcopal Argentina. Hace años se hizo en nuestro país un cambio similar, cuando se pasó del “perdona nuestras deudas” al “perdona nuestras ofensas”.

Las Conferencias Episcopales del mundo pueden elegir si siguen la decisión de los obispos de Italia de revisar el rezo más extendido del catolicismo.

Asimismo, la CEI ha cambiado la oración del Gloria, en concreto la parte en la que dice “pace in terra agli uomini di buona volontà” (“paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”) por “pace in terra agli uomini, amati dal Signore” (“paz en la tierra a los hombres, amados por el Señor”).

Fuente: Clarín