Casi 100 artistas pintaron murales en un paredón de 1.300 metros

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES Y EL VIDEO. Trabajaron en un muro junto al Tren de la Costa, en San Isidro. Son integrantes de una organización mundial de grafiteros.

Por Sebastián Elcano, desde Alvear hasta Perú, hay unos 1.300 metros de paredones, junto a las vías del Tren de la Costa. Hasta hace algunos días eran lisos: ladrillos, pintura blanca, alguna consigna política. Ahora están llenos de animales, figuras geométricas, rostros humanos, frases, escenas realistas y fantásticas, pinturas que interactúan inteligentemente con la naturaleza, retratos realistas que sólo son visibles desde lejos o ciertos ángulos, y obras que juegan con el espacio y los objetos, inspirándose en el propio entorno.

Más de 90 artistas urbanos locales y extranjeros trabajaron para cambiar la imagen de los muros. El Municipio recibió al festival internacional “Meeting of Styles”, que cerró por primera vez en la Argentina su gira internacional, tras recorrer 22 países. La iniciativa, organizada a nivel local por la entidad Estilo Libre con el apoyo de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro, permitió que artistas de diferentes países se unieran para darle un toque artístico al corredor de Elcano, entre Perú y Alvear.

Casi 100 grafiteros se unieron para pintar murales en un paredón de 1.300 metros, en San Isidro.

 

“El grafiti expresa una cultura urbana y contemporánea que merece ser apoyada. Son jóvenes que tienen algo que decir y es necesario que desde los gobiernos les prestemos atención”, asegura Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria General de Cultura de San Isidro.

Artistas nacionales e internacionales aportaron sus pinceles y lucieron sus ropas manchadas de pintura durante cuatro días. Mariana Dani, Dame, Mariela Ajras, Maxi Bagnasco y Teko fueron algunos de los que formaron parte del festival más antiguo del mundo en su tipo. Entre los participantes argentinos hubo 20 seleccionados por la Dirección de Juventud de San Isidro. Y de esa veintena, parte fueron vecinos, como Guido Palmadessa, Sakre, Marco Heis y Carolina Favale se lucieron con sus obras.

Casi 100 grafiteros se unieron para pintar murales en un paredón de 1.300 metros, en San Isidro.

A veces los prejuicios operan con lo que se desconoce. Cuando se juntan muchas personas con la misma pasión, la perspectiva cambia y la gente se acerca”, declaró Favale, que dejó un sugestivo rostro de una mujer sobre el paredón.

Palmadessa, considerado uno de los mejores artistas urbanos del país, coincidió y agregó: “Salir a hacer esto es la necesidad humana de dejar una huella”.

Alfio Sotera, vecino de San Isidro, se mostró “muy contento porque en el barrio haya un evento tan grande, con gente de todos lados”.

Casi 100 grafiteros se unieron para pintar murales en un paredón de 1.300 metros, en San Isidro.

El mexicano Héctor Escobar eligió la cara de un amigo que hace 20 años lo inició en el dibujo. Y AK47, el simpático carioca impulsor del “Meeting of Favela” (un mega encuentro que se hace todos los diciembres en Brasil), definió a la jornada como “top en organización, en lugar y en la calidad de la gente”.

“Los artistas trabajaron con mucho entusiasmo, embellecen este espacio público, que es una de las metas del encuentro. Una ciudad con arte en sus calles, en contacto directo con la gente, es una ciudad mejor”, opinó Jaureguiberry.

Fuente: Clarín, Delfina Bailez