De “La razón de mi vida” a “Santa Evita”: libros para entender la historia de Eva Perón

A cien años de su nacimiento, un recorrido por los textos más trascendentes sobre Evita, incluyendo su propia autobiografía.

k9NoGn2NB_1256x620__1

La razón de mi vida

Existía (y existe) alguna bibliografía vinculada a la propaganda y a la divulgación de aquel sistema, que desde 1945 había marcado la política argentina. Pero La razón de mi vida, firmado por la propia Eva Perón, podía interpretarse como más cercana a un testamento. Una vez que acabó su vida, cruel y prematuramente en aquel julio del 52, se convirtió en mito. Para los que la amaban y también, para aquellos que la detestaban. El tiempo, como siempre, fue atenuando las pasiones. Y décadas después fue despuntando -tanto en la investigación periodística como en la literatura- un abordaje más reflexivouna relectura de lo que podían significar Eva Perón, su tiempo y su legado, su vínculo con las masas y sus enfrentamientos políticos.

Octubre de 1951: sale publicado el libro "La razón de mi vida", de Eva Perón. (Archivo Clarín)

Octubre de 1951: sale publicado el libro “La razón de mi vida”, de Eva Perón. (Archivo Clarín)

Santa Evita

La novela de Tomás Eloy Martínez está aceptada como una de las mayores y más calificadas obras sobre Evita. Escrita por quien, además de ser un notable periodista, tenía un conocimiento muy cercano del propio Perón. El texto articula una minuciosa investigación periodística y la prosa de ficción. Hasta alguien lejano a Tomás Eloy en cuánto a ideales políticas, pero con similar pretensión de calidad literaria como el Nobel, Mario Vargas Llosa, describió así a “Santa Evita”: “Tiene la ambición decidida de los grandes proyectos narrativos. Y hay en ella, debajo de los alardes imaginativos, un trabajo de hormiga, una pesquisa llevada a cabo con tenacidad de sabueso y una destreza consumada”. El peruano confiesa que “Santa Evita me derrotó desde la primera página. Me emocioné, sufrí y gocé en el curso de su lectura”.

Santa Evita, el best seller de Tomás Eloy Martínez sobre Eva Perón.

Santa Evita, el best seller de Tomás Eloy Martínez sobre Eva Perón.

Biografías

Entre los historiadores e investigadores del peronismo destacan los trabajos de Fermín Chávez, quien también tenía un conocimiento personal: se había vinculado a la propia Evita en sus inicios de la actividad gremial y política . Evita hizo publicar poesías de Chávez, quien posteriormente fue distinguido por Perón en sus cartas personales. Autor de más de 40 libros, desde una vertiente nacionalista o revisionista dentro de la historia argentina, en el caso específico de Evita escribió “Eva Perón en la historia” y “Eva Perón sin mitos”.

Eva Perón, la biografía, por Alicia Dujovne Ortiz.

Eva Perón, la biografía, por Alicia Dujovne Ortiz.

Una de las primeras biografías de los años 90, ya en ese terreno desapasionado, corresponde a Alicia Dujovne Ortiz. “Más allá de la versión que la condena a una beatitud inconmovible y del prejuicio que la congela en la imagen de una arribista, la vida real de Eva tiene los ingredientes de un melodrama y las incógnitas de una novela policial”, sostiene. También, citando a Pierre Mendés France, admiten que era “una gran mujer”. Y sobre el final percibe que la figura de Evita “ya había dejado la visceralidad” , los enfrentamientos, la relación amor/odio, para empezar a ser eje de espectáculos. Era la época del furor por la ópera-rock creada por Andrew Lloyd Weber. Y de una proyección que llega hasta nuestros días: Eva Perón como personaje de ficción, novelas y miniseries, películas y obras de teatro.

Loris Zanatta, el historiador italiano, especialista en América Latina y en el peronismo y la Iglesia de nuestro país, analizó la herencia que la figura de Eva Perón tuvo para el movimiento justicialista. Lo hizo en “Eva Perón, una biografía política” y tanto allí -como en distintos ensayos y artículos- se reflejan análisis profundos, aún cuando surjan distintas interpretaciones políticas. Zanatta describió recientemente en Ñ que “Eva era el alma religiosa y mesiánica del peronismo. Su visión maniquea del mundo, sus loas al fanatismo y su furia redentora cavaron una grieta con saña”.

Libros periodísticos

Varios periodistas se enfocaron en temas diversos de la vida de Eva Perón. En “La Enviada”, Jorge Camarasa describe la ya legendaria gira del Arco Iris, el periplo entre junio y agosto de 1947 que marcó un punto de inflexión en su vida política. Recuerda “la magia que irradió a su paso, en una Europa hambreada por la guerra”. Le rindieron honores, pero también la atacaron. Visitó al dictador Franco en España -quebrando su aislamiento internacional- y fue recibida por el Papa Pio XII. Pero Camarasa también apunta a las acusaciones de cobertura a fascistas prófugos. Evita regresa ante un verdadero baño de multitudes, en el puerto porteño y en un palco ubicado junto a Migraciones exclama: “Con profunda emoción llego, después de varios meses de ausencia a mi querida patria en la que dejé mis tres grandes amores: mi tierra, mis descamisados y mi querido general Perón”. Al día siguiente, el diario Democracia publica su columna de agradecimiento, firmada por lo que, de allí en más, sería el sello eterno: “Evita”.

Sergio Rubin, periodista de Clarín, investigó y describió el tenebroso derrotero del cadáver de Evita, después de ser llevado por los militares de la Revolución Libertadora del 55 a un cementerio en Milán (y su devolución a Juan Domingo Perón, a comienzos de los 70). Su obra se titula “Secreto de Confesión, cómo y por qué la Iglesia ocultó el cuerpo de Eva Perón durante 14 años” y lleva varias reediciones. Y el tema de la enfermedad -cáncer- y muerte de Eva fue reconstruido por Nelson Castro en “Los últimos días de Eva”. Según Castro “a Evita la engañaron con el cáncer”, y también se engañó a la población con las comunicaciones. A pesar de la velocidad y voracidad de la enfermedad, Castro aventura que “si hubiese sido una paciente común, se hubiera operado. Y quizás habría tenido oportunidad de salvación”. Trabajó el tema medio siglo después de la muerte de Eva Perón y consideró que “el miedo para hablar persiste, costó conseguir testimonios”.

El regreso de Eva Perón, del Nobel V.S. Naipaul.

El regreso de Eva Perón, del Nobel V.S. Naipaul.

Distintos personajes de su época también escribieron libros, para dejar testimonios. Entre ellos “El caso Eva Perón, apuntes para la historia” de Pedro Ara, el responsable del embalsamiento del cuerpo. O “Evita fuera del balcón”, de Paco Jamandreu, abordando uno de los temas que también la distinguieron, como su imagen e indumentaria. Pero también desde los más fuertes enemigos del peronismo, y de la figura de Eva, se escribió sobre ella.“La mujer con el látigo”, de Mary Pain, fue uno de los primeros libros que la atacó a Evita como “una mujer movida por el resentimiento y la venganza”. V.S. Naipaul, el luego ganador del Premio Nobel, quien recorrió nuestro país a comienzos de los 70, fue otro severo cuestionador del peronismo y su relato “El retorno de Eva Perón” no guarda ninguna piedad. Ni con ella, ni con el peronismo.

Fuente: Luis Vinker, Clarín