El platense que salió “campeón mundial” de realidad virtual con un juego en internet

Se llama Alfredo Consébola y ganó el “Global Web XR Hackathon” con un concepto al que llamó “Crystalis VR”. En la final se impuso a programadores de EE UU, Alemania, Serbia y Canadá.

1534744314382

Alfredo Consébola tiene 30 años, se está por recibir de ingeniero en sistemas y acaba de ganar la segunda edición del “Global Web XR Hackathon” de Virtuleap, algo así como el campeonato del mundo de los programadores de realidad virtual, un evento que, entre otros, respaldan firmas como Mozilla, Samsung Internet, Supermedium y VR First, y en el que participaron equipos de programadores de todo el mundo. Solo que el equipo ganador estuvo formado por una sola persona, el platense Consébola.

Resultado de imagen para Global Web XR Hackathon

Alfredo se enteró del evento y se puso a trabajar en un juego. Las consignas eran solo dos: los participantes podían reinventar un juego clásico o renovar la educación utilizando la red inmersiva como la médium.

A la final llegaron 21 conceptos de equipos de EE. UU, Serbia, Alemania, Argentina, Italia y Canadá, y aunque más de dos tercios de las presentaciones fueron desarrolladas por equipos con sede en EE. UU, cuatro de los diez principales fueron desarrollados por equipos extranjeros, incluido el primer premio del argentino Consébola, llamado “Crystalis VR”.

“Crystalis VR es un juego inspirado en rompecabezas retro como Columns y Tetris -explica el platense- con el objetivo de combinar un juego retro con la vida en una experiencia sinestésica llena de color, movimiento y sonidos donde el jugador está en el centro del universo. Este es un juego no violento, casual y repetible, que también incluye un componente de tabla de clasificación en línea. Se creó una sala temática para la realidad virtual social para albergar reuniones y para reforzar la idea de que internet puede ser un lugar y que los eventos que suceden en una experiencia pueden tener repercusiones en otros. En este caso, la tabla de clasificación en la pared es la misma que la del juego”.

De los primeros 21 finalistas, al subirse todos los juegos a la red, el público seleccionó a los 10 primeros. Y de esos 10, un jurado de profesionales determinó a los ganadores.

Uno de esos jurados, el norteamericano Roland Dubois, al anunciar al concepto ganador señaló que “Crystalis se mantiene fiel a la naturaleza analógica de un juego de arcade retro, mientras que adopta un enfoque audaz para centrarse únicamente en una visualización tridimensional de la retroalimentación del puntaje del juego. Y funciona maravillosamente; te sientes como si estuvieras en una sala de juegos, zonificación dentro de un juego y todo lo que importa es superar a tu oponente”.

La competencia se desarrolló entre el 25 de mayo y el 31 de julio, después de lo cual los 10 conceptos más populares fueron enviados a un panel de 16 expertos Web XR de la industria, influyentes y líderes de la industria para clasificar según 4 criterios: complejidad técnica, pulido y diseño, originalidad e innovación y calidad de inmersión. Además, los “puntos brownie” también se otorgaron a conceptos que incluían funciones especiales como compatibilidad con el modo multijugador, la implementación de mejoras progresivas y la habilitación de accesibilidad, por ejemplo usuarios con discapacidad visual, auditiva o motora.

De acuerdo a los organizadores de la competencia, “el tema del hackathon, las pistas y el proceso de evaluación de este año fueron diseñados para alentar el pensamiento innovador y proporcionar un espacio creativo aparte del mercado sobresaturado de galerías de 360 VR y recorridos”.

El segundo lugar fue otorgado a Jeff Mc Spadden, de Composure, con sede en Nueva York, por “Prelude”, una experiencia Web VR completamente interactiva centrada en el audio espacial para el alivio del estrés; y el tercer lugar fue para ¡Ataques de AR!, desarrollado por un equipo de cuatro miembros de Estados Unidos: Jasper de Tarr, Dulce Baerga, Travis Bennet y Will Murphy.

EL ÚLTIMO MEDIO

Alfredo Consébola es un egresado del colegio Nacional de nuestra ciudad, que vive cerca de plaza San Martín y que se define como “un millenials que nació con un teclado en las manos”.

“A los 10 años ya estaba programando”, cuenta, y, próximo a recibirse de ingeniero en sistemas, se dedica a la consultoría tecnológica.

“La realidad virtual es el último medio de todos cuantos se conocen, es el futuro. Y si bien ya está bastante desarrollado, lo que se viene es increíble, una experiencia total en la que se involucran todos los sentidos”, afirma.

“Con este juego -añade- probé una nueva tecnología, la WEB XR, que es una realidad virtual aumentada y que se puede utilizar en todo tipo de pantallas sin necesidad de comprar nada, ya que está en una página de internet”.

El premio que obtuvo por “Crystalis” fue más bien simbólico, un casco de realidad virtual de alta gama y una notebook gamers. Y el título, claro, de “campeón mundial de la realidad virtual”.

Fuente: El Día