Escándalo en la Ópera de París por declaraciones homofóbicas de un bailarín ucraniano que hicieron que lo echaran

Se trata de Serguei Polunin, que iba a interpretar “El lago de los cisnes”. Entre quienes lo repudiaron está la argentina Ludmila Pagliero, primera bailarina de la compañía.

oHnvqUqOG_1256x620__1

Aurélie Dupont, directora del Ballet de la Opera de París, acaba de cancelar el contrato de Serguei Polunin, ultrapromovida estrella del ballet nacido en Ucrania, que este año interpretaría al príncipe Sigmundo en El lago de los cisnes. Las razones de la cancelación hay que encontrarlas en las declaraciones homofóbicas y discriminatorias hacia los obesos y las mujeres que el bailarín había formulado recientemente en su cuenta de Instagram en la que tiene 170.000 seguidores.

Sergei Polunin lleva un tatuaje de Vladimir Putin en su pecho. Foto: AFP

Sergei Polunin lleva un tatuaje de Vladimir Putin en su pecho. Foto: AFP

Polunin, que se nacionalizó ruso, es además un ferviente admirador del presidente Vladimir Putin y lleva su cara tatuada en el pecho. Quienes lo recordamos de su primera y única visita a Buenos Aires en el año 2013, para participar de una gala de ballet en el Teatro Coliseo, no podemos seguramente imaginar que haya quedado un centímetro libre de la superficie de su cuerpo para incluir un nuevo tatuaje.

“A los gordos hay que abofetearlos”, “los hombres deben ser hombres y las mujeres, mujeres; para eso tenemos huevos”, “ya basta con una mujer en el escenario, no son necesarias dos”, “las mujeres están tomando los roles de los hombres y la razón es que no las c… lo suficiente”. Estas son algunas de las declaraciones de Polunin, que fueron repudiadas por personas de las más variadas procedencias y desde luego también por bailarines de la Ópera de París, entre ellas nuestra compatriota Ludmila Pagliero –una de las primeras figuras de la compañía francesa- que tuiteó: “Es mejor que no engordemos ni un solo gramo porque si no el señor Polunin no estará contento. ¡Lo esperamos!”.

Ludmila Pagliero, la bailarina argentina que es primera figura de la Ópera de París (el edificio a sus espaldas) repudio las declaraciones de Polunin. Foto: AFP /Pierre Verdy

Ludmila Pagliero, la bailarina argentina que es primera figura de la Ópera de París (el edificio a sus espaldas) repudio las declaraciones de Polunin. Foto: AFP /Pierre Verdy

El bailarín, que tiene 29 años y ha pasado por serios problemas de adicción a las drogas, dio muestras de sus caprichos y salidas destempladas en otras oportunidades, quizás porque este es un buen camino para hacerse famoso. En fin, una estrategia de marketing como tantas otras.

Pero. volviendo a su actuación en la Argentina, lo cierto es que su participación en la gala porteña no fue deslumbrante ni mucho menos: bailó el dúo Diana y Acetón con Luciana Barreiro, integrante del Teatro Colón, y, o bien habían ensayado escasamente el pas de deuxque les tocó interpretar o hubo un esfuerzo mínimo de parte de él, que de principio a fin tuvo una actitud displicente sobre el escenario. Algo por lo menos llamativo en un artista que venía precedido por semejante fama.

Fuente: Clarín