Hallazgo histórico con participación argentina: detectaron las ondas generadas por el choque de estrellas de neutrones

A partir de ese tipo de colisiones, se dispersan por el Universo. Implica un paso más hacia la comprobación de la Teoría de la Relatividad de Einstein. La palabra de los expertos sobre la detección de forma directa de ondas gravitacionales por fusión de dos estrellas de neutrones (ESO).

ondas gravit

Por primera vez, se detectaron de manera directa ondas gravitacionales que fueron generadas por la fusión de dos estrellas de neutrones que estaban a 130 millones de años luz. Las ondas son vibraciones en el espacio-tiempo, y su detección directa permite armar mejor el rompecabezas sobre el origen y la evolución del Universo.

El descubrimiento fue realizado por los científicos de la Colaboración Científica LIGO, de Estados Unidos, y del detector Virgo, en Europa. Luego, fue corroborado por científicos argentinos con el telescopio de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre, ubicado en las sierras de Córdoba de Argentina, y otro telescopio en Chile.

El tema de las ondas gravitacionales es uno de los más excitantes de la astrofísica actual. Porque en 1916 el físico Albert Einstein había afirmado que, según su Teoría General de la Relatividad, los cuerpos más violentos del cosmos liberan parte de su masa en forma de energía a través de estas ondas. Pero recién ahora se cuenta con la tecnología que permitió comprobarlo. Los impulsores de LIGO ya habían detectado las ondas como resultado de la colisión de agujeros negros, un hallazgo que les valió para ganar el Premio Nobel en 2017.

El descubrimiento anunciado en videoconferencia por YouTube se produjo el 17 de agosto pasado cuando los detectores de LIGO y Virgo percibieron las ondas gravitacionales generadas por la fusión de dos estrellas de neutrones que estaban orbitándose mutuamente. El descubrimiento fue publicado en las revistas Science y Nature de hoy a través de diferentes papers.

Lucio Macri, Mario Díaz, y Diego García Lambas. los tres investigadores de TOROS
Lucio Macri, Mario Díaz, y Diego García Lambas. los tres investigadores de TOROS

El astrónomo argentino Mario Díaz, profesor de física de la Universidad del Valle de Río Grande de Texas, en Estados Unidos, formó parte del descubrimiento al ser miembro de LIGO. “La detección directa de las ondas gravitacionales a partir de la fusión de estrellas de neutrones es un hecho histórico”, comentó Díaz a Infobae. “Es una pieza del rompecabezas que vino gracias a que un satélite de la NASA detectó un flash de rayos gamma dos segundos después de que las ondas gravitacionales pasaran por la Tierra”, explicó.

Los rayos gamma se produjeron como consecuencia de las altísimas temperaturas asociadas con la colisión de las estrellas de neutrones. Once horas después, varios grupos detectaron luz visible asociada con ese choque de estrellas.

“Con las detecciones posteriores de varios grupos, se pudieron saber con precisión las coordenadas del evento. Ya que las ondas gravitacionales y los rayos gamma sólo pueden dar una idea general del lugar en donde ocurrió la colisión”, explicó a Infobae el doctor en astronomía por la Universidad de Harvard, Lucas Macri. Este investigador argentino, que fue becado por la NASA a los 16 años- actualmente trabaja en la Universidad Texas A&M- fue uno de los autores del trabajo de detección de remanentes de la colisión de la estrella en la revista Astrophysical Journal Letters.

Una bola de fuego, producto del choque de dos estrellas, que fue obtenida con el telescopio T80S, en Cerro Tololo
Una bola de fuego, producto del choque de dos estrellas, que fue obtenida con el telescopio T80S, en Cerro Tololo

“Nuestro grupo tomó imágenes de la colisión de estrellas de neutrones con un telescopio en Chile y con uno en Córdoba a partir de unas 35 horas después del evento. Queremos poner un telescopio en la Puna salteña para poder contribuir a la búsqueda/localización de futuros eventos y poder estudiarlos mejor desde más temprano y sin tener que esperar que otros los localicen”, resaltó el doctor Macri.

La colisión de estrellas parece ser un acontecimiento lejano para la vida cotidiana en la Tierra. Pero muchas de las cosas que se usan en el planeta contienen elementos pesados, como plomo y oro, que fueron dispersados por el Universo por diferentes colisiones. “La colisión de dos estrellas de neutrones es el tipo de evento en el que se forman la mayoría de los elementos pesados de la tabla periódica, incluyendo el oro y el platino. La mayoría del oro en la Tierra, como el que se usa en un anillo de matrimonio, seguramente se formó en eventos similares hace más de 5000 millones de años, antes de que se formara el sistema solar”.

Fuente: Valeria Román, Infobae.