Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

rkoW3j4Wz_930x525

La calle Alsina al 1700, en Monserrat, Capital, se convirtió esta tarde en un oasis de arte y cultura, que dejó expuesto en primer plano un atractivo porteño de leyenda.

Es que, en el marco de la BienalSur, organizada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), se realizó un festival gratuito para homenajear al francés Marcel Duchamp(1887-1968), una de las mayores figuras del arte del siglo XX.

Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

Cultura y diversión. En Alsina al 1700. / Silvana Boemo

La movida giró en torno al edificio de Alsina 1743, que Duchamp, creador del arte conceptual y otras tendencias del arte contemporáneo, habitó durante 9 meses entre 1818 y 1919. Un lugar recién restaurado.

Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

Duchamp por Man Ray, en 1930. / Archivo

La fiesta comenzó cerca de las 15:30, bajo el sol radiante. Cortaron Alsina, entre Solís y Entre Ríos, y enseguida la zona empezó a transformarse. Primero, con el ajedrez. No fue por casualidad: le encantaba a Duchamp. Como contó a Clarín Diana Wechsler, directora artístico-académica de la BienalSur, “hay una mitología en torno al paso de Duchamp por la Ciudad y, en ese contexto, se dice que aquí descubrió su pasión por ese juego”.

La gente disfrutó el juego como lo debe haber hecho Duchamp. El hacedor del “ready made” (obra con objetos encontrados) llegó a la Ciudad en septiembre de 1918, tras abandonar París, aparentemente tratando de esquivar la Primera Guerra Mundial, y pasar por Nueva York.

Los chicos se encandilaron con un ajedrez gigante. Pero además hubo clases de profesores de la Diplomatura en Ajedrez de la UNTREF, un “tatedrez” (mix de tateti y ajedrez), masa para modelar reyes, peones y otras piezas y arte de alumnos de la UNTREF que atraparon también a los grandes.

La edad del público no importó nada cuando una chica se sentó delante de 10 tableros y jugó, en simultáneo, con quien quiso desafiarla. Nadie le ganó: era la campeona argentina de ajedrez, María Florencia Fernández (26).

Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

Concentración. Los visitantes jugaron en serio. / Silvana Boemo

“Cada vez que la cultura sale a a calle, hay que celebrar”, dijo el agregado cultural de Francia, Yann Lorvo, al descubrir una placa.

“Este acontecimiento resulta clave también porque muestra patrimonio que la Ciudad ha recuperado”, apuntó Guillermo Alonso, director de Museos, Patrimonio y Casco Histórico de la Ciudad.

Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

A jugar. Los grandes también se divirtieron ayer en uno de los grandes tableros “callejeros”. / Silvana Boemo

Fue la Escuela Taller de Casco Histórico la que realizó la puesta en valor de la fachada del edificio donde vivió Duchamp. También se mejoraron veredas y el resto de entorno.

Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

Restauración. De la fachada del edificio que habitó Duchamp. Fue hecha por la Escuela Taller de Casco Histórico. / Gentileza GCBA

Además de la UNTREF, la Embajada de Francia y los organismos oficiales mencionados, participaron la Asociación de Comerciantes de Avenida Entre Ríos y la Consultora Fajre y Asociados. Y otra joya porteña: la Asociación Argentina de Actores, ubicada en Alsina 1766, frente a la ex vivienda de Duchamp, en cuyo balcón tocó la Orquesta Ensamble Kurtha.

Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

Música. La Orquesta Ensamble Kurtha, en la Asociación Argentina de Actores. / Silvana Boemo.

Luego, proyectaron el corto sobre Duchamp “Todo lo que veo es mío”, de Mariano Galperín y Román Podolsky, que se estrenará en breve. Y, al final, hubo una intervención lumínica en la fachada de la antigua casa del artista francés. Antes se había descubierto en el bar de la planta baja de ese edificio un cartel de neón, obra de Mariela Yeregui y Gabriel Golder, que cita a Duchamp. “La elección -dice- es ida y vuelta”.

Perfil de Duchamp:

Marcel Duchamp nació en 1887 en Blainville-Crevon, Francia. Su obra emblema “La Fuente” (foto de abajo), mingitorio que quiso exhibir en la Sociedad de Artistas Independientes neoyorquina. Entre 1918 y 1919 vivió en el barrio porteño de Monserrat. Murió en 1968 en París.

Homenaje a Marcel Duchamp: una calle del Centro se convirtió en un oasis de arte

Celebridad. “La Fuente” , 1917. / Archivo Clarín

Fuente: Clarín