La NASA dejaría de ser la propietaria de toda la arena lunar que hay en la Tierra

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES Y EL VIDEO. Cualquiera de los 7.600 millones de personas de este planeta es copropietaria, en partes iguales, de la luna, las estrellas y cualquier objeto celeste que exista en el universo. Pero la NASA dice que no.

ryjDJLrbm_930x525__1

Cualquiera de los 7.600 millones de personas de este planeta es copropietaria, en partes iguales, de la luna, las estrellas y cualquier objeto celeste que exista en el universo.

Así lo establece el derecho espacial internacional, desde una resolución de 1967, que impide a las naciones reclamar su soberanía sobre cualquier cuerpo celeste.

Pero la NASA siempre se rió de esto, ya que desde que el hombre pisó la Luna, se hizo dueña de todo el material lunar recogido en sus expediciones.

Pero eso podría llegar a su fin. Es que Laura Murray Cicco presentó una demanda en la corte federal de Kansas, para que se la declare propietaria legal de un frasco con arena lunar que le regaló Neil Armstrong (el primer hombre que pisó la Luna) a través de sus padres.

El frasco con arena lunar que tiene Laura Murray Cicco (Laura Murray Cicco).

El frasco con arena lunar que tiene Laura Murray Cicco (Laura Murray Cicco).

La NASA reclama que ese material le sea devuelto, ya que es de su propiedad y todo lo que no esté bajo su amparo es “contrabando”. Y un tribunal estadounidense le dio la razón a la Nasa.

Laura recibió el frasco de arena lunar cuando tenía diez añosy ante el atropello de la NASA, decidió contraatacar. Ahora, cinco décadas después, decidido demandar a la NASA por miedo a que la agencia le confisque su valioso presente. Y el pasado miércoles, tras una petición presentada ante una corte federal en Kansas,buscó establecer los derechos de propiedad sobre el material.

“Laura recibió este polvo lunar de parte de Neil Armstrong, por lo que es de ella y solo queremos establecerlo legalmente”, afirmó Chris McHugh, abogado de la demandante.

Laura a los diez años y su padre, que era amigo de Armstrong y recibió de este el regalo (Laura Murray Cicco).

Laura a los diez años y su padre, que era amigo de Armstrong y recibió de este el regalo (Laura Murray Cicco).

La dueña sostiene que el frasco le fue entregado por su padre, Tom Murray, quien al parecer mantuvo una estrecha amistad con Armstrong, cuando el astronauta enseñaba en el Departamento de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad Estatal de Cincinnati. Según la mujer, el frasco le fue dado con una dedicatoria personal: “A Laura Ann Murray – La mejor de las suertes. Neil Armstrong Apollo 11”.

La dedicatoria personal del astronauta que iba junto al frasco: "A Laura Ann Murray - La mejor de las suertes. Neil Armstrong Apollo 11" (Laura Murray Cicco).

La dedicatoria personal del astronauta que iba junto al frasco: “A Laura Ann Murray – La mejor de las suertes. Neil Armstrong Apollo 11” (Laura Murray Cicco).

No obstante, las pruebas sobre el contenido del frasco ofrecen conclusiones contradictorias sobre si el material es realmente polvo lunar. The Bruker Corporation, una compañía analítica de Massachusetts, descubrió que la prueba de espectroscopia indicaba que efectivamente la muestra era similar a la del polvo lunar, mientras que una espectroscopia de fluorescencia de rayos X mostró, al contrario, que la composición química no era consistente con material del satélite de la Tierra.

Hay un caso anterior muy similar. El de Joann Davis esposa de un antiguo operario de la NASA que, a la muerte de su marido recibió en herencia un frasco con arena lunar que también le había regalado Armstrong. La mujer, que en 2011 atravesaba problemas económicos, fue contactada por un agente secreto de la NASA que se hizo pasar por un probable comprador.

La huella del primer hombre en pisar la luna: Neil Armstrong. AP

La huella del primer hombre en pisar la luna: Neil Armstrong. AP

La mujer fue arrestada cuando se citó con el agente encubierto ysufrió un interrogatorio que duró horas, sin asistencia jurídica, y no pudo ni siquiera ir al baño .La Justicia condenó al agente de la NASA, pero no dictaminó a quien pertenecía el material.

Hay algo a favor de Laura en este caso. La nota escrita de puño y letra por Neil Armstrong. A lo mejor, la Justicia determina que el polvo lunar ahora es de todos, y no solo de la Nasa.

Fuente: Clarín