Las series feministas copan todas las pantallas

Cada vez son más y mejores. Un repaso por las más importantes y las de próximo estreno.

BkoZs2Wnl_1200x0

Protagonistas fuertes y empoderadas, temáticas relacionadas con problemáticas femeninas actuales. Es una tendencia que toma cada vez más lugar en el universo televisivo.

Cada vez es más sencillo encontrar series que pongan en primer lugar la historia de una mujer en la trama principal. Los ejemplos a lo largo de la historia sobran, pero en los últimos años se comenzaron a visibilizar más las problemáticas femeninas en la pantalla chica, por sobre los dramones amorosos trillados.

Pero, ¿qué tiene que tener una serie para ser considerada feminista?

Para Esther Feldman, guionista, escritora y autora de ficciones como LaLola y Los exitosos Pells, hay varios factores a tener en cuenta. Primero afirma que, “una serie tenga temática feminista no significa que sea una serie para mujeres exclusivamente” y agrega: “Pensar que porque una serie tiene protagonista mujer es feminista es un error, en cambio visibilizar problemáticas femeninas es lo que convierte a una serie en feminista”, define en conversación con Clarín.

Erika Halvorsen, guionista y autora de ficciones como Amar después de amar y El hilo rojo, delinea algunas cuestiones que considera básicas en la construcción del personaje: “Son mujeres conectadas con su deseo y su ejercicio de la libertad, en un marco donde el ser mujer no las ponga en una situación de debilidad, sino todo lo contrario”.

Protagonistas fuertes e independientes, empoderadas y, como especifica Feldman, “que no estén acompañando a un varón sino que estén mostrando su propia historia”.

Halvorsen va un poco más allá y cree que la sexualidad de las mujeres fue históricamente solapada por los hombres de la industria: “Cuando una ficción con mujeres está pensada por varones, el sexo de la mujer es tabú, decir clítoris es tabú, que una mujer se sienta atraída a un hombre por el sexo y no por el beso, es tabú y se piensa que no se va a creer que hay una historia de amor atrás”.

Las nuevas narrativas feministas en el mainstream seriéfilo marcan que hay una agenda social que está mutando y se está trasladando a las ficciones. “Cambiaron los temas de debate, hoy estamos hablando de la legalización del aborto”, sostiene Feldman.

Por su parte, Halvorsen hace especial hincapié en las historias de amor: “El arquetipo de amor romántico y de la mujer desprovista de todo si no llega el príncipe, ya está totalmente caduco”. Además cree que es importante poner el foco en este sentido, “por las generaciones que nos preceden”.

Seleccionamos ocho ficciones dignas de ser vistas y que cumplen con las características delineadas por las autoras.

Girls – Disponible en Flow y HBO GO

Cuatro chicas veinteañeras que viven en Brooklyn (Nueva York), algo golpeadas profesional y sentimentalmente, se muestran sin filtros ni caretas (sobre todo en lo sexual) en esta serie creada y protagonizada por Lena Dunham. En el segundo episodio de la primera temporada, Hannah (Dunham), Marnie (Allison Williams) y Shoshanna (Zosia Mamet) acompañan a Jessa (Jemima Kirke) a realizarse un aborto. Con un claro mensaje de sororidad, muestran cómo, incluso desde las diferencias, se puede acompañar y apoyar a una amiga.

Las series feministas copan todas las pantallas

Girls, la serie sobre chicas veinteañeras que transcurre en Brooklyn.

Big Little Lies – Disponible en Flow y HBO GO

La mejor interpretación del 2017 en la pantalla chica fue la deNicole Kidman en esta miniserie. Su personaje, Celeste, tiene una relación abusiva y violenta. También se cuenta un caso de violación protagonizado por Shailene Woodley, Reese Witherspoon será quien refleje las complicaciones de un segundo, y el personaje de Laura Dern mostrará la dificultad de ser una empresaria exitosa y la culpa por no cumplir con las obligaciones de madre y esposa que la sociedad le impone.

Las series feministas copan todas las pantallas

Big Little Lies, drama y comedia creada por David E. Kelley.

Good Girls Revolt – Disponible en Amazon Prime Video

Parece increíble hoy, pero en los años sesenta en la revista Newsweek las mujeres solamente podían ayudar a los redactores hombres, por lo que era imposible encontrar una firma femenina entre sus páginas. Inspirada en hechos reales, Good Girls Revolt es un buen retrato de una época en que las dinámicas laborales para las mujeres estaban teñidas por la tensión entre el trabajo y la familia y cuenta la rebelión de esas mujeres en la prestigiosa revista. En el elenco están Genevieve Angelson, Anna Kamp, Erin Darke y Jim Belushi.

Las series feministas copan todas las pantallas

Good Girls Revolt. La serie sobre la rebelión de las periodistas de “Newsweek”.

The Marvelous Mrs Maisel – Disponible en Amazon Prime Video

Los creadores de Gilmore Girls (Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino) nos presentan a Miriam Maisel (la actriz Rachel Brosnahan). Una joven judía que tenía la vida que una ama de casa neoyorquina de los años cincuenta podía soñar: hijos, un matrimonio con el hombre de sus sueños y un departamento frente al Central Park. Pero todo cambia cuando su marido se va de la casa y le dice que se quiere separar. Sin planearlo, se va a refugiar en el escenario de un bar relatando con muchísima gracia su caótica nueva vida.

Las series feministas copan todas las pantallas

The Marvelous Mrs. Maisel. La comedia con Rachel Brosnahan se llevó dos Globos de Oro 2018.

Jessica Jones – Estrena nueva temporada el 8 de marzo en Netflix

En un universo invadido por hombres, Jessica Jones (Krysten Ritter) se hizo su lugar de superheroína en esta producción de Marvel para Netflix. Una mujer dotada de una fuerza sobrehumana que fue víctima de violencia machista se gana la vida como detective mientras lidia con las secuelas de una relación de dominación y de abuso sexual con Kilgrave, un hombre que tiene el poder de controlar las acciones y los pensamientos de sus víctimas. En esta serie no sólo se habla de violencia sexual y física, también de la psicológica y del abuso disfrazado de amor romántico.

Las series feministas copan todas las pantallas

Krysten Ritter, en La serie Jessica Jones.

Grace and Frankie – Disponible en Netflix

Una comedia sobre dos mujeres mayores de 70 años que terminan sus matrimonios porque sus esposos son pareja en secreto hace más de 20 años. Jane Fonda (Grace) y Lili Tomlin (Frankie) encarnan a las protagonistas, que tienen que adaptarse a una nueva vida sin sus maridos con quienes habían estado casadas durante más de 40 años. Durante este proceso de cambios se dan cuenta que durante sus matrimonios habían sido subestimadas e ignoradas por sus familias y amigos.

Las series feministas copan todas las pantallas

Grace and Frankie. Con Jane Fonda y Lili Tomlin.

The Fall – Disponible en Netflix

Gillian Anderson (Scully de X Files) interpreta a la detective londinense Stella Gibson que llega a la ciudad de Belfast (Irlanda del Norte) para hacerse cargo de un caso difícil: encontrar al asesino de una joven arquitecta. Aunque Gibson no sepa quién es esa persona entiende que no se trata de un asesinato más, sino de un caso de misoginia extremo. El de Anderson es uno de los personajes más feministas de la pantalla chica. Una mujer que lucha por imponer su autoridad en un contexto absolutamente machista como el policial, se muestra sexualmente libre sin que eso interfiera en su rol como jefa de la investigación. “Nosotras hemos elegido trabajar en una cultura masculina, patriarcal y paramilitar. No dejemos que eso nos venza”, le dice Gibson a una colega en uno de los episodios.

Las series feministas copan todas las pantallas

The Fall, la serie con Gillian Anderson.

The Handmaid’s Tale – Estreno en Paramount el domingo 11 de marzo a las 22, al día siguiente puede verse por Flow

Fue la más aclamada y multipremiada en 2017. Basada en la novela distópica de la escritora canadiense Margaret Atwood publicada en 1984, presenta una nueva sociedad en un futuro cercano en los Estados Unidos, regulada bajo una dictadura religiosa donde las mujeres se separan en categorías. El relato está contado desde la perspectiva de Offred (Elisabeth Moss), que pertenece a la categoría de criada. Es una mujer fértil que es esclavizada y violada sistemáticamente con el fin de parir los hijos de las familias que se encuentran en el poder. Esta serie plantea temas como la pérdida total de los derechos básicos de la mujer, hace una crítica social a la imposición de la maternidad y la intromisión de las instituciones religiosas en la vida (y los cuerpos) de las mujeres.

Las series feministas copan todas las pantallas

The Handmaids Tale. Con Elisabeth Moss, se estrena este domingo 11 de marzo.

La polémica: Sex and the city ¿Feminista?

Hace veinte años llegaban a la pantalla chica cuatro personajes que marcarían a (por lo menos) una generación de mujeres. Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte son cuatro amigas neoyorquinas de unos treinta años que durante seis temporadas contaron sus historias a través de la pantalla de HBO. “Si Sex and the City se estrenara hoy te diría que no es una serie feminista. Está basada en la moda y el consumo y elementos como la necesidad de la pareja para realizarse”, sostiene la guionista Esther Feldman, pero remarca que considerando que se estrenó hace veinte años, “hay que resaltar que tenía ingredientes feministas, sobre todo por la libertad sexual, el goce femenino, la sororidad y el grupo de amigas como soporte”.

La autora Erika Halvorsen coincide con Feldman: “Sex and the City está hoy bastante bastardeada porque mostraba un arquetipo de mujer consumista, pero hay que ponerla en contexto”. Hay un factor que para Halvorsen es determinante y justifica su defensa a esta serie: “Habló de la sexualidad femenina como no se puede hablar hoy en la televisión. Mostraron mujeres sexuadas, independientes, que sufrían por amor y querían un gran amor, pero eso nos pasa a todos”.

Las series feministas copan todas las pantallas

Las historias de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda son inolvidables para los fans de “Sex and the City”.

Fuente: Clarín