Levantar ciudades en medio del desierto

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES Y EL VIDEO. KAEC se convertirá en 2020 en una metrópoli más grande que Washington DC.

img_arodriguezr_20171130-132601_imagenes_lv_propias_king-abdullah-economic-city_v4-kokD-U433287145125jLC-992x558@LaVanguardia-Web

El nombre oficial es un homenaje a la megalomanía: la King Abdullah Economic City (KAEC). Ideada por el penúltimo Rey de Arabia SaudíAbdullah bin Abdulaziz Al Saud -que falleció en 2015-, el megaproyecto se anunció en el 2005 para ganar terreno al desierto y construir una nueva zona industrial, a orillas del Mar Rojo, en un área de más de 170 kilómetros cuadrados al norte de la ciudad de Jeddah. Y para ello no han reparado en gastos.

El Gobierno saudí tiene previsto gastarse más de 46.583 millones de euros en KAEC. Y eso a pesar de que actualmente viven en la localidad apenas unas 7.000 personas. Se prevé que para el 2020, cuando ya esté totalmente operativa, hayan llegado a casi 30.000.

La metrópoli, una vez terminada, tendrá aproximadamente el tamaño de Bruselas.

Pisos en construcción en la King Abdullah Economic City

Pisos en construcción en la King Abdullah Economic City (Getty Images)

Pero la ciudad no solo se ha levantado con el objetivo de albergar a cientos de familias. En lo más alto de su lista de prioridades está la de propiciar “un entorno atractivo” para atraer a inversores de todo el mundo, además, de rentabilizar al máximo el Puerto Rey Abdullah, uno de los 100 más grandes del mundo y el segundo más grande del Mar Rojo (al menos hasta el 2018, cuando prevé ser ya el primero…)

Maqueta final de la King Abdullah Economic City

Maqueta final de la King Abdullah Economic City (Getty Images)

 

La ciudad le ha ganado terreno al desierto a orillas del Mar Rojo

La ciudad le ha ganado terreno al desierto a orillas del Mar Rojo (Getty Images)

Su nacimiento se integró dentro del Programa de Transformación Económica Nacional con el que Arabia Saudita buscaba alejarse del petróleo para entrar de lleno en otros sectores de futuro, como la industria farmacéutica o automotriz.

La entrada de la metrópoli, con una gran foto del rey Abdullah, fallecido en 2015

La entrada de la metrópoli, con una gran foto del rey Abdullah, fallecido en 2015 (Getty Images)

De ahí que ya hoy, unas 120 compañías locales e internacionales -entre las que destacan Aramex, Mars, Pfizer, Petra y Sanofi- ya estén operando desde KAEC. Con la ciudad en vías de convertirse en centro logístico y productivo de referencia, el siguiente paso en el camino es mejorar la apuesta por el ocio y el entretenimiento para aumentar el turismo de cara a 2030.

Operarios limpiando una rotonda que lleva al puerto

Operarios limpiando una rotonda que lleva al puerto (Getty Images)

A su vez, la King Abdullah Economic City, no solo tiene una ubicación estratégica en el Mar Rojo, sino que aspira a convertirse en el destino principal para los peregrinos religiosos gracias a que está situada a poco más de una hora de distancia en coche de La Meca y a tres de Medina. El proyecto también incluye campos de golf y hoteles de cinco estrellas.

Zona administrativa de la King Abdullah Economic City

Zona administrativa de la King Abdullah Economic City (Getty Images)

Y por si esto fuera poco, desde Arabia Saudita se insiste en que la mirada no está puesta únicamente en el exterior. El 70 por ciento de los saudíes tienen menos de 30 años y las pequeñas y medianas empresas son la columna vertebral de la economía no petrolera del país. Por eso el Gobierno está potenciando las Escuelas de Negocios y los cursos para emprendedores.

KAEC aspira a dejar de ser un proyecto sobre el mapa para converger los anhelos de futuro del país.

Un funcionario camina por uno de los edificios administrativos de la ciudad

Un funcionario camina por uno de los edificios administrativos de la ciudad (Getty Images)

 

Cuando se haya completado, la KAEC será más grande que Washington DC, con una zona industrial que cubrirá 63 kilómetros cuadrados y un área residencial planificada para incluir 260.000 apartamentos y 56.000 villas con capacidad para medio millón de residentes y alrededor de diez mil turistas.

La King Andullah Economic City, con todo, no es la única que se está construyendo en medio del desierto. Si Dubái ha crecido en las últimas décadas, en Qatar, sede del Mundial de fútbol de 2022, se levanta una metrópoli de cero para albergar el torneo. La localidad de Lusail debería estar lista para 2019 y su estadio será el escenario de la final. El Gobierno qatarí también tiene previsto crear un gran centro de negocios y placer.

Fuente: La Vanguardia