MNAD: “La majestuosa herencia del ayer”.

palacio errazuriz

Jóvenes de mundo, vivieron 10 años en Paris, desde donde -empapados del charme francés, comenzaron a soñar con un Palacio de estilo neoclásico francés,  donde criar a sus dos hijos, con nombres homónimos: Josefina y Matías y, principalmente, donde desarrollar su distinguida vida social.

El encargado de este proyecto fue el arquitecto René Sergent, junto a un selecto equipo de proyectistas, decoradores y paisajistas. La realización del sueño marital, solo demandó 6 años, entre 1911 y 1917 (no nos olvidemos del contexto histórico en el que se desarrolló, teniendo en cuenta que todos los materiales: mueblería, esculturas, etc. eran trasladados en barcos). Un dato curioso es que Sergent, nunca visitó Bs. As. La dirección de obra estuvo en manos de los arquitectos locales Eduardo M. Lanús y Pablo Hary.

Es imposible eludir el modernismo de la residencia de 4 niveles que, ya en esa época, contaba con elementos de confort que aún hoy son difíciles de imaginar: tres ascensores, calefacción por conductos (a través de rendijas se templaban todos los ambientes) y la “crème de le crème ”, una aspiradora central de pisos por tubería. Sí, a pesar de que contaban con más de 20 empleados, pensaron en cómo simplificar la pulcritud del Palacio.

Cada jardín, planta y salón, cuenta con una historia particular; desde la minuciosa decoración del Salón de Madame, destinado al recibo de amistades de Josefina, hasta el dorado Salón de Baile donde la aristocracia porteña celebraba sus noches. Para conocer cada detalle de este fascinante palacete, es más que recomendable tomar las visitas guiadas con las que cuenta el Museo.

El actual MNAD se encuentra en excelente estado de preservación; conserva una amplia colección de arte que va  desde esculturas de Auguste Rodin, obras de Manet, El Greco, de Dreaux; enormes tapices en los siglos XV, XVI y XVII; piezas únicas orientales y, en la Gran Antecámara, para darnos la bienvenida, dos retratos inmensos del artista español Joaquín Sorolla, de quienes fueron las heroínas de esta historia, Josefina de Alvear de Errázuriz y su suegra, Doña Cornelia Ortúzar de Errázuriz.

Para finalizar este paseo recomiendo sentarse en el Café-restaurante del Museo – Croque Madame y disfrutar de la vista y el aire majestuoso del ayer.

Dónde: Av. Libertador 1902, Palermo. Cuándo: Martes a Domingos de 14 a 19 hs. LUNES CERRADO. ENTRADA GRATUITA – Bono contribución $25.

Ver horarios de Visitas Guiadas en: https://www.mnad.org

* Mercedes D’Espósito completó el Seminario – Taller Teórico Práctico sobre Periodismo Cultural, a cargo de Adriana Muscillo, en el Centro Cultural Rector Ricardo Rojas de la UBA, resultando seleccionado su trabajo para ser publicado en Diario de Cultura.