Por qué las actividades lúdicas también son importantes para los adultos

La estrella del fútbol David Beckham ha confesado que juega con piezas de Lego para controlar el estrés. La presentadora y comediante Ellen DeGeneres hace bromas con sus invitados en el programa. Mientras era Primer Ministro de Gran Bretaña, David Cameron era conocido por sus sesiones de desconexión jugando a Angry Birds.

Sin título

La importancia del juego para los niños está muy bien documentada. Ahora, los investigadores están centrando su atención en los posibles beneficios para los adultos. Lo que están encontrando es que supone una manera destacada de reducir el estrés y contribuir al bienestar general.

Los juegos es algo habitual en los niños o en los animales, ya sea algo improvisado o una actividad de persecución, por ejemplo. Pero ¿qué aspecto tiene en los adultos? Según el psiquiatra Stuart Brown, fundador del Instituto Nacional para el Juego en Carmel Valley (California), la forma en la que jugamos es “única para cada individuo, al igual que las huellas dactilares” y podría ir desde coleccionar sellos, lanzar un balón de fútbol, leer un libro o escalar el Monte Everest.

Lo que todo juego tiene en común es que ofrece un sentido de compromiso y placer, saca al jugador de un tiempo y de un lugar, y la experiencia de hacerlo es más importante que el resultado“, comenta Brown.

(Archivo)

(Archivo)

Aunque algunas personas pueden parecer más juguetonas que otras, los investigadores señalan que el juego también forma parte de la evolución.

Peter Graty, profesor de psicología de Boston College, afirma que el “juego evolucionó principalmente para enseñar a los niños todo tipo de habilidades y su extensión en la edad adulta pudo haber ayudado a construir lazos de cooperación entre los cazadores, más allá del dominio en la búsqueda de especies”. En otras palabras, para nuestros antepasados, no se trata simplemente de agregar diversión a las vidas, sino que podría haber sido el modo de mantener la paz, algo crítico para la supervivencia.

Según Lynn Barnett, profesora de recreación, deportes y turismo de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, hay una razón por la que el juego adulto existe en la sociedad moderna. Una teoría sobre el juego es que es terapéutico y hay investigaciones que la respaldan. “En el trabajo se ha encontrado que el juego agiliza el aprendizaje, mejora la productividad y aumenta la satisfacción laboral. En casa, hacer cosas como ir a un concierto o ver una película, puede mejorar la vinculación y la comunicación”.

Los adultos más propensos al juego tienen la capacidad de transformar situaciones cotidianas, incluso estresantes, en algo entretenido, de acuerdo a las palabras de Barnett. Ella es coautora de un estudio que concluyó que los adultos más alegres (aquellos que se clasificaron con altos niveles de energía, espontáneos o “payasetes”) reportaron menos tensión en sus vidas y poseyeron mejores habilidades. Barnett cree que se da esta situación porque, tal vez, estos individuos tienen estos atributos y son capaces de mantener el estrés en perspectiva.

Resultado de imagen para adults play games

Los adultos lúdicos tienen los mismos factores estresantes que cualquier otra persona, pero parecen experimentar y reaccionar a ello de una forma diferente, permitiendo que los estresados caigan más fácilmente que aquellos que son más propensos al juego“, subrayó.

Ser un adulto alegre también puede hacernos más atractivos respecto al sexo opuesto, según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania. Los investigadores pidieron a 250 estudiantes que evaluaran 16 características que podrían buscar en una pareja a largo plazo. El “sentido del humor” entró en el primer lugar en los hombres y el segundo en las mujeres. “Amante de la diversión” fue la tercera opción para ambos sexos y “alegre/lúdico” fue colocado cuarto para ellas y quinto para ellos.

El investigador principal Garry Chick especula que la atracción a través de “la diversión” puede ser algo que esté enraizado en la evolución y sea algo importante a valorar en una pareja. “En los hombres, el juego indica señales de no agresividad, lo que significa que tendrían menos probabilidades de perjudicar a su pareja o a su descendencia. En las mujeres señala la juventud y la fertilidad“, apunta.

No todos los adultos juegan igual, por supuesto. En un informe publicado recientemente en la revista Personality and Individual Differenceslos investigadores examinaron las complejidades de la diversión en los adultos en un esfuerzo por descifrar los patrones de comportamiento.

Los investigadores identificaron cuatro tipos de adultos lúdicos: aquellos que disfrutan gozando con amigos, compañeros, parientes y conocidos; aquellos que son generalmente sencillos y no se preocupan demasiado de las consecuencias de su comportamiento; aquellos que se divierten con los pensamientos y las ideas; y aquellos que son caprichosos, exhibiendo interés en cosas extrañas e inusuales y se divierten en pequeñas observaciones individuales.

(iStock)

(iStock)

El investigador principal, René Proyer, profesor de psicología de la Universidad Martin Luther de Halle-Wittenberg (Alemania) se muestra convencido de que tal variedad da lugar a que la gente se anime en general. “Una persona menos divertida puede aprender a serlo más, al igual que un introvertido puede aprender a ser un mejor orador mediante la observación de las técnicas de uso extrovertidas“, finaliza.

Fuente: Infobae