San Juan, elegido entre cinco grandes destinos del mundo para ver las estrellas

Barreal, a 1.500 metros sobre el nivel del mar y a 180 km de la ciudad de San Juan, permite ver estrellas fugaces y la Vía Láctea en el Complejo Astronómico El Leoncito.

aJidHny4s_1256x620__1

El astroturismo es una tendencia en crecimiento, que permite a los visitantes despejarse en un lugar alejado de las ciudades para poder contemplar el cielo y sus fenómenos. Pensando en estos viajeros, el sitio Booking.com eligió cinco destinos del mundo ideales para avistar el cielo, en base a la variedad de comentarios de viajeros. Estos son:

1. Barreal, Argentina

Los usuarios del sitio de alojamientos recomendaron Barreal por sus hermosos paisajes y por la oportunidad que ofrece de explorar la naturaleza autóctona. Barreal está a 1.500 metros sobre el nivel del mar y a 180km de la ciudad de San Juan, en el departamento de Calingasta. Un pueblo con pocas luces, muy poco viento y sin nubes casi 300 noches al año, por lo que sus condiciones son óptimas para avistar estrellas. La zona está regulada por normas estrictas que limitan su desarrollo urbanístico, para asegurar que estas condiciones ideales se mantengan.

El Complejo Astronómico El Leoncito, en plena cordillera y en una zona con casi 300 noches al año sin nubes.

El Complejo Astronómico El Leoncito, en plena cordillera y en una zona con casi 300 noches al año sin nubes.

Allí se encuentra el Complejo Astronómico El Leoncito(CASLEO), que data de principios de los años 80 y dio origen alParque Nacional El Leoncito. Una encuesta reciente revela que al 40% de los argentinos le gustaría hospedarse en un alojamiento alternativo en 2019, por eso, qué mejor que dormir en El Leoncito, que ofrece la oportunidad de reservar uno de sus tours nocturnos mensuales, del que pueden participar pocas personas. Durante el día, los visitantes pueden disfrutar de la belleza de la Cordillera de los Andes y pasear por el parque nacional a caballo.

Dónde alojarse: Ecoposada El Mercedario ofrece habitaciones con decoración tradicional en la zona rural de Barrreal. Cuenta con un restaurante de primer nivel y también con instalaciones para preparar parrilladas, para poder cenar bajo las estrellas.

2. Cabo Polonio, Uruguay

Este pequeño pueblo, ubicado en la costa este de Uruguay, no tiene carreteras de acceso, y solo se puede llegar a pie o en grandes camiones que hacen las veces de transporte público. En el lugar no hay energía eléctrica, por lo que, lógicamente, no hay luces en las calles, y tampoco hay otros pueblos o ciudades cerca. Esa oscuridad genera las condiciones perfectas para observar los cielos. La única energía eléctrica que hay proviene de generadores personales, y a la noche, la mayoría de los lugares se iluminan con velas. La única edificación conectada a la red eléctrica de la zona es el faro. Además de ser un lugar ideal para observar estrellas, la comunidad viajera de Booking.com recomendó el destino para ver lobos marinos y disfrutar de sus bellas y tranquilas playas.

En Cabo Polonio no hay luz eléctrica ni pueblos cercanos: la oscuridad revela espectaculares cielos estrellados.

En Cabo Polonio no hay luz eléctrica ni pueblos cercanos: la oscuridad revela espectaculares cielos estrellados.

Dónde alojarse: el hostel Narakan, ubicado en la playa, recibió excelentes puntuaciones de los usuarios por su deliciosa comida y por la atención de los anfitriones. Ofrece habitaciones privadas que cuentan con balcones que dan a la playa.

3. Vicuña, Chile

Debido a su distancia de 500 km con Santiago de Chile y su proximidad con los Andes, que bloquean las nubes, el pequeño pueblo de Vicuña está cobijado por uno de los cielos más despejados para observar las estrellas, y resulta un paraíso para los astrónomos. Para acceder, hay que conducir por la Ruta de Las Estrellas, nombre que le hace honor a su destino. El observatorio Mamalluca, al noroeste de Vicuña, es uno de los tantos observatorios que invitan a aprender sobre las estrellas gracias a sus tours guiados regulares y visitas nocturnas para aprovechar al máximo el oscuro cielo despejado. Vicuña también es famoso por su gastronomía y bebidas como el pisco, que se produce en la zona. La comunidad viajera también recomienda Vicuña por su tranquilidad y sus paisajes.

El observatorio Mamalluca es uno de los más visitados de los varios que hay alrededor de Vicuña, que se considera "capital mundial del turismo astronómico".

El observatorio Mamalluca es uno de los más visitados de los varios que hay alrededor de Vicuña, que se considera “capital mundial del turismo astronómico”.

Dónde alojarse: Con una ubicación ideal para explorar Vicuña y el Valle del Elqui, Zaguan Hostal Boutique ofrece una muy linda vista, perfecta para admirar las estrellas.

4. Coonabarabran, Australia

A 500km de Sidney y en el banco de Río Castlereagh se encuentra Coonabarabran. Allí la ausencia total de luz artificial, combinada con la altura a la que está ubicada y la baja humedad convierten a la ciudad en la principal de Australia para ver las estrellas. Las mejores vistas del estrellado cielo nocturno pueden apreciarse desde el observatorio Sliding Spring, ubicado junto al Parque Nacional Warrumbungle. Sliding Spring alberga el telescopio óptico más grande de Australia, lo que permite apreciar la Vía Láctea en cualquier noche del año. El pueblo es muy conocido por ‘StarFest’, el festival de avistamiento de estrellas que se lleva a cabo en Coonabarabran cada octubre.

Cada octubre se hace en Coonabarabran un festival de avistamiento de estrellas.

Cada octubre se hace en Coonabarabran un festival de avistamiento de estrellas.

Dónde alojarse: Barkala Farmstay ofrece la oportunidad de hospedarse en una granja activa y disfrutar de un alojamiento espacioso y personalizado con vista a las montañas. Cuenta con restaurante y equipo para hacer una parrillada bajo las estrellas.

5. Borrego Springs, Estados Unidos

Borrego Springs está ubicado al norte de San Diego, en el Anza-Borrego Desert State Park, el más grande de CaliforniaEstados Unidos. Uno de los destinos más elegidos por quienes se dedican a avistar estrellas, tanto profesionales como amateurs, debido al compromiso de sus habitantes por seguir siendo una dark sky community, sin luces urbanas. Los avistamiento de estrellas desde los patios de las casas son una actividad habitual, como también el arte local. En las carreteras de las zonas cercanas se pueden ver esculturas gigantescas, y también tomar una clase de arte en el Borrego Art Institute. Además de ser un bonito lugar para observar las estrellas, la comunidad viajera recomienda Borrego Springs para relajarse y admirar sus hermosos desiertos.

Los habitantes de Borrego Springs eligen ser una "dark sky community", comunidad sin luces urbanas.

Los habitantes de Borrego Springs eligen ser una “dark sky community”, comunidad sin luces urbanas.

Dónde alojarse: La Borrego Valley Inn tiene una ubicación perfecta para avistar estrellas, y como cuenta con dos piscinas exteriores y una bañera de hidromasaje, ofrece la posibilidad de pasar bien el día esperando que caiga la noche estrellada.

Fuente: Clarín