El español, segunda lengua materna del mundo y tercera en Internet

El anuario "El español en el mundo 2018" presentado por el Instituto Cervantes en Madrid, recoge datos clave sobre el español en diversos sectores científicos y económicos. El 7,6 por ciento de la población mundial es hoy hispanohablante, con más de 577 millones de personas, aunque la cifra se reducirá en el futuro. La gran asignatura pendiente es que mejore la presencia del español en la producción científica.

exe.jpg_1622492488

El español es la segunda lengua materna más hablada del mundo, por detrás del chino mandarín, y la tercera más usada en internet, según los datos del anuario El español en el mundo 2018 del Instituto Cervantes.

El número de hispanohablantes aumentó a 577 millones (frente a los 572,6 millones del año pasado), de los cuales 480 millones tienen el español como lengua materna. La cifra implica que un 7,6 por ciento de la población mundial habla la lengua de Cervantes.

Además, se trata del idioma extranjero más estudiado en Estados Unidos. Casi 22 millones de personas aprenden español en 107 países, indicó el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, durante la presentación del estudio.

El español se disputa así con el francés y el chino el segundo puesto entre los idiomas más estudiados como segunda lengua, por detrás del inglés, y es percibido como “la lengua más importante para el futuro” en el Reino Unido, según el anuario.

El director académico del Instituto Cervantes, Richard Bueno Hudson; el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero; la secretaria general de la institución, Carmen Noguero, y el profesor investigador David Fernández Vitores

El director académico del Instituto Cervantes, Richard Bueno Hudson; el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero; la secretaria general de la institución, Carmen Noguero, y el profesor investigador David Fernández Vitores /ZIPI, EFE

 

Con respecto a internet, se trata de la tercera lengua más usada -detrás del inglés y el chino- y la segunda en páginas como Wikipedia, Facebook y Twitter.

El número de hispanoablantes bajará en el futuro
El 7,6 por ciento de la población mundial es hoy hispanohablante, con más de 577 millones de personas, pero las previsiones demográficas apuntan a que esta tendencia de crecimiento se invertirá de tal forma que en 2100 bajará al 6,6 por ciento.

Ante estas previsiones, el director del Cervantes ha apostado por hacer una reflexión sobre si conviene cambiar de rumbo y, en vez de competir por el puesto que se ocupa en el ranking por número de hablantes, “a lo mejor al español le interesa acentuar los aspectos culturales y para que sea un idioma más importante en la comunicación internacional y científica”.

El catedrático David Fernández Vítores, autor del informe El español, una lengua viva, que presenta un censo actualizado del número de hablantes de español en el mundo, ha indicado que se reflejan “noticias buenas para el español a corto y medio plazo”, hasta 2050, pero en 2100 hay una tendencia a la baja del porcentaje por la ralentización del crecimiento de la población hispanohablante frente a la India o el África subsahariana.

“La población juega en contra de la cuota de hablantes en el mundo del español”, ha indicado Vítores, que ha señalado no obstante que en 2060, la población hispana de Estados Unidos será de 120 millones habitantes, uno de cada tres, y que la tasa de mantenimiento de la lengua española como nativa en los hogares seguirá creciendo.

También ha destacado que el PIB generado por el conjunto de países hispanohablantes es del 6,9 por ciento, la tercera por detrás del inglés y el chino, y ha considerado “alentador” que esté por delante del francés.

Respecto a la participación de los países hispanohablantes en la producción científica mundial, el informe destaca que se ha vivido un crecimiento considerable desde 1996 pero a pesar de ello se encuentra relegado a un plano secundario en el ámbito internacional, con una presencia “meramente anecdótica” en la literatura científica. El director del Cervantes ha destacado su interés en que el español avance en este sentido y sea considerado una lengua de ciencia como el inglés.