Récord de artistas modernos y contemporáneos: en 15 días recaudaron u$s 3000 millones en remates

El mercado del arte no tiene techo. Los precios suben promedio 14% anual y las subastas en todo el mundo son históricas. Se acaba de vender un Fader en u$s 356.000 en Argentina

cc250518n018f12.jpg_418415744

Todo sube y parece que no hay techo para los precios del arte. Tanto la pintura antigua, como la del siglo XIX, los artistas modernos y los contemporáneos suben de precio con un promedio de un 14% anual. Nunca se ha vendido tanto en subastas y además las mismas casas de remate han vendido más de cien pinturas y esculturas en ventas privadas y aún no se conocen los montos. Christie’s ha superado todo lo conocido y durante diez días vendió, a beneficio de 12 instituciones, la colección Rockefeller que sumó u$s 833 millones para los 1600 objetos puestos a la venta, superando su estimado en un 67% y estableciendo 22 récords de precios. Curiosamente la obra más valiosa, el desnudo de niña del período rosa de Picasso, vendido en u$s 115 millones, sólo tuvo la oferta del que previamente había garantizado la venta, así que posiblemente la familia Nahmad pague menos que esa cifra. Los compradores asiáticos no pujaron por ella y tan sólo compraron el 10% de lo vendido en estas semanas.

El total de ventas de Christie’s ha sido de u$s 1800 millones (60% de lo vendido) y sus ingresos brutos en estas dos semanas son aproximadamente u$s 360 millones, con lo cual su balance está bien posicionado en este año. La exhibición de la colección Rockefeller llevó a 80.000 visitantes y había que hacer preanotación para estar. Salvo por algún museo, debe haber sido lo más visitado del año en Nueva York y otras ciudades donde se exhibió. Cinco obras se vendieron en más de u$s 50 millones (Picasso, Matisse, Malévich, Brâncui y Bacon) y 33 en más de u$s 10 millones. Ha influido también en los precios que más de la mitad de lo ofrecido, tenía como fin obras de caridad y donaciones. Sotheby’s en algunas subastas superó en un 35% lo realizado el año pasado y en Manhattan recaudó u$s 917 millones en ventas, más 40 ventas privadas en altas sumas. Pasó lo mismo con su obra estrella, el desnudo de Modigliani, que fue comprada en u$s 157 millones por quien había garantizado su venta y por lo tanto abonará menos que dicha suma, ha sido la venta unitaria más grande de la historia de la firma. Se esperaba que se vendiera en más, pero su vendedor irlandés debe estar contento porque en pocos años cuadruplicó lo que había pagado por ella.

Nuevamente ha sido noticia Jeff Koons, una de sus esculturas que parece un conjunto de plastilinas de color, alcanzó los u$s 23 millones, de esta obra hay cinco iguales y por una de ellas hay demanda judicial ya que no está terminada y el comprador reclama que se la entreguen, está realizada en aluminio policromado y mide 4x3x3 metros, parece que es de difícil construcción y demoran la entrega.

Phillips festeja su venta de u$s 156 millones en arte contemporáneo con un Basquiat vendido en u$s 45 millones y además otros récords.

En Buenos Aires también hay récords, una obra de Fernando Fader alcanzó los u$s 356.000 en el remate de Bullrich, Gaona, Wernicke del pasado martes, era la obra más cotizada del artista junto con “Tierra Mansa”. Fue vendida en 1920 en $ 8000 (u$s 35.000 de hoy), cuando el promedio de sus ventas era de $ 3000 (u$s 13.000 de hoy). Su marchand Federico Müller vendió a ambas rápidamente y eran una docena las obras que vendía anualmente del artista quien estaba radicado en Loza Corral, en Córdoba. En un mundo de Lebacs y “corridas” da alegría que algunos se refugien y sobre todo disfruten de nuestros grandes artistas.

Fuente: El Cronista