Billy Zabaleta y Marte Hogar atraen con sus nuevas canciones

El grupo Billy Zabaleta acaba de lanzar su segundo disco, en el que cultiva elegantemente el género de la canción rock, mientras que el combo Marte Hogar se mete en la psicodelia y el electrorock con pizcas espaciales

marte hogar

BILLY ZABALETA Y LAS REGLAS ARBITRARIAS – “BILLY ZABALETA Y LAS REGLAS ARBITRARIAS”

Nuevo disco de ese grupo que no es un solista, sino una banda con nombre inventado y que cultiva el género de la canción rockera con toques modernos y con un gran trabajo instrumental y de voces.
El disco abre con la canción pop “Cordura”, con una letra profunda y muy bien arreglada desde los teclados, que manejan todos los integrantes del grupo (Santiago Galeano en batería, Piano Rhodes en sintetizador, Lucas Galeano en voz y sintetizador, Franco Tisocco en guitarra, Piano Rhodes en sintetizador y Marcos Micozzi en bajo y korg MS-20.
Este pop elegante y trabajado sigue en “la Luz”, donde la letra toma una línea existencialista trabajando sobre la guitarra que cobra protagonismo, mientras los sintetizadores y teclados se encargan de los arreglos. Con un gran trabajo de voces.
”Bono” tiene desde la base y las guitarras un onda spinetteana, con interesantes cruces ritmos, con un beat marcado, hasta que bajan un cambio las voces procesadas quedan sobre un buen groove y la canción se convierte en un funky más rockero.
“Canción del alma” es una balada cercana a Coldplay o lo ultimo de U2 y también muy bien trabajada, con un elegante solo de guitarra. La línea de pop más moderno se mantienen en “Salir a ver el mundo” con un buen trabajo de la base, los arreglos de las guitarras y los teclados.
“Brillan” arranca con ruiditos y arreglos de sintetizadores y se convierte rápidamente en una interesante canción rockera que lleva el adn de lo mejor del genero a nivel local como lo confirma el épico final.
“Sombras” gira en torno a la batería y la guitarra, mientras la letra mete algo de realismo y existencialismo, con un gran trabajo instrumental en interesantes pasajes, donde se destaca el trabajo de todo el grupo. En “Música”, el grupo vuelve a jugar con aires modernos, saturados de ruiditos para darle paso a la guitarra llevando la canción siempre envuelta en un clima espacial que proponen los sintes con sus arreglos, con una letra interesante.
El disco cierra con el tándem “Lindas Azafatas” que tiene aires más épicos, más enérgicos, mientras que “Reglas arbitrarias” es un pop más británico con guitarra acústica, con toda la banda jugueteando.

= = = = = = = =

MARTE HOGAR – “MARTE HOGAR”

Primer disco de esta banda porteña que mezcla la psicodelia con el electropop y con un fuerte interés en las letras de los viajes espaciales, temas existencialistas y los misterios de la vida.
El instrumental “Ignición” inicia el disco con los diálogos de películas y los teclados dándole un aire espacial al tema, al que luego se monta la banda con un buen trabajo de la base conformada por Francisco Santomé Osuna en bajo e Ignacio Zevi Donnewald en batería a la que luego se suma la guitarra de Leonard Niro, mientras que los teclados y sintetizadores de Mariano Roveta y Gabriel Occhiuzzi le dan un frenesí de película de ciencia ficción.
La canción se engancha con “Alunizaje” que arranca lenta calma con la voz contando las peripecias de un cosmonauta, con pasajes instrumentales más lentos hasta que la guitarra y la base la empapan en rock .
“Caminante del cielo” tiene aire de electro rock, más veloz, rápido, bailable con Niro y Roveta haciéndose cargo de las voces y Romina Argibay en los coros. Con una letra que otra vez habla de una persona viajando por el espacio, con pasajes en los que la guitarra gana protagonismo y la tracción humana le da pulso a la psicodelia del grupo.
“Qué es Real” arranca con la voz al frente la guitarra rasgueando bien potente e una canción con una tracción más rockera, con la base avanzando bien potente y los teclados adornado y acompañando las melodías.
“Paloma Blue” tiene a la batería con un trabajo interesante al principio, y la guitarra pulsando con los teclados poniendo colchones, que hacen de esta pieza una balada que en el estribillo cobra dramatismo instrumental desde la guitarra y los teclados, hasta que la guitarra se alza con el protagonismo con un solo crudo.
“Mundo Paralelos” es más leve, un medio tempo entretenido, ligero y se convierte en un funky pop, agradable, pegadizo que engancha rápidamente. Los teclados y la guitarra toman la canción casi desde la mitad y le dan un vuelo progresivo leve, pero agradable.
Los aires espaciales vuelven en “Martes Hogar” que desde la letra habla de un viaje hacia otros planetas con una base electrónica, sobre la cual juega la guitarra que distorsiona y solea, dándole cortes a la trama de la canción.
El final del disco se da con “En Orbita” una coda de un poco más de un minuto, lenta, de despedida, con los teclados y las voces tomando todo el protagonismo.