Volvió “Mamma mia!”, entre las cinco novedades

MIRÁ TODOS LOS TRÁILERS. Llegan la secuela de "Mamma mia!", dos documentales nacionales, una comedia dramática y romántica italiana y una española de suspenso.

mammamia

Con Mamma mia! Vamos otra vez a la cabeza, este fin de semana hay cinco estrenos. También llegan a los cines dos documentales nacionales (El espanto e IKIGAI, la sonrisa de Gardel), una producción española de suspenso (Secretos ocultos) y la comedia romántica italiana Amores frágiles.

A diez años del éxito de Mamma mia!, la película basada en el musical de Broadway con canciones de ABBA, llega la secuela. En la primera parte, que transcurría en Grecia, habíamos visto cómo en las vísperas de su casamiento, Sophie (Amanda Seyfried) intentaba descubrir quién era su padre entre tres ex novios de su madre (Meryl Streep), invitados a la boda.

Ahora la historia alterna entre un presente situado cinco años después de los hechos de la primera película, con Sophie embarazada y administrando el hotel que heredó de su madre en la isla griega de Kalokairi, y un pasado donde vemos las andanzas de juventud de su madre (interpretada por Lily James). La banda de sonido, desde ya, la pone otra vez ABBA.

Sergio G. Sánchez, guionista entre otras de El orfanato y Lo imposible, debuta como director con Secretos ocultos, una producción española ambientada en Estados Unidos y hablada en inglés. A fines de los años ’60, cuatro hermanos viven escondidos en una casona rural, acechados por su padre, la posibilidad de que los manden a un orfanato y una siniestra presencia en el ático.

Amores frágiles, de Francesca Comencini, es una comedia sentimental que narra la historia de un amor trunco: Claudia (Lucia Mascino) y Flavio (Thomas Trabacchi) se amaron durante años, pero todo terminó y aquí se muestra cómo asimiló cada uno ese final. El se esfuerza por superarlo y volver a su rutina; ella no querría olvidarlo nunca.

En El espanto, Pablo Aparo y Martín Benchimol retratan el arte de la curandería en El Dorado, un pueblo de la provincia de Buenos Aires. Toda dolencia es tratada por los vecinos excepto “El espanto”, una rara enfermedad que ataca a las mujeres y sólo es curada por un anciano, a quien nadie se anima visitar.

En la semana en que se cumplen 24 años del atentado a la AMIA, ese trágico episodio tiene un lugar central en IKIGAI, la sonrisa de Gardel. En este documental, Ricardo Piterbarg traza un retrato de Mirta Regina Satz, una de las sobrevivientes, a quien el arte le permitió sobreponerse al horror sufrido: abrió un espacio cultural en Parque Patricios donde toman cursos personas de todas las edades. Allí, por iniciativa de Satz, se gestó el mural colectivo La sonrisa de Gardel, realizado con pequeños trozos de azulejo.

Fuente: Clarin