Cuaderno del pirómano

piromano

“Es una novela intimista donde describo la psicología del personaje extravagante y enigmático, un pirómano que vive al límite de su propia vorágine y cumple con su deseo fatal de incendiar una escuela. Aproveché para juntar varias cosas como, su círculo de amistades, la familia, el país, con la idea de tocar varios temas. Algunos vividos en lo íntimo y otros inventados… hasta exagerados. Admito que tengo ciertos puntos en común con el personaje”.

Con un decir llevadero y muy descriptivo, Agustín Campos (Buenos Aires 1980) en “Cuaderno del pirómano” que publicó De Los Cuatro Vientos, detalla en sus ochenta y cuatro páginas a “Nicolás Costas, de 26 años, como un psicópata. Julia, su desilusión amorosa. Chano o Chino un gracioso, desfachatado. Richard un amigo y su desaparición que no se puede explicar. Carlos Ibarraguirre, un suboficial de policía que lee y nos relata su bitácora que encontró en su campera al ser detenido tras el delito -un cuaderno azul que describe su vida- y que lo juego como un contrapunto con el personaje principal, que lleva una vida descontrolada”.

Agustín Campos se formó con los escritores Laura Yazán, Gonzalo Agustín Pérez y Marcelo Di Marco. Influenciado por la obra de Burroughs, Hesse, Sallinger, Cortázar, Vargas Llosa y Sábato, entre otros. Afirma que escribir, para él, es “el último refugio de sentimientos y pensamientos a los que no se debe renunciar”.

Sus otras obras literarias son: “Ventana Esquizo” (2011, novela), “La Otra Vida” (2013, poesía), “Variaciones” 2014, poesía) y “Miscelánea” (2015, conjunto de textos de diferentes géneros sobre cine, filosofía, literatura, psiquiatría, etc).