“Estuve allí. Un locutor guglea de memoria”

El nuevo libro de Julio Lagos: "Nos entregamos al afecto de las personas que nos escuchan"- Por Carlos Marrero, especial para DiariodeCultura.com.ar

DeeW0aHWsAAThM5
lagos julio

Calidez, transparencia, integridad, honestidad, humildad, es inigualable. Aprendí mucho de él; estas y otras muchas, son las consideraciones que escuchamos de la gente que se acercó al reconocido locutor mientras firmaba su nueva publicación en el puesto 09 que, para tal fin, ofreció Nora, oyente y librera de la emblemática Feria de la Plaza Italia en Palermo.

Julio explica: “Mi intención es ser un puente entre los que nacieron entre 1980 y el 2000, así como también, para los mayores de cincuenta años a quienes invito a compartir dieciséis crónicas, donde casi de una manera tangencial voy contando lo que me tocó vivir al lado de grandes personajes. Son historias entretenidas con personalidades como: Astor Piazzolla, Jorge Luis Borges, Alejandro Romay, Héctor Germán Oesterheld, Adolfo Pérez Esquivel, Hugo Pratt, Arturo Jauretche, Ramón Camps, Aníbal Troilo, Arturo Frondizi, Pablo Neruda y muchos más”.

Resultado de imagen para estuve allí. Un locutor guglea de memoria"

“Partimos de la vocación, por eso nos entregamos al afecto de las personas que nos escuchan”, dice Lagos, (Buenos Aires, 1945). Y emocionado señala, “pero el mérito no es nuestro, es mas de ellos, que permiten ubicarnos en sus respectivas vidas. Somos la consecuencia de un oficio que viene desde hace muchos años. Es una caravana a la que nos sumamos al principio con impulso juvenil, un poco atolondrados, después con un poco más de madurez. Y en otra circunstancia con la evocación que nos permite serle útil a quienes llegan con aquella misma fuerza que
arrancábamos, insisto… es una caravana”.

Resultado de imagen para estuve allí. Un locutor guglea de memoria"

Al referirse a su séptimo libro editado por Casa de Papel / Ediciones artesanales, con ilustraciones que se ensamblan con una cuidada y prolija presentación de Darío Parissi y que están en concordancia con la personalidad del autor, nos recuerda que su vasta trayectoria comenzó a los dieciséis años en el diario El Mundo.

Periodista inquieto, desafiante y haciendo caso omiso a la creencia popular, el martes 13 de Mayo de 1997 se transformó en el pionero de hacer radio por Internet, cuando la FM Aspen estaba en la calle Bonpland al 1700, CABA. Luego incorporó la primera webcam en el estudio de radio, de manera directa y continuada.

Entre saludos, abrazos, recuerdos, emociones y anécdotas con su público, el también presentador de televisión dice, sin perder su cadencia profesional, “la radio es una sucesión de sueños e ilusiones. En ese sentido, vienen a mi mente los que empezaron en la década del 20 y los que siguieron en épocas gloriosas en el 30 y el 40 de nuestra radiofonía.

Todos ellos hicieron y, seguramente mejor, lo que nosotros pensamos que estamos inventando hoy. Y vendrán otros que nos van a superar por suerte. Nosotros estamos animados por una gran curiosidad y tratamos de responder a las distintas posibilidades que se van ofreciendo, como la televisión, la radio, el libro papel”.

Con gran satisfacción resalta que esta publicación está en BajaLibros.com, la primera tienda de ediciones digitales en español de Latinoamérica y nos anticipó que tiene pensado presentarlo en la Feria del Libro de Miami (EE.UU.).

Julio Lagos recibió premios nacionales e internacionales y en la despedida admitió que “todos tenemos una historia de histrionismo, queremos llamar la atención, que nos lean, que nos escuchen, tener cada vez más público, de eso se trata. Soy muy agradecido a la vida y en ese sentido recuerdo estas palabras que me dijo Aníbal Troilo: pibe… la peor condición que puede tener un hombre es la ingratitud, nunca seas ingrato”.

@lagosradio // piazzollita676 (Skype)

@camarrero1