Falleció Natu Poblet, una librera emblemática

Natu Poblet, heredera de una tradición de libreros lectores, gestora cultural y dueña de la librería Clásica y Moderna, que sus padres transformaron en un ícono porteño, murió a los 79 años.

Natalia Asunción Poblet tenía la misma edad que la librería que su padre fundó en 1938, año de su nacimiento, junto a su abuelo Emilio Poblet Diez en la esquina de avenida Callao y Paraguay. Allí se crió desde niña, sin imaginar que existiera otro oficio que no fuera el de los libreros.

Don Francisco había emigrado desde España hacia América en 1916, tenía 40 años y llevaba a sus hijos -Paco entre ellos- con la idea de fundar “una dinastía de libreros”, contó ella hace cuatro años, cuando repasaba su historia familiar con motivo del 75° aniversario de Clásica y Moderna, primera librería-bar porteña que dirigió durante 30 años.

En ese local convergían escritores, artistas y músicos que Poblet convocó durante tres décadas, desde que se hizo cargo de él junto a su hermano Paco, iniciados los años 80, tras la muerte de su padre; y sola luego de que su hermano muriera.

Se trata del mismo local que detrás tenía la casa adonde ella regresaba cada día después del colegio; primero a jugar haciendo “casas con libros”, luego a leerlos, y más tarde a recomendarlos.

Antes que eso, Natu estudió Arquitectura en la Universidad de Buenos aires (UBA), profesión de la que vivió por unos 17 años, tal vez una reacción a un regalo que le hiciera su padre, quien en un libro de arquitectura francesa escribió: “Para mi querida hija Natu, que seguirá la tradición de su abuelo y su padre”.

Poblet fue una figura querida y reconocida en el ambiente cultural y literario, que condujo durante 20 años el programa “Leer es un placer” en Radio Nacional. Sinónimo de puente cultural entre la Argentina y España, difusora incansable de escritores iberoamericanos, la Embajada de España en Buenos Aires le otorgó la Orden de Isabel la Católica, por decisión del rey Juan Carlos de Borbón en 2013.

Hace pocas horas la librería Clásica y Moderna comunicó en Twitter: “con profundo dolor comunicamos el fallecimiento de la señora Natalia Asunción Poblet, nuestra querida Natu Poblet, alma de Clásica y Moderna durante muchísimos años. La casa permanecerá cerrada por duelo desde hoy, 8 de junio a las 17, hasta mañana a la misma hora”.

Hernán Lombardi, Director del Sistema Federal de Medios Públicos, la definió como “una promotora incansable de la cultura, una anfitriona generosa de todas las ideas y una difusora de variadas lecturas”.

“Natu desarrolló en su vida la maravillosa utopía de que se puede transformar al mundo a partir de la lectura y los libros. Fue una ferviente difusora de la lectura, y además tuvo la extraordinaria tarea de comentar entre sus numerosos amigos, entre los que me cuento, puntos de vista alternativos, y abrir horizontes”.

Lombardi agregó: “En los últimos años estuvo al frente del Consejo de Mecenazgo de la Ciudad de Buenos Aires, y reforzó la institución con su gestión. Fue la primera presidente del Consejo, a quien yo mismo designé cuando era ministro de Cultura, con la misión de difundir todas las artes”.

Finalmente, el titular del Sistema Federal de Medios Públicos destacó su labor en Radio Nacional y la describió como “una maravillosa periodista literaria”.

“Una parte de mí se va con ella. Te extraño, ya. Buen viaje, querida amiga”, escribió en Facebook el escritor Edgardo Cozarinsky, autor de “Dark” y “Niño enterrado, memorias y ensayos”; red social en la que Gabriela Cabezón Cámara la recordó con una foto: “Qué tristeza enorme.

En la foto, una noche de tragos muy linda, esa vez con Cristina Fallarás”, escribió la autora de “La virgen cabeza” y “Beya”.
“Amaba los libros, y era muy generosa con todos nosotros. Vamos a extrañar a Natu Poblet”, escribió la escritora Claudia Piñeiro, autora de “Las viudas de los jueves” y “Betibú” en la red social Twitter.

El escritor español Jorge Carrión -autor de las novelas “Los muertos”, “Los huérfanos” y “Los turistas”- twitteó: “Espero que el más allá sea una Librería clásica, infinita y moderna”.

“Triste noticia. Mi homenaje y recuerdo”, fue el lacónico mensaje del ilustrador Horacio Altuna‏, recordado por sus dibujos en “El Loco Chávez” y “Las puertitas del Sr. López”, emblemáticas historietas con guión de Carlos Trillo.

Desde el universo de las librerías, Waldhuter escribió “Se fue una grande” y Eterna Cadencia eligió citarla: “La lectura es un don que alguien le puso al hombre sin el cual seríamos todos estúpidos”, fragmento de una entrevista que le habían realizado con motivo de la publicación del libro “La cuna verde”, hace cuatro años, cuando celebraba las bodas de diamante de la librería que fundaron sus padres.

En el mismo sentido se expresaron editoriales como Norma, que la despidieron recordándola como “gestora cultural y gran lectora”.