La Biblioteca Nacional comparte archivos digitalizados 

Cartas y documentos se suman al catálogo iberoamericano

DJI_0018

Cuarenta mil documentos digitales de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno fueron incorporados la última semana al catálogo de la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano, institución que resguarda el acervo cultural de los países de Iberoamérica.

Entre los valiosos documentos compartidos por la BN se destacan cartas de José Gervasio Artigas y Ángel Carranza, manuscritos de Paul Groussac y primeras impresiones de la imprenta de Niños Expósitos en la época del Virreinato del Río de la Plata.

El material se puede consultar libremente en el sitio www.iberoamericadigital.net/BDPI. Desde allí también se accede a todas las colecciones digitales de la BDPI: hay, por ejemplo, 17.200 mapas, planos y atlas históricos, un valioso tesoro para los amantes de la cartografía. Están disponibles, también, cerca de 27.000 archivos sobre literatura y estudios literarios, colección que incluye originales, primeras ediciones, monografías y publicaciones culturales y de crítica literaria. Hay más de 25.000 registros sonoros, miles y miles de partituras digitalizadas, una selección de cuentos y leyendas iberoamericanas, un gran archivo digital de prensa y revistas, una sección especial dedicada a los incunables del Río de la Plata y hasta una completa colección con libros sobre gastronomía.

La Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano es un proyecto desarrollado por la Asociación de Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica (Abinia) que ofrece un portal unificado para facilitar el acceso a la documentación y a la consulta pública de los recursos digitales de todas las bibliotecas participantes. Además de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, está integrada por las bibliotecas nacionales de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Panamá, Perú, Portugal, Uruguay y la biblioteca universitaria de Chile.

El aporte de las 40.000 piezas digitales de la biblioteca argentina incrementa el patrimonio de la BDPI no solo en cantidad de documentos, sino también en calidad y variedad: libros, periódicos y revistas, material cartográfico, correspondencia, audios y videos. Al mismo tiempo, la incorporación de la BN a la BDPI le permitió a la institución nacional crecer en recursos digitales, adoptar nuevas tecnologías y estándares bibliotecarios para mejorar su catálogo virtual.ß

Fuente: La Nacion