Lectura entre padres, chicos y docentes para mejorar el aprendizaje

Es una de las propuestas de 50 Innovaciones educativas para escuelas, una publicación del Cippec que puede descargarse gratuitamente; brinda prácticas para el aula y fuera de ella

mes-de-la-educacion-2464300w620 (1)

Alumnos, padres y docentes se reúnen para leer juntos textos clásicos de la literatura universal. No es una utopía, es un proyecto real llamado “Comunidades de aprendizaje”, que ya fue probado en una escuela. El objetivo de la propuesta es realizar una lectura colaborativa que facilita y promueve la lectura. Los resultados muestran que la iniciativa no solamente profundiza las capacidades de lectura, sino que cambia las relaciones con la comunidad. Las familias empiezan a participar de una manera diferente con las escuelas.

Las tertulias literarias son apenas una de las experiencias que muestra el libro 50 Innovaciones educativas para escuelas, que ayer presentó el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), en la Biblioteca Nacional de Maestros. El objetivo central, según plantea la publicación, es abrir la imaginación educativa de las escuelas.

La obra es una recopilación de innovaciones educativas probadas en diferentes establecimientos escolares. Todas generaron rupturas profundas dentro de sus sistemas. “La educación puede ser mucho más apasionante y justa para los alumnos”, plantea Axel Rivas, codirector del programa de Educación del Cippec y director del Laboratorio de Innovación y Justicia Educativa (EduLab). “No es necesario cambiar todo de un día para el otro y tampoco alcanza con teorías muy elaboradas; es importante tener prácticas que puedan ser implementadas, que pueden acompañar a los docentes y los directivos en repensar el tipo de trabajo de las escuelas hoy”, agrega.

Se trata de un trabajo elaborado por educadores para que pueda ser aplicado por otros educadores. Las 50 innovaciones recopiladas tienen dos grandes fuentes. Por un lado, el equipo coordinador del libro, liderado por Axel Rivas; Fernando André, analista del programa de Educación y coordinador del EduLab, y Lucas Esteban Delgado, especialista y consultor en educación.

Por otro se conformó un consejo de expertos que también participó en la selección de innovaciones decisivas. Ellos son Inés Aguerrondo, Rebeca Anijovich, Melina Furman, Marta Libedinsky, Mariana Maggio y Alfredo Vota. Cada experto desarrolló un capítulo con las experiencias que eligió.

El libro es práctico y fácil de entender. Todas las innovaciones ya fueron probadas y son aplicables. Son proyectos que pueden ser implementados en cualquier escuela “para generar una poderosa apropiación del conocimiento por parte de los alumnos, movilizando la voluntad, el deseo y la pasión de aprender”, según se explica en el libro.

Algunas prácticas requieren apoyo externo y otras pueden replicarse en forma independiente por cada escuela.

Incluso se presenta una tabla que define cada experiencia según lo que promueve, la dimensión escolar que es afectada, el nivel educativo y la facilidad de implementación. También distingue si la experiencia fue realizada en la Argentina o en otros países de América latina.

La publicación fue declarada de interés educativo por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Con el objetivo de llegar a la mayor cantidad de lectores, desde ayer mismo la obra puede ser descargada de forma gratuita por Internet. Está disponible en la página oficial www.cippec.org/publicaciones.

En el portal del Laboratorio de Innovación y Justicia Educativa del Cippec también se puede encontrar material más completo sobre cada innovación mencionada en el libro que fue editado por la Fundación Santillana.

Axel Rivas

Investigador del Cippec

“Es importante tener prácticas que puedan ser implementadas, que puedan acompañar a los docentes y los directivos en repensar el tipo de trabajo de las escuelas de hoy”.

Fuente: La Nación