Llegaron a la Biblioteca Nacional los libros y el escritorio de Raúl Alfonsín

Vista del despacho de Raúl Alfonsín en su casa de Chascomús; los muebles fueron donados a la Biblioteca Nacional

2828537w1000

Por fin se concretó la esperada donación de la familia del expresidente de la Nación, doctor Raúl Ricardo Alfonsín, a la Biblioteca Nacional de la República Argentina. El acuerdo entre la familia de Alfonsín y las autoridades de la institución ubicada en Agüero 2502 se había establecido durante la gestión de Alberto Manguel y terminó de cerrarse ahora, bajo la dirección de Elsa Barber.

La directora de la Biblioteca y Ezequiel Martínez (director general de Acción Cultural de la institución), junto con dos nietos del expresidente, Raúl Mariano Alfonsín y Francisco Alfonsín, en calidad de apoderados de toda la familia y herederos, oficializaron la donación.

Al acervo de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno ya pertenecen, desde los últimos días de noviembre, la biblioteca del primer presidente que ejerció ese cargo luego de la dictadura militar y, además, el mobiliario de su escritorio personal en la localidad de Chascomús. Más de 3500 volúmenes serán incorporados a la Biblioteca Nacional y una gran parte de esa colección se exhibirá a partir del año próximo junto con los muebles del despacho que Alfonsín utilizó durante sus últimos años de vida. Alfonsín nació el 12 de marzo de 1927 y el próximo 31 de marzo se cumplirán diez años de su muerte.

De izquierda a derecha: Francisco Alfonsín, Elsa Barber, Raúl Mariano Alfonsín y Ezequiel Martínez en el día de la firma del acuerdoSe sabe que el expresidente era un gran lector. Entre los materiales donados, aparecen títulos de historia argentina y mundial, política, filosofía, sociología y economía. Así, los múltiples intereses del doctor Alfonsín se ven reflejados en los libros que reunió a lo largo de décadas. Varios libros de autores nacionales y extranjeros, con dedicatorias al expresidente, se destacan en la colección.

La biblioteca de Alfonsín, embalada y rumbo a Agüero 2502Desde la Biblioteca Nacional informaron que la donación consistía en la biblioteca personal y de consulta diaria del exmandatario, dispuesta en su despacho de trabajo. A su vez, los libros arribarán a Agüero 2502 junto con algunos muebles y objetos personales vinculados con la lectura y la escritura, que ya se encuentran embalados.

Entre otros, se puede mencionar un abrecartas que los reyes de España le obsequiaron al expresidente­ argentino, un mapamundi enmarcado y el escritorio de su despacho en la casa en Chascomús. Esos y otros objetos serán instalados en una sala especialmente acondicionada para su exhibición en 2019.

Dedicatoria de Hubert Védrine, político e historiador francés, a Alfonsín”Al leer la descripción de la donación, de unas noventa páginas, se nos hizo agua la boca”, dijeron desde la Biblioteca. En el momento en que el público pueda conocer los materiales donados, algo similar sentirán investigadores, historiadores, politólogos, lectores y admiradores de Alfonsín, cuya figura vuelve a ser reconocida en estos días, mientras se cumplen 35 años del retorno de la democracia al país.

Fuente: Daniel Gigena, La Nación.