¿Porque o por qué? Y los errores gramaticales muy frecuentes

La gramática, o su mal uso, suele traernos complicaciones a la hora de desarrollar una idea. Incluso, lo inadecuado de determinadas construcciones puede generar el cambio de sentido de una frase. Aquí van cinco errores muy frecuentes que son muy fáciles de evitar.

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
dudas-ortograficas-

¿Porque? o ¿Por qué?

Si la expresión forma parte de una pregunta, debe ir separada en dos vocablos y acentuado el segundo con tilde. En cambio, si forma parte de una respuesta o explicación afirmativa, se conforma en una sola palabra y sin tilde. Ejemplos: “¿Por qué está mojado el piso?” “El piso está mojado porque llovió”.

Utilización del género adecuado

“Primer” / “Primera” es un adjetivo ordinal y va conectado con un sustantivo en concordancia con el mismo género. Si el ordinal es masculino se vincula con un sustantivo de ese género. Lo mismo en el caso del femenino. Forma incorrecta: “Primer cita”, “Primer pregunta”, “Primer respuesta”. Expresión válida: “Primera cita”, “Primera pregunta”, “Primera respuesta”.

¿Voy de mamá? O ¿Voy a lo de mamá?

La expresión adecuada es “Voy a lo de mamá”. El pronombre “lo” reemplaza palabras como “fiesta”, “premiación”, “reunión”. Se podría decir: “Voy a la fiesta de mamá”, “Voy a la premiación de mamá”, “Voy a la reunión de mamá”.

¿Detrás mío o detrás de mí?

Jamás se deben vincular adverbios con adjetivos posesivos. La forma incorrecta y frecuente “Detrás mío” debe ser reemplazada por el “Detrás de mí”. No es lo mismo un complemento preposicional introducido por la preposición “de” (Ejemplo: “Detrás de Pedro”), con el complemento de posesión “de” (Ejemplo: “La lapicera de Pedro”).

¿Vinistes o viniste? ¿Hicistes o hiciste?

Suena realmente mal, pero es un error muy frecuente. Los pretéritos indefinidos simples, son tiempos que indican acción anterior y no llevan la “s” final. El error viene del castizo donde a la segunda persona de algunos verbos se le agrega una “s”. Ejemplo: “Dices”. Pero jamás la “s” se adiciona al pretérito perfecto simple. Ejemplos correctos: Fuiste, hiciste, comiste, saliste.

Fuente: La Nación.