Reyes libreros, reyes literarios: cuentos con magia para celebrar

La Noche de Reyes es una buena razón para leer historias clásicas que van de las maravillosas leyendas artúricas a los hermanos Grimm con una estación privilegiada en Shakespeare

reyes1

Había una vez un rey honrado y bondadoso, rodeado de mitos y leyendas mágicas, que se convirtió en símbolo del monarca ideal. Proclamado rey a los 16 años, en una escena fabulosa en la que logra sacar una espada clavada en una piedra, desafío que prueba su condición de elegido, Arturo reú-ne a leales caballeros y emprende la búsqueda del Santo Grial.

Había también un monarca presumido que encargó un traje de una tela tan especial que nadie podía ver. Engañado por dos estafadores, el rey se paseó muy orondo por el pueblo con el vestido “invisible”. Sólo un niño se animó a decir que el rey estaba desnudo.

De la historia medieval del Rey Arturo y sus caballeros de la tabla redonda al cuento “El traje nuevo del emperador”, de Hans Christian Andersen, los reyes habitan la literatura universal desde tiempos inmemoriales. Altruistas o avaros, generosos o malvados, inspirados en figuras reales o en seres fantásticos, con poderes de soberanos o con poderes mágicos, los monarcas y sus descendientes protagonizan relatos clásicos, obras de teatro, películas, novelas y cuentos infantiles.

Justo para los más chicos, los que esta noche van a dejar los zapatos al alcance de los Reyes Magos y agua y pasto para los camellos, existen gran cantidad de libros con reyes, príncipes y demás integrantes de la monarquía como personajes centrales. Aquí repasamos varios de los títulos tradicionales que se consiguen en las librerías y también las novedades de autores nacionales y extranjeros.

En su colección Cuentos clásicos de todo tiempo, Colihue publicó una antología en tres tomos que reúne relatos célebres como “La bella durmiente”, de Charles Perrault, “El traje del emperador” y “La sirenita”, de Andersen, con el rey del mar, Tritón, que el público infantil conoce por la versión animada de Disney. Recomendados para chicos de 3 a 7 años, cada tomo cuesta $ 415 y la obra completa, $ 1120.

Foto: LA NACION / María Lavezzi

La adaptación cinematográfica de El rey león volvió popular la historia de Simba y su padre, el rey Mufasa, asesinado por su hermano. El personaje está inspirado en Hamlet, de William Shakespeare, y en las historias bíblicas de José y Moisés. Los reyes y príncipes aparecen en la obra de Shakespeare como camino para reflexionar sobre el poder y la ambición.

Para lectores adolescentes que disfruten del lenguaje del cómic es ideal la versión de Hamlet en viñetas, Hamlet. Manga Shakespeare, publicada por Self Made Hero, una adaptación de Richard Appignanesi, con traducción de Patricio Orozco e ilustraciones de Emma Vieceli ($ 250). Ambientada en el presente, en un planeta devastado por causas climáticas, Hamlet, príncipe de Dinamarca, regresa a su país para enfrentarse a una tragedia, que está presentada en formato de novela gráfica.

Para los amantes de la danza, nada mejor que leer “El cascanueces y el rey de los ratones”, cuento de E. T. A. Hoffmann de 1816, que ha sido editado en diversas versiones y dio lugar a una de las coreografías de ballet más populares. En el país se consigue una edición preciosa de Edelvives, El cascanueces, que cuesta alrededor de $ 290.

Otro clásico imperdible es “El rey rana o Enrique el Férreo”, un cuento de hadas de los hermanos Grimm, cuyos relatos también están poblados por princesas y monarcas. En este caso, se trata de un príncipe hechizado a la espera de un beso de amor verdadero. Waldhuter distribuye en el país una edición titulada El príncipe rana y otros cuentos (Editorial Renacimiento, $ 410).

Entre los títulos protagonizados por animales salvajes que viven en sociedad se destaca El libro de la selva, de Rudyard Kipling, que presenta a un rey mono, Louie, con características humanas. En la versión animada para cine, el rey Louie canta “Yo soy el rey del jazz a go-go, el más mono, el rey del swing”. Los dos volúmenes originales del libro de Kipling se consiguen en una edición del sello Debolsillo por $ 269.

Universo de María Elena Walsh

“Por el camino vienen/ los Reyes Magos/ cargados de alfeñiques,/ miel y duraznos.// Por el camino vienen/ los Reyes Magos./ Traen un poncho fino,/ y otros regalos”. María Elena Walsh dedicó esta vidalita a los Reyes Magos. Tanto en sus canciones como en sus cuentos, los reyes y la magia aparecen de la mano. Siempre con humor, por supuesto. Así, hay un rey Bobo en el “Twist del Monoliso”, un rey Pepín en “La canción del estornudo” protagonizada por Mambrú y la tortuga Manuelita llega a París en los tiempos del rey Luis.

De autor extranjero, y para regalar a los más chicos, sugerimos El pequeño rey, de Taro Miura (Fondo de Cultura Económica), un libro protagonizado por un rey diminuto que vive rodeado de objetos enormes: hasta la mesa y la cama le quedan grandes. Pero todo cambia cuando se enamora de una reina de gran corazón y gran tamaño.

El muy magnífico Felipe G. rey, de Silvia Schujer (Sudamericana, $ 159), reúne varios cuentos que narran vidas ilustres. Una es la del rey Felipe G., que le da título al libro sugerido para lectores de siete años en adelante.

Entre las novedades infantiles de este mes figura Mi reino, de Silvina Rocha y Paz Tamburrini (La Brujita de Papel), protagonizado por un ratón que es un rey y su reino es una cocina. AZ, por su parte, tiene dos libros que se vinculan con la temática: Si yo fuera mago, de Mónica López y Valeria Dávila, para los más chicos, y Nanaban, de Graciela Progano, para los más grandes. Un rey exótico viaja a Buenos Aires y se vuelve fanático de las milanesas.

Fuente: La Nación