Ver para creer: la biblioteca más increíble del mundo

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES. Con estilo futurista, se inauguró hace poco más de un mes en China y guarda 1,2 millones de libros. Te la mostramos.

viajes-2575329w620

No es ningún secreto que nos encantan las bibliotecas. Y ahora, el universo de la arquitectura está hablando de esta obra inmensa: la Biblioteca Tianjin Binhai, en China, que acaba de ser inaugurada. Por una lado, los números te dejan con la boca abierta: tiene cinco pisos, ocupa una superficie de 33.700 metros cuadrados y puede albergar 1,2 millones de libros.

 

Foto: OHLALÁ!  / mvrdv.nl
 

Foto: OHLALÁ!  / mvrdv.nl

Por otro lado, el diseño es increíble. El área principal de la biblioteca es un auditorio y, en su centro, hay una esfera luminosa a la que llaman “el ojo”, justamente, por su forma similar. Alrededor de esta estructura, hay estanterías que, como una cascada, van del techo al piso. Un dato: algunos de los libros están pintados (hay lugares a los que sería imposible llegar) y muchos están guardados en distintas salas.

 

Foto: OHLALÁ!  / mvrdv.nl
 

Foto: OHLALÁ!  / mvrdv.nl

El proyecto fue encabezado por el estudio de arquitectura holandés MVRDV, en colaboración con el Instituto de Planificación y Diseño Urbano de Tianjin. “Abrimos el edificio creando un hermoso espacio público dentro; con una nueva sala de estar urbana en su centro. Las estanterías son excelentes espacios para sentarse y al mismo tiempo, permiten acceso a los pisos superiores. Los ángulos y las curvas están destinados a estimular diferentes usos del espacio, como leer, caminar, reunirse y debatir. Juntos forman el ‘ojo’ del edificio: para ver y ser visto”, cuenta Winy Maas, fundador de MVRDV en su web.

 

Foto: OHLALÁ!  / mvrdv.nl
 

Foto: OHLALÁ!  / mvrdv.nl

El lugar no solo es visitado por lectores, si no también por curiosos y turistas que no quieren perderse esta magnífica obra que también cuenta con espacios educativos, un archivo, salas de estar, de estudio y de reuniones, y dos espacios al aire libre en la terraza. La biblioteca no está sola: la rodean otras cuatro construcciones y juntas forman parte de un gran centro cultural para la ciudad.

Fuente: La Nación