Andy Warhol, la vuelta de un auténtico ícono del mercado de arte

Hay 350 obras suyas exhibidas en el Whitney Museum, de Nueva York. Desde su muerte, en 1987, no se hacía una exposición de esta relevancia en los Estados Unidos

20181227_083346649_dcc281218-018f02.jpg_418415744

Ningún artista de la historia vinculó el dinero y el arte como lo hizo Andy Warhol. “Hacer dinero es arte, y el trabajo es arte, y un buen negocio es el mejor arte”, manifestaba tranquilamente. Pensaba que lo que él hacía era para el consumo de todos y poco le importaba si valoraban o no su trabajo. Revolucionó la forma de crear. Su “Factory” estaba llena de ayudantes y utilizó a la serigrafía como el medio más rápido y efectivo para crear miles de obras. Algunos estiman en más de 100.000 las que llevan su autoría. Nacido en Pittsburgh (1928), en Nueva York se destacó su actuación, mediática y muy efectiva.

Andy Warhol, la vuelta de un auténtico ícono del mercado de arte

En los últimos seis años, el mercado de sus obras no tuvo la fuerza de otrora y, ahora, los grandes tenedores de sus trabajos esperan que se renueve el interés. Son la familia Mugrabi (con más de 1000 obras), el marchand Larry Gagosian, los coleccionistas Peter Brand y Eli Broad, los que prestaron gran parte de los 350 trabajos que se exhiben en el Whitney Museum de Nueva York. Desde su muerte, en 1987, que no se hacía una exposición de esta importancia en los Estados Unidos, donde está el 77% del mercado del autor. Incluye las obras con Jean-Michel Basquiat y Keith Haring.

En 2014, se vendieron u$s 600 millones de sus obras sólo en remates y el año pasado fueron apenas u$s 231 millones. Sus precios se duplicaron en 20 años y muchas son las operaciones privadas que se realizan. El Museo Warhol, en Pittsburgh, atesora 900 pinturas, 100 esculturas y cerca de 2000 grabados. La Fundación Warhol, que, antes, certificaba sus obras, debido a varios errores y controvertidos juicios que le costaron una millonada, ya no las autentica y genera un daño a su mercado. En la última década, se vendieron unos u$s 3500 millones en subastas y cerca de 100 pinturas, 700 grabados y 80 dibujos y acuarelas se ofrecen cada año.

Andy Warhol, la vuelta de un auténtico ícono del mercado de arte

Es, junto a Pablo Picasso el artista con más presencia en el mercado. Además de sus series con la Sopa Campbell, o las cajas de Jabón Brillo, o las del Dólar, también, realizó series tomando a artistas renacentista como Da Vinci y Boticelli. Pero son sus retratos de Marilyn Monroe, Liz Taylor, Mao, Marlon Brando y otras celebridades lo más característico de su obra. Hay 10 que se vendieron públicamente en más de u$s 50 millones. Su mayor precio fueron u$s 105 millones. Una triple figura de Elvis Presley se vendió en u$s 82 millones (otra similar se vendió, privadamente, en u$s 100 millones). Unas 60 versiones de La Última Cena de Da Vinci, de 6 metros de largo, alcanzaron los u$s 61 millones. También, son muy demandados sus autorretratos: uno alcanzó los u$s 65 millones. Como comparación, el más caro de Francis Bacon fue u$s 26 millones y el de Rembrandt, u$s 15 millones. Una botella de Coca Cola costó u$s 57 millones, un retrato de Marilyn Monroe se subastó en u$s 41 millones. El año pasado, otro fue vendido privadamente en u$s 200 millones, su mayor precio. Uno de Mao se vendió en u$s 47 millones, otro de Liz Taylor, en u$s 31 millones y uno de Marlon Brando, en u$s 24 millones.

Veremos cómo se comporta el mercado de su obra luego de las tres exposiciones que se realizarán de Warhol. En Buenos Aires, podemos disfrutar de los retratos que le realizó, a partir de las fotos que hacía con su máquina Polaroid, a Amalia Lacroze de Fortabat, que se pueden ver en Puerto Madero en la colección Amalita.

Fuente: El Cronista