Banksy impresionó a sus seguidores con la autodestrucción de su obra

MIRÁ EL VIDEO. El reconocido y provocador artista británico compartió el momento en el que una de sus pinturas quedó triturada minutos después de haber sido vendida por 1.2 millones de euros. El acto, al parecer, hace parte de una de las tantas bromas del grafitero.

banksy_broma

Una famosa obra del artista británico Banksy, cuya verdadera identidad se desconoce, se autodestruyó tras ser subastada por 1,04 millones de libras (1,180 millones de euros) en la casa de subastas londinense Sotheby’s.


Ver esta publicación en Instagram

. “The urge to destroy is also a creative urge” – Picasso

Una publicación compartida de Banksy (@banksy) el

El propio creador ha difundido en las últimas horas una fotografía en la red social Instagram del momento en que el lienzo “Girl With Balloon” (Niña con globo) se hace trizas al pasar por una trituradora de papel oculta en la parte inferior del marco. “Escuchamos una alarma”, dijo Morgan Long, jefe de inversiones en arte de la firma consultora The Fine Art Group, encargada de la subasta. Luego, “todos se giraron, y la imagen se había deslizado a través de su marco”.

“Going, going, gone!”, escribe Banksy debajo de la imagen, en alusión a las palabras que pronuncia el subastador cuando adjudica con el martillo una obra a un cliente y que pueden traducirse como “se va, se va, se fue”.

Este mensaje y el hecho de que poco antes de la venta se había visto a la entrada de Sotheby’s a un misterioso hombre con sombrero y lentes de sol alimentaron las especulaciones sobre la posibilidad de que la estrella del arte pudiera estar presente en la subasta.

Parece que acabamos de ser Banksy-tados”, admitió el director de arte contemporáneo de Sotheby’s, Alex Branczik, en un comunicado emitido tras la puja, que dejó anonadados a los asistentes.

Sotheby’s asegura en la nota que “el inesperado suceso se convirtió instantáneamente en historia mundial del arte y supone ciertamente la primera vez en la historia de una subasta en que una obra se destroza automáticamente” tras ser rematada.

El diario londinense “Evening Standard” informa de que el comprador de la obra, que no ha sido identificado, se quedó, según fuentes de la empresa de subastas, “sorprendido” con lo ocurrido, y señala que todos tratan ahora de ver qué se hace.

“Seré sincero, no hemos experimentado antes una situación así, en que una pintura se haya destruido espontáneamente tras alcanzar un récord para el artista”, declaró Branczik al periódico. “Estamos intentando decidir a toda prisa lo que esto significa en el contexto de las subastas”, añadió.

El precio al que se vendió el viernes “Girl With Balloon” supuso un récord en libras esterlinas para una pieza de Banksy, superando su mejor marca en esta divisa, lograda en 2008. Le recomendamos: Banksy: ¿el artista de nuestro tiempo?

El cuadro, datado en 2006, mostraba a una niña que trata de alcanzar un globo en forma de corazón y era una versión en lienzo de un diseño que primero apareció como grafiti en una calle del este de Londres y que en 2017 fue elegida la obra favorita del Reino Unido.

Originario de la ciudad inglesa de Bristol, Banksy se hizo conocido por sus subversivos grafitis que aparecían en diversas partes del mundo, de Londres a Palestina, y desde entonces se ha convertido en un cotizado artista.

Gracias a este sonado evento, que este sábado era uno de los temas más comentados en redes sociales en Reino Unido, el cuadro y su marco triturador podrían valer aún más, estimó Alex Branczik.

Banksy, artista y grafitero de Bristol, en el suroeste de Inglaterra, es conocido por su arte urbano irónico y comprometido, aunque siempre ha mantenido su identidad bajo estricto secreto. Algunas de sus creaciones se han subastado por grandes sumas.

Recientemente reaccionó al Brexit pintando en un muro de la ciudad inglesa de Dover un fresco de un hombre que rompe una de las estrellas de la bandera de la Unión Europea con ayuda de un martillo y un cincel.

Según Mehdi Ben Cheikh, un galerista parisino especialista en arte callejero, este nuevo golpe de efecto “está en la línea de su actuación de Nueva York, que se interroga y critica los límites del mercado de arte”. Lea también: Grafiti de Banksy en la sala Bataclan de París

En aquel caso, ocurrido en 2013, el artista instaló un puesto cerca de Central Park para vender una veintena de valiosas pinturas, “auténticas y firmadas”, por apenas 60 dólares cada una.

“Ciertamente es la primera vez en la historia de las subastas en que una obra de arte automáticamente se autotritura tras el golpe de martillo”, reaccionó la casa de remates, con la que no fue posible contactar este sábado para comentar este “inesperado incidente”.Mientras la prensa británica especializada se preguntaba también sobre la posible complicidad de Sotheby’s en esta acción, Alex Branczik aseguró que no estaba al tanto de la broma, según declaraciones aparecidas en el sitio The Art Newspaper.

“Hablamos con el comprador, que se vio sorprendido por esta historia. Estamos discutiendo los siguientes pasos”, declaró la casa de subastas en un comunicado publicado por el Financial Times.

Fuente: El Espectador