Rescatan fósiles de un cráneo de mastodonte a orillas del Río Salado en Junín

El rescate se concretó luego del hallazgo del cráneo de un tigre diente de sables y de otros dos cráneos descubiertos por pobladores en los últimos tres meses.

Dao7uskVwAAHdy4

Las tareas de rescate se realizaron  con la participación de Damián Voglino del Centro de Registro del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico (Crepap), el paleoartista Miguel Lugo y el paleontólogo Ricardo Bonini del Museo de La Plata y Conicet.

Resultado de imagen para mastodonte

“Como es demasiado grande este fósil -pensemos que se trata de un elefante extinto- no es fácil la logística para extraer el material”, comentó José María Marchetto, director del Museo del Legado del Salado de Junín a la Agencia Ciencia Tecnología y Sociedad de la Universidad Nacional de La Matanza (Unlam).

En los últimos tres meses se descubrieron cuatro cráneos prácticamente completos en Junín, pertenecientes a un oso gigante (omnívoro), un tigre dientes de sable (carnívoro), un equus (una forma de caballo extinta) y un mastodonte (una especie extinta parecida a los elefantes), en un yacimiento que se encuentra a la vera del río Salado, en el tramo que une la Laguna de Gómez con la Laguna del Carpincho.

Resultado de imagen para mastodonte

“Es una zona bastante grande, que se extiende unos 10 kilómetros, por lo que la ayuda de los vecinos está siendo fundamental para poder realizar estos hallazgos”, valoró Marchetto.

“Creemos que la zona donde encontramos los fósiles era parte de la ribera del antiguo río Salado, el cual, posiblemente, hace miles de años, tenía un caudal mayor de agua, era más ancho y menos profundo, y probablemente se ensanchaba aún más en períodos de lluvia”, explicó el director del Museo de Junín, sobre la acumulación de fósiles en el sitio.

“Algunos de los animales podrían haber quedado atrapados en barro o lodo, lo cual también ayudaba a la fosilización, porque algunos de los restos, en lugar aparecer acostados, aparecen parados, lo que indica que habrían quedado varados al morir”, agregó Marchetto.

Por otro lado, el titular del museo se refirió al anterior hallazgo de relevancia que se hizo en esa localidad: “un vecino dio aviso hace unas semanas del hallazgo del cráneo de un smilodon, es decir, un tigre dientes de sable.”

“Podemos apreciar el movimiento que hacía la mandíbula; los sables, los caninos, los usaba para hacer la estocada de muerte”, indicó Marchetto enseñando una réplica de smilodon; y agregó: “La mandíbula tenía una gran apertura, para luego asestar el golpe mortal”.

Según el experto en paleontología, en los últimos meses, se han encontrado más cráneos que en los últimos 20 años, en gran medida por la colaboración de la comunidad al dar aviso al Museo de distintos hallazgos.

“Es importante aclarar que ningún vecino puede sacar los fósiles, no sólo porque este accionar va en contra de la ley de protección del patrimonio, que es la 25.743, sino porque se perdería información sumamente valiosa del terreno”, explicó el profesor Marchetto.