Subastas de arte: se vienen remates con obras de gran valor

Mercado local. Obras de Pettoruti, Berni, Castagnino, Macció, Fader y Quinquela se destacan en los catálogos, con bases entre 40 y 100 mil dólares. “Gran frutera”, el óleo sobre tela de Emilio Pettoruti que rematará la casa Bullrich, Gaona, Wernicke el 22 de mayo.

HZV6n54fm_1256x620__1

El marco de crisis y suba del dólar parecería poco propicio para sacar a remate a obras valiosas y correr el riesgo de que no haya suficiente puja para subir su precio. Sin embargo, en las subastas de mayo de las principales casas de Buenos Aires, se destacan obras de Pettoruti, Berni, Quinquela, Castagnino, Macció y Fader, con precios base entre 40 y 100 mil dólares.

“Cualquier momento es bueno cuando tengo un cuadro fuera de lo habitual. Va más allá de la coyuntura”, dice Marcos Gaona, de la casa Bullrich Gaona Wernicke. “Convengamos que estamos hablando de obras de 200 o 300 mil dólares: es un bolsillo que no está preocupado como usted y yo”, agrega.

En la subasta del 22 de mayo que organiza esta casa de subastas se rematará “Gran Frutera”, de Emilio Pettoruti (Escuela Argentina, 1892-1971), el creador de la obra más cara vendida en una subasta de un artista argentino hasta hoy. “Concierto” se remató en Christie´s de Nueva York por 794.500 dólares en 2012.

“Es un autor que aparece muy poco en las subastas y que mantiene su valor en dólares”, señala Gaona. El valor base de “Gran Frutera” está estimado entre 70.000 y 100.000 dólares, pero puede hasta duplicarse en la puja, como pasó el año pasado con “Primavera”, de Fernando Fader, que resultó la obra de mayor precio en subasta en 2018.

“Estaba entrando a una casa donde me iban a mostrar ese cuadro. Cuando giro y me encuentro con ‘Primavera’ lancé una exclamación. Fue un cimbronazo. Lo tasamos en 150.000, que para algunos era caro. Pero en la subasta fue subiendo de a poco y fue un récord”, cuenta Gaona. El precio final de venta fue de 354.450 dólares.

En la subasta del 22 de Bullrich Gaona Wernicke también habrá un Fader. Se trata del óleo sobre tela “El estanque”, de 75×65 cm, cuya estimación inicial se ubica entre los 40 y los 60 mil dólares.

“Hombre Buo” (1961), de Rómulo Macció, será subastada por la casa Roldán el 8 de mayo.

“Hombre Buo” (1961), de Rómulo Macció, será subastada por la casa Roldán el 8 de mayo.

Por otro lado, saldrá a remate en la subasta del 8 de mayo de la casa Roldán “Hombre Buo”, de Rómulo Macció, artista argentino que integró en los 60 el grupo Nueva Figuración. Ya el año pasado, su obra “19,10 a Bogotá”, logró el mejor precio alcanzado en subasta por este artista: 183.232 dólares. “Hombre Buo”, óleo sobre tela de 130×90 cm, fechado en 1961, tiene como precio base 110.000 dólares, por lo que su precio final podría acercarse o superar el récord del año pasado.

“La obra de los años 60, el arte de la figuración, es la escala siguiente a lo clásico. Son los artistas que más van a subir y son tendencia”, observa Federico Catz, director de Estimarte.com, sitio que reúne la información de las subastas locales, y donde pueden consultarse los catálogos de los próximos remates. El caso del mural de Jorge de la Vega, también integrante de Nueva Figuración, vendido en la última edición de arteBA a un comprador anónimo por más de un millón de dólares, confirma el lugar destacado de este grupo de artistas.

“Mayo es un mes bisagra del año, un termómetro del mercado. Pese al contexto de crisis, siempre los cuadros terminan siendo un resguardo de valor frente a otras alternativas”, agrega Catz. Desde su punto de vista, en las subastas que se vienen “hay obras de gran calidad y algunas son como joyitas”. Y destaca “Sketch”, obra de 1967 de Jorge de la Vega, en acrílico sobre papel, que rematará Verbo el 9 de mayo (precio base 15.000 dólares) y “Milico”, de Carlos Alonso, que rematará Azur el 9 de mayo (8.000 dólares).

"Sketch", de Jorge de la Vega. Acrílico sobre tela de 60 x 47 cm. Se rematará el 9 de mayo en Verbo.

“Sketch”, de Jorge de la Vega. Acrílico sobre tela de 60 x 47 cm. Se rematará el 9 de mayo en Verbo.

Entre las obras que arrancarán con precios base de más de 40.000 dólares, se cuenta también “Niña con cabra”, que rematará Saráchaga el 7 de mayo. Es un óleo sobre tela de Antonio Berni, pintado en 1958, de 117×75 cm, y su precio base fue fijado en 65.000 dólares.

En esa misma subasta se rematará Dock Sud (1958), de Juan Carlos Castagnino, un óleo sobre tela de 145×90 cm con valor inicial de 55.000 dólares.

“Niña con cabra”, óleo sobre tela de Antonio Berni, que saldrá a subasta el 7 de mayo en la casa Saráchaga, con precio base de 65.000 dólares.

“Niña con cabra”, óleo sobre tela de Antonio Berni, que saldrá a subasta el 7 de mayo en la casa Saráchaga, con precio base de 65.000 dólares.

Pero no sólo hay clásicos y modernos que superan estas cifras. Una obra del Grupo Mondongo, “Estudio para un paisaje #5”, en plastilina sobre madera, arrancará en el remate de la casa Roldán del 8 de mayo con un precio base de 50.000 dólares.

“Mondongo es un grupo contemporáneo, pero lo que han producido ya es conocido por el común de la gente. Cuando la obra empieza a ser reconocida, empieza a cobrar valor”, dice  Leonardo Rodríguez Parise, coordinador de la Licenciatura en gestión del Arte de la UADE y del espacio UADE Art.

“Estudio para un paisaje #5”, del Grupo Mondongo, se subastará en Roldán con un precio base de 50.000 dólares.

“Estudio para un paisaje #5”, del Grupo Mondongo, se subastará en Roldán con un precio base de 50.000 dólares.

En términos económicos, “la lógica del arte es que no tiene lógica. En algunas crisis en otros países, el arte fue el segundo o tercer valor de más crecimiento“, señala.

“Si alguien está enarmorado de una obra, la va a pujar. No se puede hacer un análisis de eso”, observa Catz. “Si las obras son buenas, siempre hay pelea. Cuando aparecen obras, aparecen coleccionistas, empresas, privados o intermediarios: todo va en relación a la mercadería que aparece”, concluye.

Fuente: Gabriela Samela, Clarín