Daniel Barenboim prorroga su contrato con la Ópera de Berlín hasta 2027

La dirige desde 1992. La decisión llega luego de que, en febrero, el director fuera acusado de malos tratos hacia los músicos, y extiende en cinco años la vigencia pautada inicialmente.

eterno-daniel-barenboim-esta-al___XK47F12d2_1256x620__2

Eterno. Daniel Barenboim está al frente de la ópera estatal de Berlín desde 1992, y seguirá en su cargo durante los próximos ocho años. (Foto. Joshua Lott/The New York Times) Daniel Barenboim

El director argentino-israelí Daniel Barenboim seguirá al frente de la dirección musical de la Staatsoper unter den Linden de Berlín hasta 2027, cuando cumplirá 85 años, anunciaron hoy sus responsables al informar de la extensión del contrato del músico.

Los responsables del coliseo berlinés anunciaron la prórroga de cinco años del contrato vigente que liga a Barenboim al teatro desde hace 28 años y que debía vencer en 2022.

Además, Barenboim es director vitalicio de la Staatskapelle de Berlín, la orquesta residente de la Staatsoper unter den Linden.

“Es la decisión justa para la orquesta”, declaró Kalus Lederer, consejero de Cultura del Ayuntamiento berlinés, que hizo referencia al “gran reto” que tiene por delante el director, quien se mostró dispuesto a continuar “mientras me lo permitan las fuerzas”.

En estado. Daniel Barenboim señaló que está dispuesto a continuar mientras se lo permitan las fuerzas, aunque aclaró que no quiere ser una "reliquia".

En estado. Daniel Barenboim señaló que está dispuesto a continuar mientras se lo permitan las fuerzas, aunque aclaró que no quiere ser una “reliquia”.

Barenboim, en una comparecencia ante la prensa donde se aceptaron pocas preguntas, aludió a las alegaciones de maltrato verbal y humillaciones lanzadas por miembros de la orquesta a través de medios locales a principios de año.

El director de orquesta y pianista, de 77 años, alegó que nadie que no asista a los ensayos de la orquesta puede saber cuál es la forma de actuar como responsable del conjunto.

“El director tiene que tener un pulmón colectivo como la orquesta, que haga que ésta respire de modo homogéneo”, dijo Barenboim a modo de explicación de las indicaciones que tiene que dar a los músicos que la componen, sin entrar en detalles.

El consejero Lederer, por su parte, sí dijo que los últimos meses han sido un “proceso de cambio” en el que todos los componentes de la institución dijeron estar “de acuerdo en cooperar mejor” y aludió a situaciones de “presión” que se han podido dar.

“Todos tienen interés en trabajar en la misma dirección”, insistió Lederer.

Tras conocerse las acusaciones de algunos músicos, los responsables de la Staatsoper Unter den Linden anunciaron en febrero pasado que tendrían una conversación con él para aclarar lo sucedido.

Hoy, al confirmar la prolongación del contrato que le liga con el teatro, Barenboim dijo no obstante que no le gustaría llegar a ser para la orquesta como una “reliquia” y que continuará siempre que pueda trabajar al frente de ella con la misma intensidad.

Barenboim fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2002 (compartido con Edward Said) y tiene la triple nacionalidad argentino-israelí-española (ésta, desde 2002) por su origen hebreo e iberoamericano.

Nació el 15 de noviembre de 1942 en Buenos Aires; sus padres, profesores y concertistas de piano, eran judíos con ascendencia rusa e iniciaron en la música a su hijo Daniel, que empezó a tocar el violín con apenas cuatro años y que con sólo siete dio su primer recital en Buenos Aires.

Sin cuentas pendientes. Tras las acusaciones por malos tratos, las autoridades de la ópera berlinesa dijeron que hablarían con Barenboim al respecto, y la extensión de su contrato tiene sabor a respaldo. (Foto: EFE/ Clemens Bilan)

Sin cuentas pendientes. Tras las acusaciones por malos tratos, las autoridades de la ópera berlinesa dijeron que hablarían con Barenboim al respecto, y la extensión de su contrato tiene sabor a respaldo. (Foto: EFE/ Clemens Bilan)

En 1951 la familia Barenboim se trasladó a Europa y, en 1952, a Israel; este último año tocó en París, y en 1955 grabó su primer disco;

En 1962 debutó oficialmente como director de orquesta, en Israel y Australia. En 1966 pasó a dirigir la Sinfónica de Londres, en 1969 la Filarmónica de Berlín y en 1970 la de Nueva York.

Fuente: EFE