El tradicional carnaval porteño regresó a la Avenida de Mayo y convocó a más de 60.000 personas

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES. El corso de Buenos Aires volvió a la avenida de Mayo con las actuaciones de las murgas más populares y corsos de las comunidades boliviana y brasileña, además de shows musicales y stands con comidas típicas, que desfilaron ante unas 60 mil personas según datos aportados por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

r1nO6Bkwf_1256x620__1
corsos bsas
corsos bsas
04 03 19 Carnaval Porteño en Av de Mayo Foto German García Adrasti
04 03 19 Carnaval Porteño en Av de Mayo Foto German García Adrasti

Luego de años de interrupción, el Carnaval porteño regresó a la mítica avenida de Mayo y la gente disfrutó del color y de la música que estuvieron presentes en cada murga y comparsa que se presentó durante la jornada.

Después de 10 años los corsos porteños vuelven a celebrar en la Avenida de Mayo. /Germán García Adrasti
Al promediar la tarde se estimó, a través de una proyección de público, que más de 60 mil personas ya se habían hecho presentes, indicaron desde la organización del evento.
La fiesta se inauguró puntual a las 16, con una comparsa brasileña que desfiló desde la calle Bolívar, donde se encontraba el escenario principal, hacia Bernardo de Irigoyen.
Además de la propuesta musical y de danzas carnavalescas, se instalaron más de 20 stands con comidas típicas, situados a metros de la avenida 9 de Julio.
Muchas familias aprovecharon el feriado de carnaval para acercarse a disfrutar de los corsos como es el caso de Fernando, que junto a su esposa Claudia y sus dos hijas, estuvieron desde temprano disfrutando de los espectáculos.
 El corso de desarrolla en Avenida de Mayo entre Plaza de Mayo y Bernardo de Irigoyen. /Germán García Adrasti
“Aprovechamos que era feriado para pasear por la ciudad y vinimos a ver algunas murgas y comparsas. La verdad es que está muy bueno porque es muy interesante conocer la cultura de otros países”, dijo Fernando.
Con un frasco de espuma en su mano, Lautaro corrió a su hermano Simón ante la atenta mirada de su madre Paula, que aseguró que esta celebración “le recuerda a los carnavales de cuando era chica”.
El gran atractivo son las murgas mas conocidas de la ciudad: Los Amantes de La Boca, Los Cometas de Boedo y Los Caprichosos de Mataderos. /Germán García Adrasti
Además de la comparsa de la comunidad brasileña, y luego del show de la banda rosarina Mamita Peyote, se presentaron las comparsas de origen boliviano, con más de 300 artistas participantes.
“Somos 4 fraternidades -se las denomina así a las comparsas- y cada una presentó un baile diferente y característico de Bolivia”, indicó Jorge, uno de sus bailarines.
En el caso de Pablo, un vecino que se definió como “admirador de la cultura boliviana”, celebró la presencia de esas comparsas: “me gustan por sus colores, sus bailes típicos y porque contagian alegría”.
La Avenida de Mayo se convirtió en un corsódromo. /Germán García Adrasti
La primera murga porteña que se presentó fue “Los Cometas de Boedo”, que deleitó al público que, ya por la hora, colmaba los laterales de la avenida de Mayo.
Ana, Fernando y Romina son tres amigos que fueron “a hacerle el aguante” a otro amigo en común que baila en una de las murgas que desplegó su fiesta.
Las murgas fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires en 1997. /Germán García Adrasti
“Vinimos para ‘bancar’ a un amigo, pero llegamos temprano así que fuimos a recorrer los puestos de comida y ahora vamos a ir a ver a las comparsas”, dijo Ana.
En tanto Nancy, una turista chilena de 62 años, se quejó porque desde la vereda no podía ver el paso de las comparsas, pero dijo que le gustó mucho porque “en Chile no se festeja el carnaval, salvo en el norte, así que no es algo común para mí”.
La Avenida cerró el ingreso de autos para convertirse en el escenario del corso porteño. /Germán García Adrasti
La celebración continuaba con las actuación de “Los Chiflados de Boedo” y luego, aproximadamente a las 20.30, el grupo cordobés de rock y ska “Los Caligaris” y m{as tarde “Mamita Peyote” subieron al escenario principal.
El tradicional Carnaval porteño regresó a la avenida de Mayo
La noche concluyó con el baile y el color de “Los Amantes de la Boca” y “Los Caprichosos de Mataderos”, dos murgas de las más populares y tradicionales de la Ciudad.

Luego de 13 años de ausencia, volvió el corso de Avenida de Mayo