La apipeana a quien Viena separó de Martha Argerich

Esther Paredes nació en un rancho en Apipé Grande en 1930; al terminar la escuela primaria pidió a su padre seguir estudiando. “Con casarte es suficiente”, le contestó. Se rebeló. En busca de sus sueños armó el bolso y partió a Buenos Aires. Escapó a un acoso sexual, acudió a una convocatoria para ser niñera y quedó con el trabajo. Acompañó en su niñez y hasta la adolescencia a quien se transformó en una de las artistas argentinas con mayor proyección internacional.

apipeana

En agos­to pa­sa­do Mar­tha Ar­ge­rich vol­vió al pa­ís a re­a­li­zar con­cier­tos en el mar­co de la gi­ra Argerich-­Argentina 2018. El res­pal­do a su ca­rre­ra del en­ton­ces pre­si­den­te Juan Do­min­go Pe­rón ha­ce 64 años le sig­ni­fi­có la se­pa­ra­ción de su ni­ñe­ra, una jo­ven co­rren­ti­na oriun­da de San An­to­nio Is­la Api­pé Gran­de, en el de­par­ta­men­to de Itu­zain­gó.