La vida de Paul McCartney después de los Beatles: sus 40 mejores temas como solista

ESCUCHÁ LAS CANCIONES. La guía definitiva de lo más destacado de su extensa carrera post-Beatles: hits, rarezas psicodélicas, punk, folk, disco y hasta canciones para abuelitas

2897437w1033

Esta lista de canciones fue publicada en el especial de colección de la serie Bookazines de Rolling Stone dedicado a Paul McCartney , el año pasado.

1. “Maybe I’m Amazed”

‘McCartney’ , 1970

2. “Band on the Run”

‘Band on the run’, 1973

Si alguien todavía se preguntaba si McCartney podía pegarla como solista, “Band on the Run” dio por terminada la discusión para siempre. Es una suite con muchas partes audazmente tonta acerca de una fuga de la cárcel del rock & roll, con guiños a escaparse de su pasado en los Beatles (“Si alguna vez salimos de acá” era una frase que había dicho George Harrison luego de una reunión de trabajo). Pero incluso cuando McCartney canta sobre conflictos y encierros, se pone bien arriba y grita de placer. Todo el mundo decidió correr con él, llevando la canción a la cima de los rankings pop. Después de esto, nadie lo acusó de ser blando.

3.”Too Many People”

‘RAM’, 1971

En su segundo disco, Paul tenía razones para estar enojado: su adorado grupo se había disuelto, y todo el mundo parecía culparlo a él. Su frustración se filtró en este tema sorprendentemente mordaz, grabado en Nueva York. “Ese fue tu primer error/ Agarraste tu golpe de suerte y lo partiste en dos”, se burla, con un palo directo a John Lennon. “Él estaba sermoneando mucho, y me había hartado un poco”, dijo McCartney en 1984. Pero la melodía dulce de la canción es una prueba de que, cuando quería, McCartney podía usar su encanto como un arma. “Es muy inofensiva, en realidad”, dijo en 2001. “Son solo pequeñas indirectas.”

4. “Live and Let Die”

Single no incluido en ningún disco, 1973

Una de las canciones más pegajosas y duras de su etapa con los Wings fue compuesta para la película de James Bond del mismo nombre, para cuyo soundtrack habían contratado al antiguo productor de los Beatles, George Martin. Él ayudó a arreglar una orquestación vertiginosa y exagerada, y una sección intermedia estilo reggae para relajar las cosas. La canción sería uno de los mayores éxitos de McCartney, llegando al Top 10 tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos. Hasta el día de hoy, sigue teniendo un lugar en sus sets de estadios, incluyendo pirotecnia para quemarse las cejas.

5. “Uncle Albert/ Admiral Halsey”

‘Ram’, 1971

El primer número uno postBeatles de McCartney es toda una hazaña: un edredón de fragmentos de canciones y efectos sonoros de menos de cinco minutos, pero que parece más largo por las transiciones y las voces graciosas. “Estaba con un espíritu muy libre”, dijo en 2001. “Debe haber asustado a algunas personas.” Compuesta con su tío Albert Kendall en mente, y con ayuda orquestal de George Martin y la Filarmónica de Nueva York, tenía un sonido muy Beatles. Incluso Lennon, que destrozó el resto de Ram , tuvo que admitir que le gustaba esta canción.

6. “Jet”

‘Band on the run’, 1973

De alguna forma, todos los rockeros de los 70 tuvieron que aceptar a David Bowie, pero solo McCartney pudo superarlo con un hit tan fanfarrón como este. Grabado en Nigeria, “Jet” se abre con vientos majestuosos, antes de explotar con guitarras glamrock, sintetizadores distorsionados y un estribillo de una sola palabra para hacer temblar las ventanas: al parecer, “Jet” era el nombre de uno de sus perros; el resto de la letra no tiene sentido, repleta de acertijos misteriosos acerca de viajes en el espacio y sufragistas. “No puedo explicar lo que es”, dijo más tarde. “Sonaba tonto, así que me gustaba.”

7. “Junk”

‘McCartney’, 1970

McCartney compuso “Junk” originalmente para el Álbum Blanco; pueden buscar el excelente demo en Anthology 3 , de los Beatles. Pero encaja mucho mejor en su debut solista: un joven observa la vidriera de una tienda de segunda mano y tiene una imagen de su futuro, imaginándose como alguien viejo y olvidado. Podés escuchar la determinación de McCartney en sus propios y caseros términos. “Hubiera preferido tener las cintas sin que les hicieran nada”, le dijo a RS en 1974. “Tiene la puerta abriéndose, los ruidos de la grabadora, un par de personas riéndose de fondo.”

8. “Hi, Hi, Hi”

Single no incluido en ningún disco, 1972

Con esta desvergonzada celebración del sexo, las drogas y las guitarras, McCartney modificó su imagen de caballero. El single fue prohibido por la BBC: ni siquiera Macca podía salirse con las suyas e invitar a las chicas a “tirarse en la cama, y prepararse para el arma de mi cuerpo”. McCartney dijo que era todo un malentendido, y le explicó a RS que en realidad cantaba: “Prepararse para mi polígono” (¡Mucho mejor!). También dijo que el estribillo -“Vamos a darnos un subidón”- podía interpretarse como un “subidón natural”. Sigue siendo uno de sus rocks más adorados.

9. “Another Day”

Single no incluido en ningún disco, 1971

A fines de los 60 y principios de los 70, McCartney componía tantos temas buenos que una canción pop perfecta como esta podía pasar años encajonada: aunque la tocó por primera vez durante la filmación de Let It Be de los Beatles en 1969, permaneció sin grabarse hasta Ram a fines de 1970, cuando decidió transformarla en el primer single oficial de su carrera solista. Es una clásica canción narrativa de McCartney -el baterista Denny Seiwell célebremente la llamó “‘Eleanor Rigby’ en Nueva York”- con las armonías quejumbrosas de Linda.

10. “Venus and Mars”/ “Rock Show”

‘Venus and mars’, 1975

“La idea detrás de los Wings es tener una banda para las giras”, le dijo McCartney a RS en 1976, “para ser sencillamente una banda, en lugar de todo el mito de los Beatles”. Pero nada que él tocara en esa época podía ser sencillamente algo. Esta suite de dos partes es un viaje mental expansivo, desde la apertura acústica hasta el crescendo ruidoso, en el que rima “rock show” con la “Concertgebouw” holandesa, e incluye un guiño para la que probablemente fuera la mayor estrella del rock de estadios de la época: Jimmy Page.

11.”Beware My Love”

‘Wings at the Speed of Sound’, 1976

“Estamos tratando de que suene lo más duro posible”, dijo McCartney en la época en la que grabaron Wings at the Speed of Sound. Lo lograron, particularmente en este rock abrasador de muchas partes, que se destaca respecto del disco-pop relajado del resto del LP gracias a la voz suplicante de McCartney y a la excelente guitarra de Jimmy McCulloch.

12 “Let Me Roll It”

‘Band on the Run, 1973

Una de las canciones más crudas de McCartney, con una guitarra blusera y cortante y voces cargadas de reverb, “Let Me Roll It” muchas veces fue considerada como un pastiche de Lennon. Pero McCartney negó consistentemente esta interpretación, diciendo: “Tienen que recordar que, a pesar del mito, había muchas cosas en común entre nosotros, en cuanto a cómo pensábamos y trabajábamos”.

13. “Every Night”

‘McCartney’, 1970

“No salgo para nada”, le dijo McCartney a RS en abril de 1970. “Prefiero estar en mi cama antes que en la discoteca.” Este adorable tema acústico ofrece un retrato más complicado: McCartney canta acerca de sentirse perdido y querer “salir de mi cabeza”. Pero cuando dice que decidió quedarse en casa con Linda, podés escuchar un rayo de sol abriéndose paso entre las nubes.

14. “Bluebird”

‘Band on the Run’, 1973

Como muchos de los grandes temas de Band on the Run , “Bluebird” es un plan de escape: Paul y Linda son un par de tortolitos que vuelan libres en la brisa. Tiene una melodía agridulce que solo podría haber compuesto McCartney, movida por una guitarra que titila como bossanova brasileña y percusiones suaves del músico nigeriano Remi Kabaka.

15. “Silly Love Songs”

‘Wings at the Speed of Sound’, 1976

Después de años haciendo lo posible por ignorar a los críticos que lo veían como un blando, McCartney contraatacó con este hit disco. “¿Qué tiene de malo? Me gustaría saberlo”, canta sobre una línea de bajo vertiginosa y cuerdas exuberantes. Al final, rio último: el tema fue Número Uno durante cinco semanas.

16. “Nineteen Hundred and Eighty Five”

‘Band on the Run’, 1973

Un gran final para el mejor disco de los Wings. Este espectacular relato sci-fi montado sobre el viejo piano de bar de McCartney, al principio era apenas una frase: “Nadie salió vivo de 1985”. “Durante meses, eso era lo único que tenía”, dijo. “Nadie salió vivo de mil novecientos ochenta y… ¿seis? ¡No hubiera funcionado!”

17. “Junior’s Farm”

Single no incluido en ningún disco, 1974

Este hit excepcional fue grabado en Nashville mientras los Wings paraban en la cercana Lebanon, Tennessee, en la casa de campo de Curly Putman Jr., un compositor conocido por el clásico “He Stopped Loving Her Today”, de George Jones. Pero la canción era más glam-rock que country, con un elenco psicodélico que incluye un esquimal y un lobo marino.

18. “Coming Up”

‘McCartney II’, 1980

Cuando los 70 llegaban a su fin, McCartney se retiró a su campo en Escocia y se divirtió con una grabadora. “Empecé a hacer un montón de trucos, y no me acuerdo cómo hice la mitad”, dijo acerca de esta canción, un groove motorizado por el exceso de cafeína con voces aceleradas. Entre los muchos fans de la canción estaba Lennon: supuestamente, “Coming Up” lo inspiró a volver a hacer música.

19. “With a Little Luck”

‘London Town’, 1978

McCartney en su versión más melosa. “Lo que podemos hacer juntos no tiene fin”, susurra junto a armonías de Linda y sintetizadores suaves como una almohada que definieron el sonido del yacht-rock. De hecho, “With a Little Luck” fue literalmente grabada en un yate: el Fair Carol, una embarcación privada con un estudio de 24 canales a bordo, anclada en alguna parte cerca de las Islas Vírgenes.

20. “Here Today”

‘Tug of War’, 1982

“Here Today” es la conmovedora respuesta de McCartney a la muerte de Lennon. Producida por George Martin, esta balada sutil tiene ecos de los Beatles, con una letra desgarradoramente honesta que continúa el largo diálogo de McCartney con su amigo. “Tuvimos muy buenas conversaciones justo antes de que se muriera”, recordó en 1993. “Sentí que había hecho las paces con él.”

21. “You Gave Me the Answer”

‘Venus and Mars’, 1975

Cuando McCartney te pregunta si “¿Bailamos?”, es bastante difícil decir que no. “You Gave Me the Answer” es su esperado regreso al viejo estilo de music-hall de “Honey Pie” y “Your Mother Should Know”, con una voz de tap digna de Rudy Vallee: “Vos me diste la respuesta al amor eterno/Te amo, y a vos… ¡parece que te gusto!”.

22. “Monkberry Moon Delight”

‘Ram’, 1971

Una fantasía nocturna y ominosa: sobre un riff de pasos duros al piano, McCartney se queja acerca de volverse loco bajo alguna influencia exótica, con un “piano metido hasta la nariz”. “Es como una pintura abstracta”, le dijo a RS. “La gente dice: ‘Wow, ¿es cocaína?’. Y yo les digo: ‘No. Es un piano metido hasta la nariz. ¿Nunca viste un cuadro surrealista?’.”

23. “Listen to What the Man Said”

‘Venus and Mars’, 1975

No era “The Hustle”, pero “Listen to What the Man Said” -con su groove sedoso y seductor, y el saxo enérgico del sesionista Tom Scott- demostró que a McCartney no le habría costado encajar en la incipiente era de la música disco. “‘The Man’ podía ser Dios o cualquier cosa”, dijo. “Es un buen single para el verano.”

24. “Hope of Deliverance”

‘Off the Ground’, 1993

“Es un mensaje internacional, con un sabor latino”, dijo McCartney acerca de este himno alegre, en el que intercambia solos de guitarra criolla con Robbie McIntosh sobre ritmos sincopados, con la inmediatez de una primera toma. No fue un éxito en Estados Unidos, pero fue enorme en la Europa del Este de la postGuerra Fría, donde su optimismo adquirió una resonancia fresca y profunda.

25. “Waterfalls”

‘McCartney II’, 1980

Bautizado a partir de una cabaña que McCartney tenía en Sussex, esta balada majestuosa sobresale en uno de sus discos menos conocidos. Los fans quizás hayan notado algo familiar cuando escucharon el éxito de R&B de TLC con el mismo título, 14 años después: la metáfora central y partes clave de la letra son casi idénticas. “Fue como: ‘¿Perdón?'”, dijo un McCartney incrédulo años después.

26. “Heart of the Country”

‘Ram’, 1971

Cuando las batallas comerciales que aparecieron después de la separación de los Beatles amenazaban con volverlo loco, McCartney se fue a Escocia con Linda y se dedicó a vivir en el campo, una experiencia que conmemora en este idilio de folk alegre. “Fue un escape”, dijo años después. “De chico siempre me había gustado la naturaleza, pero nunca había tenido tiempo para regresar a ella.”

27. “Angry”

‘Press to play’, 1986

El McCartney que aullaba en “Helter Skelter” se tomó vacaciones durante los 80. Pero en esta explosión de proto-grunge (con Pete Townshend en la guitarra y Phil Collins en la batería) se enfurece y despotrica contra el racismo y Margaret Thatcher. “La actitud de Gran Bretaña respecto del apartheid en este momento es una locura”, le dijo Paul a RS. “Es una locura. ¿No pueden darse cuenta?”

28. “My Valentine”

‘Kisses on the Bottom’, 2012

McCartney estaba de vacaciones en Marruecos con su tercera esposa, Nancy, cuando compuso esta tierna balada en el piano del hotel. “Llovía”, recordó. “Como no había sol, me salió esta melodía en clave menor.” Realzada con una línea de guitarra sutil de su viejo amigo Eric Clapton, es el homenaje de un experto a los standards de jazz con los que Macca se crio.

29. “Goodnight Tonight”

Single no incluido en ningún disco, 1979

“Goodnight Tonight” fue uno de los mayores hits disco de McCartney: un groove suave grabado con la última alineación de los Wings. Casi la olvida durante las sesiones deBack to the Egg. “La descartamos”, recordó. “Una semana después, la escuché y pensé: ‘Es una locura’.”

30. “Fine Line”

‘Chaos and Creation in the Backyard’, 2005

Nigel Godrich, productor de Radiohead, hizo que McCartney volviera a tocar todos los instrumentos por primera vez en décadas para Chaos and Creation in the Backyard. El resultado, tal como se evidencia en esta zapada urgente, nació con un sonido clásico.

31. “Say Say Say”

‘Pipes of Peace’, 1983

Antes de pelearse por los derechos del catálogo de los Beatles, McCartney y Michael Jackson eran buenos amigos. “Mike es un tipo adorable”, dijo Paul el año que lanzaron este dueto alegre. En esa época, todo lo que involucrara a Jackson era un hit, y este tema no fue la excepción: pasó seis semanas en el puesto Número Uno.

32. “Flaming Pie”

‘Flaming pie’, 1997

McCartney extendió la racha ganadora del Anthology de los Beatles con Flaming Pie, bautizado así por un viejo chiste de Lennon sobre los orígenes de la banda. El tema del título era bizarro. Paul dijo que “no le importaba una mierda” si el LP se vendía: “A todos nos gusta hacer hits, pero no a costa de divertirse”.

33. “Magneto and Titanium Man”

‘Venus and Mars’, 1975

De vacaciones en Jamaica, Paul empezó a comprar cómics para sus hijos y compuso esta canción sobre varios villanos de Marvel. En la gira de los Wings, aparecían imágenes de Magneto y del Hombre de Titanio junto a cuadros de artistas como Magritte. “Todo es arte”, dijo.

34. “The Back Seat of My Car”

‘Ram’, 1971

Como muchos de los primeros logros de McCartney, “The Back Seat of My Car” podría haber sido una canción de los Beatles: les mostró una versión inicial en 1969. Dos años después, la revivió para el final orquestado de Ram. “Es una canción adolescente”, definió en 2001.

35. “I’ve Had Enough”

‘London Town’, 1978

Este tema de los últimos Wings llegó después del ultrarelajado “With a Little Luck”, con una letra y unas guitarras duras. El gruñido sarcástico de McCartney sugiere que le estaba prestando atención a su futuro colaborador Elvis Costello. “I’ve Had Enough” fue un éxito menor en el Top 40 de Estados Unidos, pero fracasó en el Reino Unido. “No podés gustarles a todos”, dijo McCartney.

36. “Temporary Secretary”

‘McCartney II’, 1980

Muy metido en las improvisaciones con grabadoras de las que salió la mayoría deMcCartney II, Paul compuso esta perla pegajosa de electro-pop, acerca de un tipo ligeramente aterrador que quiere contratar a una empleada temporaria. “Lo vi como un experimento”, dijo años después, cuando la canción ya era un clásico de culto. “En realidad, no sabía que estaba haciendo algo innovador.”

37. “Mull of Kintyre”

Single no incluido en ningún disco, 1977

Un tema para cantar de a varios en un pub acompañados por una gaita, “Mull of Kintyre” es apenas una nota al pie para la mayoría de los fans estadounidenses. Pero en Gran Bretaña fue un fenómeno, y se transformó en el single más vendido de la historia del país, superando a “She Loves You”. (Fue destronado en 1984 por “Do They Know It’s Christmas?”.)

38. “Riding to Vanity Fair”

‘Chaos and Creation in the Backyard’, 2005

La producción de Nigel Godrich hace que esta balada psicodélica parezca estar flotando en el espacio, mientras una letra excelentemente afilada ataca a un tipo debilitado. “No compongo muchas canciones así”, le dijo a RS. “Pensé que sería bueno decirle a cierta gente que uno no los aguanta.”

39. “Ever Present Past”

‘Memory Almost Full’, 2007

En este single que mira al pasado, McCartney tiene la energía incesante de un hombre de la mitad de su edad, en el que canta sobre “buscar el tiempo que se fue tan rápido” sobre riffs veloces e incisivos. “No usaría la palabra ‘nostalgia'”, dijo. “Usaría la palabra ‘memoria’… Si usás la imaginación, tendés a mirar hacia el pasado.”

40. “C Moon”

Single no incluido en ningún disco, 1972

Esta rareza tropical iba a ser un lado B, pero terminó teniendo rotación en la radio y transformándose en un éxito en el Reino Unido cuando el lado A (“Hi, Hi, Hi”) fue prohibido. McCartney explicó el título como un símbolo de lo contrario de “L7” (que significa “cuadrado”): “Es decir, ‘C Moon’ significa cool”.

Textos de David Browne, Jon Dolan, Will Hermes, Rob Sheffield y Simon Vozick-Levinson

Fuente: RS