Pablo Milanés vuelve de gira con “Esencia”, porque el escenario “es lo que más” le gusta

548359_1
milanes pablo

“A pesar de mis 27 operaciones, salir a cantar es mi vida, es lo que me da emoción. Me da ganas de vivir contemplar la magia que se vive cuando empiezo a cantar y eso es inenarrable”, declaró desde La Habana durante una entrevista telefónica con Télam.

Con esa carga puesta en una porción de la actividad artística que despliega desde antes de fundar el Movimiento Nueva Trova (que encabezó en 1972 junto a Silvio Rodríguez y Noel Nicola), Milanés va de gira con un puñado de piezas que remiten a una “Esencia” de su obra.

Resultado de imagen para pablo milanés

“Son canciones que he grabado en distintos discos, que han quedado allí y que trato de rescatar junto a canciones nuevas y otras más conocidas”, avisó sobre un repertorio que incluirá “Nostalgias”, “Días de gloria”, “Ay” y “Todos los ojos te miran”, entre más.
El trovador advirtió que “esas cuatro son nada más que una mínima cantidad de las que he recuperado. Uno encuentra una calidad y el público encuentra otro tipo de calidad”.

Pero el concierto incluye además clásicos de su andar como “Para vivir”, “Ya ves”, “Yolanda”, “Si ella me faltara alguna vez” y “El breve espacio en que no está”.

La puesta en directo de esa compilación lo reúne con tres viejos compañeros de ruta: Miguel Núñez (piano y dirección musical), Osmani Sánchez Barzaga (percusión) y Sergio Féliz Raveiro “El Indio” (en bajo), junto a quienes se presentará el viernes 5 de abril desde las 21 en el Teatro Coliseo (Marcelo T. de Alvear 1125).

Desde una capital cubana golpeada por el tornado del pasado 27 de enero (“porque tocó los puntos débiles de la ciudad y eso comprometió aún más el desastre y dejó una huella y una angustia tremenda”, según informó), Pablo Milanés no deja de tener proyectos.

Entre un álbum con standars de jazz y otro que volverá a reunirlo con el pianista José María Vitier, reveló que los días 29 y 30 de marzo estará en Miami compartiendo a guitarra y voz con su compatriota Carlos Varela.

“Carlos me insistió mucho y logró convencerme de hacer algo juntos y a guitarra sola aunque hace 10 años que no hago eso porque tengo el Mal de Dupuytrén (fibrosis en la fascia palmar que provoca el cierre progresivo de la mano). Pero aparecieron mucha disposición y ganas y allí estaremos”.

Télam: ¿Por qué será que hay canciones que atraviesan el tiempo y otras, con elementos también valiosos, pasan de largo?
Pablo Milanés: Yo lo digo de una forma muy jocosa. Hay canciones que cuando quedan es que tienen fijador. Pero a mí me interesan aquellas que tienen lo que llamo atemporalidad y por eso pueden lucir absolutamente actuales. Pero para lograr eso hay que trabajar, sacrificarse y estudiar, independientemente del talento que cada uno tenga.

T: ¿Y le costó mucho esa selección para “Esencia”?
PM: He tenido que hacer un trabajo de estudio y de selección tras haber experimentado mucho y romper muchos papeles. Y quedan muchas olvidadas, muchas grabadas que se han perdido porque no he sido organizado. No tengo sentido histórico ninguno y con las canciones me pasa lo mismo.

T: Aún así ¿Cómo se lleva con su propia historia musical?
PM: Muy bien. De hecho se está haciendo una tercera versión de “Pablo Querido” con salseros que llevan mis canciones para allí y es algo que me encanta como posibilidad de derribar un prejuicio porque en tiempos del son había un repertorio de canciones muy profundas y muy bellas.

T: ¿Es además un modo de seguir en contacto con músicos más jóvenes?
PM: Tú no sabes la cantidad de colaboraciones que hago con jóvenes músicos durante el año y percibo un respeto. A ellos les interesa cantar con unas gentes que respetan y cpm un maestro en el sentido más sencillo de la palabra, por lo que se da un intercambio de ideas y de compromiso musical que en lo personal me inyecta una porción de juventud.

T: ¿Eso le hace ser optimista sobre el futuro de la canción de autor?
PM: A la canción de autor de verdad la veo muy sana y muy buena pero no tiene ninguna difusión y hay mucho invento, falsedad y superficialidad.

Lo que vende es la grosería.