¿Quién dijo que los museos no son para los niños?

Una propuesta para que toda la familia experimente el Malba de una manera más sensorial y divertida.

BJOsQLgdX_930x525__1
Si nos ponemos a pensarlo, la música está presente en casi todos los momentos de nuestra vida. En la radio, en las ceremonias, en el auto, en la calle, las canciones alegran nuestras vidas y nos acompañan en todas las circunstancias. Pero no sólo eso, las melodías también se esconden en los sonidos de la vida cotidiana: el de las sábanas al levantarnos de la cama, el del cepillo de dientes haciendo cosquillas en las encías, el de las hojas secas que se lleva el viento volando, y hasta el latido del corazón.

Resultado de imagen para quien dijo que los museos no son para niños

“Familias musicales” una propuesta del Malba.

En las obras de arte, también hay música sucediendo; solamente hay que despertar los oídos y la imaginación para poder escuchar lo que surge de ellas.

“Familias Musicales” es un recorrido ofrecido por el museo MALBA, llevado a cabo por Daniela Secco, Licenciada en Artes Visuales del UNA. Durante los 90 minutos de duración, ella guiará a grandes y chicos a través de la obra de grandes artistas como Pedro Figari, Diego Rivera, María Martins y Gyula Kosice, jugando a descubrir los cuentos y la música que esconde cada pieza.

“Con mi compañera siempre estamos trabajando en detectar cuales son los temas que atraviesan y conectan a las obras, sin importar la nacionalidad de los artistas o el momento en el que fueron creados. En esta oportunidad, descubrimos que muchas tenían en común lo musical: en algunas apareciendo como protagonista, como en las obras de Pedro Figari donde vemos algunos hombres tocando los tambores y gente bailando; y en otras donde los ruidos podrían estar circundando su contexto, como es el caso de la gran escultura de María Martins, donde nos imaginamos que los personajes podrían estar viviendo en algún rincón de la selva amazónica”, explica Seco, que además de educadora en el Museo, trabaja con los chicos dando clases de arte en un jardín de infantes.

Además de la visita, al finalizar los niños van a poder participar de un taller donde podrán construir su propio instrumento a partir del reciclado de elementos cotidianos, como cucharas, vasitos, sorbetes, cuentas de madera, globos, cajas de cartón, palitos de helado, entre otros.

Actividad pedagógica. Es para toda la familia.

Actividad pedagógica. Es para toda la familia.

“Lo que diferencia este recorrido es la forma en que está planteado. Nos gusta llamarlas recorridos o visitas pedagógicas o vivenciadas. Y decimos que no es sólo para chicos, esta metodología funciona muy bien con el público adulto”, cuenta la guía. “Los padres o adultos acompañantes también se van a divertir, son invitados al igual que los niños a experimentar y jugar”, agrega.

La actividad se realiza todos los domingos, a las 17, en el Museo MALBA, Av. Pres. Figueroa Alcorta 3415. Está dirigido a niños y niñas a partir de los 5 años, pero son bienvenidos visitantes de todas las edades. Entrada: $100.

Fuente: Clarín