Serrat urge a dialogar sobre Cataluña porque «no se puede esperar a que las cosas se contaminen más»

MIRÁ EL VIDEO. Antes de recoger la Alta Distinción de la Generalitat valenciana, el cantautor reclama «conversaciones sinceras» antes de aplicar «artículos inconvenientes o enviar a los catalanes al limbo de la tierra prometida».

serrat-kTSF--620x349@abc

El cantautor Joan Manuel Serrat insistió en pedir diálogo entre el Gobierno central y el Govern catalán para solucionar la crisis de Cataluña por entender que «no se puede esperar a que las cosas se contaminen más» y urgió a Mariano Rajoy y a Puigdemont a «entrar en conversaciones sinceras», antes de aplicar «artículos inconvenientes o enviar a los catalanes al limbo de la tierra prometida».

En opinión de Serrat, «lo que se vive en Cataluña hoy es un fracaso» y el «fracaso no se improvisa». Por ello entiende que «no se puede esperar que haya que resolver una historia de buenos y malos, sino propiciar esta historia; los jueces tendrán que tomar la palabra y los políticos resignarse a su papel, pero han de hablar, hay necesidad de entendimiento y de encontrar el camino de mesura y la moderación porque es la forma de quitar las banderas a los desmesurados».

El cantautor, lamentó la situación de «incertidumbre» y de fractura que la sociedad «no se merece» y aseguró no estar sorprendido por el éxito de la manifestación de este domingo en Barcelona como tampoco por las que se realizaron en torno al 1 de octubre porque son actos cargados de «emociones». Entiende, no obstante, que entre sus participantes existen «gran cantidad de grises que son la realidad de un país» que «ni mucho menos» desea «ver polarizado».

Serrat formuló estas declaraciones tras el aluvión de críticas que recibió tras afirmar que la convocatoria del referéndum no era transparente. Frente a aquellos que le tacharon de fascista por esas aseveraciones, Sabina expresó su apoyo al cantautor durante una de sus actuaciones.

Joan Manuel Serrat recibió en el Palau de la Generalitat la Alta Distinción de la Generalitat de los Premios 9 D’Octubre, junto a la catedrática de Ética Adela Cortina y Hortensia Herrero.